IBEX 35. Los antiguos ‘blue chips’, a precios de derribo

Los antiguos grandes valores como Telefónica, Santander o el BBVA pierden su dominio en el selectivo y cotizan con fuertes descuentos

Hubo un tiempo en el que Telefónica, el Santander y el BBVA reinaban con suficiencia en el IBEX 35. Nadie discutía su liderazgo, eran los ‘blue chips’ de la bolsa española. Ninguno de los tres ocupa ahora mismo los dos primeros puestos del selectivo por capitalización bursátil.

Esos lugares de honor son para Inditex e Iberdrola, que tienen un valor de 68.000 y 65.630 millones respectivamente. Sacan tres cuerpos de distancia al banco cántabro, que ocupa la tercera posición con una capitalización de 27.320 millones, pero sigue atascado en mínimos de dos décadas.

De hecho, Cellnex (26.240 millones) le pelea con insistencia la medalla de bronce a la entidad que preside Ana Botín, y a juzgar por el escaso entusiasmo que despertaron entre los inversores los resultados presentados esta semana, podría ser cuestión de días que se la robe.

Expulsados de la élite europea

Mucho más abajo quedan otros antiguos gigantes del selectivo, como es el caso de Telefónica (15.820 millones de euros en capitalización) o el BBVA (15.780 millones). A principios de septiembre, ambos fueron expulsados del Eurostoxx50. Imposible batirse el cobre con la élite europea enarbolando estos números.

Compañías como Endesa (24.110 millonesI, Amadeus (19.180 millones), Aena (17.150 millones), Siemens Gamesa (16.640 millones) o Naturgy (15.900 millones), les han adelantado por la derecha.

Por supuesto, el duro castigo encajado por el sector bancario tras el estallido de la pandemia tiene mucho que ver con esta evolución de los ‘blue chips’.

Demasiados bancos

Especialmente en un índice tan bancarizado como el IBEX 35. Recesión, morosidad y bajos tipos de interés son ingredientes que mezclan muy mal para los bancos.

Publicidad
Publicidad

También para grandes telecos como Telefónica. Se esperaba mucho del sector con el auge del teletrabajo pero el negocio, aunque mejora, todavía no es lo que era antes de la crisis.

Y siempre pueden llegar sorpresas, como las que se vieron ayer en Argentina, donde el grupo anotó 785 millones en provisiones que se comieron el beneficio trimestral.

Publicidad

El problema no es solo que los antiguos ‘blue chips’ han perdido lustre. Es que cotizan a precios derribo, según la información que se desprende la ratio PER.

El PER Best como medida de la oportunidad

Este cociente mide la relación entre el precio de cotización y los beneficios. Los inversores lo suelen emplear para hacer comparaciones y detectar oportunidades. Cuanto más bajo sea el PER, más barata está la compañía.

Esta ratio se puede construir de diferentes formas. Una de ellas consiste en considerar la mejor estimación posible de beneficios en el denominador, dando por sentado que el numerado nunca cambia, al ser el precio de mercado.

Se obtiene así el PER Best, la mejor estimación posible de lo barata que está en una compañía en relación con el mejor beneficio esperado. Si el mercado está ofreciendo gangas, esta debería ser una de las variables para detectarlas.

Publicidad

Según los datos de Bloomberg, las menores ratios PER Best se dan precisamente en los antiguos ‘blue chips’. Así, Telefónica tiene una ratio de 6,66 veces, mientras que la del BBVA es de 6,95 veces, por las 7,06 veces del Santander. Solo Mapfre los supera a todos con 6,07 veces.

Esta ratio contrasta notablemente con las 443 veces que muestra el PER de Cellnex, las 88 veces de Ferrovial o las 67 veces de Solaria. Son compañías que brillan en bolsa pero ya están demasiado caras. Todo lo contrario que los antiguos ‘blue chips’ del selectivo.

En portada

Noticias de