Pharmamar y Grifols afilan su potencial bursátil

Las farmacéuticas son el peor sector del IBEX 35 en lo que va de trimestre, pero en el caso de Pharmamar y Grifols el consenso espera que sean capaces de recuperar un 50 por ciento en un año

Pharmamar y Almirall caen más de un 20 por ciento en el IBEX 35 en lo que va de cuarto trimestre y Grifols pierde más de un 15 por ciento en el mismo periodo. Estos descensos colocan al sector farmacéutico como el que peor rendimiento ofrece desde octubre en el principal indicador de la Bolsa española. 

Además, en los casos de Grifols y Pharmamar, estas pérdidas se traducen en que son el tercer peor valor del selectivo en lo que va de año, con una caída de más del 25 por ciento, y el quinto, con un retroceso próximo al 20 por ciento, respectivamente. 

Publicidad

Pese a ello, el consenso del mercado estima que ambas compañías cuentan con capacidad para recuperar, como mínimo, la mitad de su valor de cara a los próximos 12 meses.

Pharmamar necesita más noticias del Zepzelca 

Pharmamar cotiza por debajo de los 60 euros y su actual racha bajista le acerca hacia los 55 euros, pero el precio objetivo promedio del consenso es de 91,04 euros por lo que arroja un potencial de revalorización a un año superior al 55 por ciento

Pharmamar está falta de catalizadores que puedan aupar al valor pues su fármaco estrella, el Zepzelca, se encuentra en diferentes fases de estudio para lograr la aprobación definitiva de comercialización en los Estados Unidos. Esto abriría la puerta a lograr el mismo hito en Europa. 

Publicidad

El fármaco ya se vende en los Estados Unidos bajo la autorización de venta de emergencia y en la Unión Europea gracias a la fórmula de uso compasivo.

Publicidad

Tras los datos de venta del tercer trimestre en los Estados Unidos los expertos mantienen la confianza en el producto y en la biofarmacéutica

Barclays señaló en un reciente informe que las perspectivas de crecimiento de Zepzelca están “intactas” con un recorrido del 10 por ciento anual, pero ante la falta de noticias, que pueden no lleguen hasta 2022, la mayoría de analistas que siguen a Pharmamar prefieren “mantener” las posiciones en cartera hasta nuevos acontecimientos.

Grifols sigue presionada por la deuda 

Mientras que Pharmamar necesita al Zepzelca para recuperar la mitad de lo perdido, una vez que el Aplidin contra el coronavirus queda fuera de los catalizadores del mercado, Grifols debe ofrecer una estrategia clara con la deuda para lograr el potencial que le está otorgando el consenso del mercado

La penitencia bursátil de Grifols está ligada a los problemas de su deuda más allá de que el mercado está a la espera de comprobar si los niveles de recuperación de las donaciones de plasma se recuperan al ritmo anunciado por la farmacéutica. 

El fondo soberano de Singapur ha inyectado 884 millones de euros para convertirse en inversor estratégico de Biomat USA, una filial de Grifols, y esta usará el importe para reducir el apalancamiento, pero no es suficiente para las agencias de ratings que siguen rebajando sus perspectivas

Publicidad

Sin embargo, los analistas fundamentales sí creen en la capacidad de crecimiento de Grifols tanto en Europa como en los Estados Unidos y con el valor cotizando sobre los 17,5 euros fijan un precio objetivo promedio de 26,92 euros. Dicho valor se traduce en un potencial de cara a un superior al 50 por ciento y la mayoría de los expertos, el 63,6 por ciento del consenso, recomienda “comprar” acciones.

El potencial de Almirall es del 35 por ciento 

Almirall pagó la caída de márgenes reflejada en sus resultados hasta septiembre y el deterioro en ventas de algunos de sus fármacos clave con el recorte de precios de media docena de entidades de inversión

Las rebajas han supuesto que el potencial de revalorización de Almirall baje hasta el 35 por ciento en base a un precio objetivo promedio de 14,43 euros y una cotización actual sobre los 10,5 euros. Pero los analistas también son conscientes de la mejora de previsiones de la empresa. 

Por ello, no registra ninguna recomendación de “vender” y la mayoría son de “comprar”, 54,3 por ciento. Los títulos de Almirall, pese al mal cuarto trimestre, se mueven planos en lo que va de año.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de