Wall Street da continuidad al rebote de las bolsas europeas

El IBEX 35 recupera los 8.500 puntos con la subida de IAG, Repsol y las buenas sensaciones de Wall Street

La tormenta desatada por la nueva variante ómicron el pasado viernes trajo la calma a las bolsas europeas durante la sesión del lunes, y Wall Street ha recogido el testigo del renovado optimismo bursátil dando inicio a su semana con sus tres principales índices en verde.

Menos de media hora después de que la Bolsa de Nueva York abriera sus puertas, el Dow Jones rebotaba un 0,3 por ciento hasta los 35.000 puntos tras sufrir el pasado viernes su peor jornada del año. El S&P 500, mientras tanto, crecía un 1 por ciento hasta los 4.600 puntos, a la vez que el Nasdaq ganaba un 1,5 por ciento para situarse en 15.700 puntos.

Publicidad

Los mercados estadounidenses han dado continuidad, por tanto, a una primera sesión de la semana que comenzó con cautela en Asia, donde el Nikkei y el Hang Seng retrocedieron al cierre un 1,6 y un 0,9 por ciento, respectivamente, pero que en los mercados occidentales está siendo de ganancias.

El IBEX 35 gana enteros

El IBEX 35 ha acelerado su rebote y roza los 8.500 puntos tras calmarse la ansiedad por la variante ómicron de coronavirus, que causó estragos en los activos de riesgo.

El selectivo español se anotó alzas del 1% en su apertura, la misma subida que protagonizó el Eurostoxx50, el FTSE 100 o el CAC 40, en un contexto de alta incertidumbre por la contagiosidad que pueda tener la nueva cepa del virus.

Los rendimientos de los bonos también se han movido al alza y reflejan este entorno algo menos hostil para los activos de riesgo, "Llega la calma tras la tormenta, pero queda mucho por descubrir sobre la nueva cepa, lo que hace difícil saber si será un cisne negro o una turbulencia temporal", dijo Pierre Veyret, analisa de Activtrades.

Publicidad
Publicidad

Dentro del IBEX 35, las mayores subidas han sido para IAG, que lidera los avances tras recuperar su salvavidas bursátil de los 1,6 euros. Además, Banco Sabadell capitanea la subidas de la banca española, mientras que Repsol acaricia el nivel psicológico de los 10 euros.

Síntomas leves, prime brote verde de la OMS

Tras descontar gran parte de los temores asociados a ómicron, los inversores se mostraron algo más optimistas en el arranque de la semana. Todavía faltan certezas científicas para evaluar los riesgos, pero, de entrada, la OMS dijo que los síntomas parecen ser leves.

Además, Paul Burton, director médico de Moderna, dijo que la nueva vacuna para ómicron podría estar lista a principios de 2022.

"No tenemos suficientes datos para determinar la efectividad de la vacuna contra omicron o la gravedad de la enfermedad, por lo que cualquier afirmación no se basa en pruebas", dijo Raina MacIntyre, profesora de bioseguridad global en la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sydney.

“Todo ello parece haber sido suficiente” como para que los futuros estadounidenses hayan subido con fuerza, dijo Jeffrey Halley, analista de Oanda.

Publicidad

Las bolsas, en manos de la ciencia para evaluar ómicron

En este contexto, las bolsas mundiales dependen de los científicos, quienes tratarán de evaluar la peligrosidad de ómicron. Los primeros datos se esperan en dos semanas, pero hasta entonces los inversores tendrán que estar preparados para un entorno más volátil.

"Como mínimo, la volatilidad será mayor en las próximas dos semanas", afirmó Peter Berezin, estratega global de BCA Research.

También viene por delante semanas más complicadas, con la Navidad a la vuelta de la esquina, por lo que si el panorama es incierto, muchos inversores pueden optar por primar la liquidez y acelerar la liquidación en sus carteras. Todo dependerá del dictamen científico sobre ómicron.

IBEX 35 (IB)IBEX 35 (IB)

84,901,01 %
8.511,90

Atención a la reacción de los gobiernos

Otro foco de interés serán las reacciones de los distintos gobiernos a las noticias sobre la nueva variante. De entrada, países como Japón o Israel han cerrado las fronteras, mientras que el Reino Unido exigirá un test PCR a todos los viajeros.

Lo cierto es que los gobiernos de todo el mundo están prohibiendo los viajes a Sudáfrica y los países aledaños a la espera de más claridad.

Publicidad

Además, el Reino Unido convocó una reunión urgente este lunes del G7 para discutir los riesgos de ómicron. De momento, ya se han reportado casos en Alemania, Bélgica, Italia, Dinamarca, Australia, Israel o el propio Reino Unido.

Al igual que pasó el viernes, todas las noticias que apunten hacia una mayor restricción de la movilidad para frenar a ómicron serán muy mal recibidas por las bolsas.

“No es el virus en sí lo que teme el mercado, sino las reacciones políticas al virus. Si hay nuevas restricciones o mayores restricciones a la actividad, podríamos ver algunos efectos en las próxima semanas”, dijo Brian Jacobsen, estratega de inversiones senior en Allsprings Global Investments.

El tapering, en el punto de mira

La irrupción de ómicron unió a los grandes inversores para exigir tapering y menos política improvisada.

“Lo que vimos el viernes fue exagerado sólo por la falta de liquidez", dijo Jack Ambling. A juicio de este experto, si las bolsas acaban bajando mucho, “probablemente ómicron se convierta en una oportunidad de compra".

Publicidad

Sobre los bancos centrales, Halley espera mensajes ciertamente tranquilizadores que podrían ayudar a los activos de riesgo, las materias primas y los bonos, siempre que “sean valientes”.

Si el dato de empleo que se publicará esta semana en los Estados Unidos sigue mostrando la fortaleza del mercado laboral, los inversores volverán a concentrar la atención en el tapering, la retirada de los estímulos.

Fuerte rebote del petróleo

En los otros mercados, la noticia está en el petróleo, que rebotaba con fuerza este lunes. La razón de la recuperación son los “informes que indican que los síntomas de ómicron son leves”, dijo Halley.

La OPEP+ ha señalado en repetidas ocasiones que el resurgimiento del virus es una de las razones por las que se han mostrado cautelosos a la hora de elevar la producción.

En este contexto, los analistas creen que los países productores de crudo tienen la excusa perfecta para mostrarse muy pausados con el incremento de la producción en diciembre, a la espera de que haya una mayor claridad con el virus.

¿Qué esperar del mercado?

Con todo, la sensación entre los expertos es que en las próximas sesiones hay que esperar más volatilidad y mucha cautela entre los inversores.

"En un contexto marcado por el aumento de contagios y nuevas variantes, no se pueden descartar correcciones adicionales en las bolsas", apuntaron en Renta 4 Banco.

El riesgo en este caso es que los políticos, como han venido haciendo desde el comienzo de la pandemia, opten por “curarse en salud” y decidan poner la venda antes de que se produzca la herida, dijeron los analistas de Link Securities.

En todo caso, en Renta 4 Banco creen que en el buen fondo del mercado, por lo que, "asumiendo un impacto limitado de las nuevas variantes", sugieren aprovechar las caídas para incrementar posiciones.

En portada
Publicidad
Noticias de