El IBEX 35 cierra con una leve mejora tras el desplome del ómicron

La bolsa española ha dado señales de leve mejoría tras la ansiedad generada por la identificación de una nueva variante de coronavirus

La bolsa española ha dado pequeños pasos de recuperación en la sesión del lunes tras una sesión catastrófica el pasado viernes.

Son pasos cortos pero positivos, como los de un paciente en terapia de rehabilitación tras una lesión de rodilla. Después de la caída del 4,96 por ciento que le llevó a los 8.402 puntos al cierre de la semana pasada, el IBEX 35 ha puesto punto y final a la sesión del lunes con un crecimiento del 0,62 por ciento que le deja en 8455 puntos.

Publicidad

La subida del índice de referencia español ha seguido la tendencia europea de un mayor optimismo frente a la ansiedad que generó la aparición de casos de una nueva variante de coronavirus llamada ómicron, pero no ha logrado que los inversores terminen de volver decididamente al redil del sector turístico, por ejemplo.

IBEX 35 (IB)IBEX 35 (IB)

-92,20-1,09 %
8.338,10

Siguen descubriéndose casos de ómicron en Europa

Se ha frenado la hemorragia, al menos, y surgen brotes verdes como los de Wall Street ante la revelación por parte de la Organización Mundial de la Salud de que los pacientes infectados con la variante ómicron muestran, por ahora, síntomas leves de enfermedad.

El parqué español, eso sí, ha cerrado prácticamente a la vez que se confirmaba el primer caso de ómicron en España, el de un paciente en el hospital Gregorio Marañón de Madrid, una noticia que colocó inmediatamente los futuros nacionales en cifras negativas.

Publicidad

Otros países como Portugal, Reino Unido, Bélgica o Alemania ya habían detectado casos antes que España y las bolsas europeas han terminado la jornada bursátil con pequeñas ganancias, una referencia de optimismo al que podrán agarrarse las cotizadas españolas de cara a la reanudación de la compraventa en la apertura del martes.

Publicidad

El CAC francés puso fin a su día con una mejora 0,54 por ciento que le situó en 6.776 puntos, mientras que el DAX alemán terminó con 15.280 puntos tras crecer un 0,16 por ciento. En tierras británicas, mientras tanto, el FTSE 100 se aupó un 0,94 por ciento hasta los 7.109 puntos.

La confianza de los mercados en la ciencia

Gran parte de la renovada confianza de los mercados en el menor impacto de esta nueva cepa de coronavirus se ha fundamentado, como se mencionaba anteriormente, en la afirmación de la OMS de que los síntomas de enfermedad parecen ser leves.

Gran parte de la preocupación generada el pasado viernes tuvo que ve con el hecho de que esta nueva mutación del virus sorteara la protección de las vacunas, pero las compañías farmacéuticas a cargo de la producción de vacunas han salido al paso de este desasosiego para asegurar que una nueva vacuna para ómicron podría estar lista a principios de 2022.

Así lo afirmó Paul Burton, director médico de Moderna, y también la empresa BioNTech SE, responsable de la producción de Pfizer, que indicó que "están trabajando para adaptar su vacuna contra la Covid-19 [...] y espera tener una nueva versión lista en 100 días, si es necesaria".

La desconfianza en los gobiernos y las medidas de prevención

Pese a la leve recuperación de las bolsas ante estas noticias, la desconfianza de los inversores a la extensión de medidas como las tomadas por Japón o Israel de cerrar fronteras se ha traducido en un pobre desempeño para el sector turístico.

En España, pese a hacerlo de forma menos pronunciada, IAG ha seguido cayendo para cerrar con un descenso del 0,03 por ciento, una tendencia que también ha seguido Melia Hoteles con un descenso más pronunciado. La empresa hotelera ha visto su valor recortado un 1,92 por ciento y ve como su acción cae a los 5,73 euros.

Publicidad

El aspecto positivo dentro del sector lo ha dejado Amadeus, cuyos títulos han protagonizado una de las mayores escaladas del IBEX 35 con un ascenso del 2,36 por ciento.

Oriente se mueve con más precaución que Occidente

El recelo que muchos inversores han mantenido respecto a la evolución de esta nueva fase de la pandemia pese a la mejoría de las bolsas se ha podido observar, sobre todo, en los mercados asiáticos. Allí, al contrario que en Europa y en Estados Unidos, donde Wall Street abrió el lunes con todos sus indicadores en verde, hubo descensos generalizados.

El Nikkei japonés y el Hang Seng hongkonés retrocedieron al cierre de la jornada un 1,6 y un 0,9 por ciento, respectivamente, pero que en los mercados occidentales está siendo de ganancias.

Publicidad

Jeffrey Halley, analista de mercado sénior, Asia-Pacífico, OANDA, aseguró en su análisis que "la cautela de Asia es comprensible", aludiendo a los recuerdos de una ola de casos provocada por la variante a principios de año que "aún están muy presentes".

"Después de haber movido cielo y tierra en los últimos seis meses para conseguir que las tasas de vacunación en toda la región alcancen niveles impresionantes, la perspectiva de que se vuelvan inútiles y el comercio se resienta es comprensible que pese sobre el sentimiento", explicó Halley.

En portada
Publicidad
Noticias de