Economía y política

La producción industrial sufre la mayor caída desde 1975

El parón de la economía sigue pasando factura a la industria

Fábrica industrial
Fábrica industrial

La prolongación del confinamiento en abril para hacer frente a la emergencia sanitaria provocada por la pandemia sigue pasando factura a la industria. 

¿Qué más leer?

Los precios industriales caen a su nivel más bajo desde 1975

Además, en la primera semana de abril se decretó el parón de actividades esenciales, medida que se adoptó dentro del estado de alarma.

Así, la variación mensual del Índice de Producción Industrial (IPI) entre los meses de abril y marzo, eliminando los efectos estacionales y de calendario, registró una caída del 21,8%. Esta tasa es 8,6 puntos inferior a la observada en marzo.

Si se tiene en cuenta el índice corregido de efectos estacionales y de calendario presenta en abril un desplome del 33,6% respecto al mismo mes del año anterior, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta tasa es 19,9 puntos inferior a la registrada en marzo. La serie original del IPI experimenta un descenso del 33,6%. Esta tasa es 21,9 puntos inferior a la del mes de marzo. En ambos casos son las mayores bajadas de toda la serie histórica, que comenzó en 1975.

Todos los bienes caen

Todos los sectores presentan tasas mensuales negativas, destacando los descensos de bienes de consumo duradero, que registran un descenso del 51,7%, y bienes de equipo, con una caída del  39,9%. Por su parte, energía, con un descenso del 10,1% presenta la menor bajada.

La industria automovilística fue la más afectada por estas circunstancias, con un descenso de su producción del 92% respecto al mes de abril del año pasado.

La situación de confinamiento de los hogares ha provocado una fuerte reducción de la demanda de bienes personales y para el hogar.

 Debido a ello, la confección de prendas de vestir, la industria del cuero y calzado y la fabricación de muebles registran descensos en su producción superiores al 70%.

Aunque los productos alimenticios han sido los bienes que mayoritariamente han consumido los hogares durante el estado de alarma, la industria de la alimentación también ha bajado su ritmo de producción (un 7,3% en tasa anual, frente a la subida del 3,6% en marzo).

 No obstante, la producción de conservas, tanto de pescado, como de frutas y hortalizas y la fabricación de productos de molinería y de productos para la alimentación animal, han mantenido tasas anuales positivas.

La fabricación de productos farmacéuticos ha registrado la menor bajada de toda la industria, con una tasa anual del −0,4%.

Variación por Comunidades autónomas

La producción industrial disminuye respecto a abril de 2019 en todas las comunidades autónomas.

Los mayores descensos se producen en Galicia , con un descenso del 43,0%, en Aragón baja un  41,7% y Castilla y León pierde un 40,5%.

Y los menores en Región de Murcia (−15,0%), Extremadura (−23,4%) y Canarias (−24,5%).

Todos los datos a la baja

La variación mensual de la industria entre los meses de marzo y febrero, eliminando los efectos estacionales y de calendario, registró una tasa del −11,9%, lo que supone una caída de 12 puntos inferior a la registrada en febrero. Se trató del mayor descenso en 10 años.

La cifra de negocios de la industria corregida de efectos estacionales y de calendario cayó en marzo un 16,4% respecto al mismo mes del año anterior, según el INE.

Por su parte, los precios industriales bajaron en abril hasta el –8,4%, tres puntos y medio que sumar a la registrada en marzo, su nivel más bajo desde el comienzo de la serie, en enero de 1975.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses