Renta variable

El IBEX-35 cierra su peor semana desde marzo con pérdidas del 7,3%

El selectivo español sube un 0,2% en la sesión, hasta los 7.292,7 puntos, en una jornada de alta volatilidad

Bolsa de Madrid./ EFE

El IBEX-35 cerró la sesión con ganancias del 0,2%, hasta los 7.292,7 puntos, en una jornada de alta volatilidad. Esta subida no fue suficiente para remontar las pérdidas de esta semana, que acumularon un descenso del 7,37% después del rally vivido en las dos últimas, superior al 16%.

La incertidumbre todavía acecha en el mercado bursátil. La ansiada reapertura de la actividad conlleva un riesgo principal al que temen los inversores: una segunda oleada de contagios, el peor escenario que presentaron los bancos centrales y la OCDE para la caída de las economías.

¿Qué más leer?

La entrada de Almirall diversifica a un IBEX cargado de valores cíclicos

Algunas regiones de Estados Unidos, como TexasCalifornia o Florida ya han sufrido un rebrote. No obstante, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, aseguró que la primera potencia mundial no debería parar la economía de nuevo, incluso si hay otra oleada.

Los inversores celebraron esta decisión al otro lado del Atlántico. Wall Street, tras sufrir el peor descenso en 12 semanas en la jornada anterior, consiguió remontar y, al cierre de los mercados en Europa, su principal indicador, el Dow Jones, se anotaba alrededor de un 1,6%.

En una sesión sin datos macro relevantes, destacó la próxima entrada de Almirall en el selectivo español en sustitución de Mediaset, lo que amplía la composición del índice a otro perfil de compañías con escasa representación bursátil. 

Además, en la agenda de hoy, estas fueron las principales citas:

  • Eurozona: Eurostat publicó los datos de la producción industrial en abril, cuyo desplome fue del 17,1%, menos de lo esperado por los analistas.
  • Los Estados Unidos: Dio a conocer el indicador de confianza de la Universidad de Michigan.
  • España: El INE publicó el dato definitivo del índice de precios de consumo (IPC) de mayo.

Eurozona

La producción industrial de la eurozona sufrió un desplome histórico del 17,1% en abril -la mayor caída desde que comenzaron los registros en 1991-, cuando la pandemia de coronavirus provocó un parón en la actividad de las empresas. Aun así, esta cifra es ligeramente mejor de la que esperaban los analistas.

Estas caídas multiplican varias veces a los descensos en torno al 4% que se registraron a finales de 2008 y principios de 2009, durante la crisis financiera.

En marzo, cuando se produjo el parón de la actividad hacia la mitad del mes, este indicador ya había retrocedido un 11,3% en la eurozona y un 10,4% en la Unión Europea.

Estados Unidos

La Universidad de Michigan publicó este viernes el índice de confianza de los consumidores, que subió en junio a 78,9 puntos frente el dato del mes anterior, cuando se quedó en los 72,3 y frente los 75,0 que esperaba el mercado.

¿Qué más leer?

Wall Street remonta tras la peor caída en 12 semanas

Por su parte, el subíndice de expectativas sube a 73,1 frente a los y 65,9 de mayo y el subíndice de condiciones actuales se sitúa en 87,8, por encima de lo esperado por los analistas.

España

Los precios cayeron un 0,9% interanual en mayo, el mayor retroceso en cuatro años, por el descenso de los carburantes mientras los alimentos siguieron al alza aunque de forma más moderada, según el dato definitivo publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La evolución de los precios en mayo está dos décimas por debajo de la registrada en abril (0,7%) y sigue marcada por el impacto del coronavirus con un desplome de los carburantes, un 18,2 %, mientras que los alimentos, en especial los frescos, registraron subidas aunque a un ritmo algo menor.

El dato definitivo de mayo es una décima inferior al adelantado por el INE y supone el mayor descenso de los precios en tasa anual desde mayo de 2016.

Más allá de lo económico

En el ámbito político, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, transfirió a los gobiernos de las comunidades autónomas la responsabilidad de los problemas que los ciudadanos hayan experimentado en torno a las residencias de mayores y el cobro de los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Se trata de dos de los asuntos que más críticas han valido a Pedro Sánchez por parte de la oposición y de las propias autonomías, que insisten en que la responsabilidad última es del Ejecutivo central.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.