Musk reniega de ser jefe de Tesla y las acciones sufren

El dueño de Tesla aseguró que “odia” dirigir la compañía. La cotización pierde un 4 por ciento en dos sesiones

“Más bien lo odio y preferiría dedicar mi tiempo al diseño y la ingeniería, que es lo que me gusta hacer”. Son palabras de Elon Musk, dueño de Tesla, refiriéndose a su posición en el fabricante de coches eléctricos durante su comparecencia por la compra de Solarcity.

El empresario sudafricano tuvo que ajustar cuentas ante los tribunales de Delaware, en los Estados Unidos, por la adquisición en 2016 de Solarcity, una empresa fundada por sus primos Lyndon y Peter Rive.

Así, Musk aseguró que no le gusta ser “jefe de nada”, según recoge ahora el Wall Street Journal. Tras su cita en los juzgados, las acciones del fabricante de vehículos eléctricos registraron fuertes caídas en la bolsa de Nueva York.

TESLA MOTORS (TSLA)TESLA MOTORS (TSLA)

31,914,52 %
737,12

Tesla pierde un 4 por ciento

El martes, en la sesión posterior a su comparecencia, las acciones de Tesla cayeron un 2,5 por ciento. El miércoles, continuaron con pérdidas superiores al 2 por ciento.

Un episodio más del influjo que tiene el empresario en la visión del mercado sobre la compañía.

Publicidad

En lo que llevamos de año, tras meses en los que el foco de Musk estaba en SpaceX -la compañía con la que planea viajar al espacio- y en el bitcoin, la cotización de Tesla ha retrocedido más de un 10 por ciento tras revalorizarse a tres dígitos el pasado ejercicio.

Publicidad

No solo influye la visión del empresario, aunque sus más de 58 millones de seguidores en Twitter, su red social de mayor actividad, siguen de cerca sus intervenciones. Algo que se traslada a los parqués.

El poder de un tuit

En mayo del año pasado, Musk publicó un tuit en el que aseguraba que las acciones de Tesla estaban muy caras. En aquella sesión, el fabricante cayó un 10 por ciento en Wall Street.

El mismo porcentaje que se dejaron en febrero de este año tanto Tesla como el bitcoin, la criptomoneda que permite utilizar la compañía para la adquisición de vehículos, después de que Musk afirmase que los precios “están demasiado altos”.

Si bien se puede considerar al magnate como uno de los responsables de que el bitcoin alcanzara máximos históricos en la misma fecha, a comienzos de junio la criptomoneda volvió a perder un 7 por ciento de su valor en una sola jornada por las dudas que comenzaba a mostrar Musk en torno a su uso.

Varapalo a la gigafactoría de Tesla

En las caídas de Tesla de esta semana también influyen los retrasos que presentará la compañía en la construcción de la gigafactoría que construye a las afueras de Berlín, en Alemania.

El responsable de Economía de la región, Jörg Steinbach, aseguró esta semana en una entrevista que la apertura de la fábrica podría dilatarse hasta diciembre, lo que supondría esperar tres meses más frente a los cálculos iniciales.

Publicidad

Los problemas de seguridad presentados en algunos de los modelos de Tesla, la pujanza de rivales directos como la china Nio o una corrección del precio desde los máximos históricos de las primeras semanas del año también estarían detrás del bajo rendimiento que presentan las acciones en el año.

Musk se enfrentaría a una multa de 2.000 millones

Al dueño de Tesla, que controlaba una participación en Solarcity del 22 por ciento -la misma que manejaba en el fabricante de coches eléctricos- le acusan los propios accionistas de Solarcity de participar en un rescate encubierto y lucrarse en el camino.

Un conflicto de intereses que Musk negó ante los tribunales. “Como se trataba de una transacción de acciones por acciones, y poseía casi el mismo porcentaje, no hubo ganancia financiera alguna”, dijo.

Publicidad

De perder el caso Solarcity, Musk tendría que hacer frente a una millonaria multa de 2.600 millones de dólares, el mismo montante que dio hace cinco años cuando la compañía se encontraba al borde de la quiebra.

Aseguró, además, que Tesla, a la postre el vehículo de la operación, se “moriría” si no estuviera él al frente. Las pérdidas de esta semana ante lo que muchos inversores entendieron como el principio del adiós al frente de la cúpula de la compañía lo constatan.

Solo este jueves, las acciones comenzaron a remontar en Wall Street y muestran un ligero avance por debajo del 1 por ciento.

En portada
Publicidad
Noticias de