Elon Musk vende la mitad de las acciones de Tesla que prometió en un tuit

Elon Musk vende el equivalente a 1.000M$ en acciones de Tesla. Es la mitad del volumen prometido en un órdago en Twitter

Elon Musk continua con el ritmo de venta de acciones iniciado el pasado septiembre. Esta semana volvió a ejercer su derecho adquirido en 2012 sobre opciones de Tesla a 6,24 dólares (5,5 euros), a la vez que se desprendía de 1.000 millones de dólares en acciones, que le dejan en el ecuador de su promesa tuitera de deshacerse del 10 por ciento de sus títulos de Tesla.

Nuevos documentados registrados ante el regulador de los mercados estadounidenses, SEC, el martes 23 de noviembre muestran cambios de manos de títulos en poder de Musk, que se deshizo de 2,15 millones de acciones a través de las citadas opciones, y se desprendió de alrededor de 934.000 a precios en torno a los 1.100 dólares.

Publicidad

Con este nuevo canje, el fundador de Tesla ha vendido algo más de 9 millones de acciones desde que lanzara su famoso órdago en Twitter. Lo que Musk nunca mencionó, claro, es que fuera a vender esos títulos sin asegurarse unos nuevos.

Un movimiento que se repetirá hasta finales de año

El precio de 6,24 dólares al que el CEO de la compañía de vehículos eléctricos compró sus opciones implica que pagó en torno a 13,4 millones de dólares por unos títulos que ahora estarían valorados en su conjunto en unos 2.300 millones de dólares.

Musk, no obstante, tiene que pagar impuestos sobre la diferencia entre el precio de la opción y el "precio justo" de las acciones sobre la base de su cotización de mercado en el momento de la ejecución de derechos, y este tributo puede llegar a ser de hasta el 50 por ciento del beneficio, sumando los impuestos federales de Estados Unidos y los estatales de California.

El empresario tiene que recurrir, por tanto, a la venta de acciones para hacer frente a ese pago, como los propios documentos indican al señalar que "las ventas de capital se hicieron exclusivamente para satisfacer las obligaciones fiscales de la persona que ejercita sus opciones".

Publicidad
Publicidad

TESLA MOTORS (TSLA)TESLA MOTORS (TSLA)

40,204,68 %
900,09

El jefe de Tesla ha expresado en repetidas ocasiones su malestar ante la obligación de tributar a la hora de vender acciones, el único momento en que lo hace, según sus propias palabras, ya que "no tiene un sueldo o recibe bonus de ninguna parte".

La venta de acciones por parte de Musk, por tanto, seguirá repitiéndose hasta finales de agosto, momento en que termina su derecho sobre las opciones que recibió en 2012 como pago por su desempeño al frente de Tesla, y que previsiblemente ejecutará al 100 por cien.

En este escenario y a este ritmo, el directivo puede llegar a cumplir su promesa de vender el 10 por ciento de sus acciones en los próximos meses, pero no verá afectado su porcentaje de participación en la compañía de vehículos eléctricos, al compensar las ventas con nuevas acciones.

El mercado se acostumbra a los vaivenes de Elon Musk

El intervencionismo de Elon Musk en la cotización de su empresa produjo fuertes caídas tras la encuesta del estadounidense en redes sociales, pero el mercado parece haberse acostumbrado a los vaivenes del mandatario y las acciones de Tesla han recuperado parte de su fuerza.

Desde el 6 de noviembre, fecha del infame tweet, la caída en el precio de las acciones ha sido del 9,27 por ciento, pero desde unos mínimos de 989 dólares alcanzados el 15 de noviembre, la subida hasta los 1.156 dólares con los que cerró la sesión del martes es del 7,2 por ciento.

Publicidad

Tesla, mientras tanto, ha acelerado en la construcción de su gigafactoría de 1.000 millones de dólares en Texas, y prevé abrir sus puertas en 2022, en un movimiento que se espera que lleve las cotas de producción de vehículos eléctricos a márgenes mucho más elevados que las poco más de 230.000 unidades por trimestre fabricadas ahora.

Si esta subida en la producción se materializa, los inversores más alcistas asignan precios objetivos de hasta 1.200 dólares a las acciones, una cifra que sin duda atraerá a los minoristas, pero que implicaría una mayor carga impositiva para Musk en su hoja de ruta de compraventa de activos.

En portada
Publicidad
Noticias de