Renta variable

Coronavirus. La bolsa premia las investigaciones de Pharmamar, Grifols y Oryzon

Estas compañías gozan en bolsa del favor de los inversores, que esperan que puedan rentabilizar sus hallazgos contra el Covid-19.

Siguen los avances con las vacunas contra el Covid-19

El coronavirus se ha convertido en una oportunidad para las farmacéuticas. Tres empresas del sector en España han logrado avances en tratamientos contra el coronavirus, lo que ha despertado interés no solo de la sociedad sino también, y especialmente, de los mercados. Grifols, Pharmamar y Orizon han gozado en bolsa del favor de los inversores, que esperan que puedan rentabilizar tan importante hallazgo, si terminan por alcanzarlo. Pero algunos analistas advierten del riesgo de volatilidad si, finalmente, fracasan en sus proyectos.

Hace una semana Oryzon se disparó en una sola sesión el 17,36%, mientras que este lunes Pharmamar creció el 14,20%. Ambas compañías marcaron máximos anuales después de que la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps) autorizara la prueba de sus fármacos en pacientes. Lo mismo ocurrió el 21 de abril con Grifols cuando la empresa anunció que el plasma hiperinmune contra el Covid-19 en el que trabaja actualmente estará disponible en julio: se revalorizó el 6,06%.

¿Qué más leer?

Grifols. Tres razones por las que el coronavirus es una oportunidad

Los expertos señalan que no se trata de una batalla en la que compitan las tres compañías. Principalmente, porque cada una tiene un objeto de estudio distinto y sus fármacos van destinados a momentos diferentes de la enfermedad. Pero también porque no parten del mismo punto, ni las mismas condiciones y, sobre todo, no tienen las mismas capacidades.

Por ello, recomiendan que los inversores no se fijen en si parece que el valor va a ser el primero en dar un resultado, sino que para invertir tengan en cuenta una visión global de la empresa. “Lo metemos todo en el mismo saco, pero si nos fijamos en la parte de negocio, son líneas de investigación totalmente distintas, con requisitos financieros dispares y con posibles ventas e ingresos también muy alejados”, señala Gonzalo Lardiés, gestor de renta en Andbank.

Grifols, el valor con más fuerza

En este sentido Grifols es una de las compañías más fuertes, tanto por su tamaño y sus posibilidades de investigación como por la fabricación de tests. La empresa que dirige Víctor Grifols se dedica a obtener plasma de pacientes curados para producir inmunoglobulinas hiperinmunes anti Covid-19. Para ello, el grupo invirtió 60,2 millones de euros en sus instalaciones productivas y anunció que ampliaría su laboratorio en Clayton (Carolina del Norte, Estados Unidos).

¿Qué más leer?

Grifols sortea la pandemia y confirma un plasma anti Covid-19 para mediados de julio

Además, es uno de los valores que mayor fuerza presentan dentro del mercado español. “Desde junio de 2019 no solo lo hace mejor que el IBEX 35, sino que también tiene un comportamiento relativamente mejor que el S&P 500”, explica Sergio Ávila, analista de IG Markets.

“No perdió el soporte importante de los 21,33 euros en las caídas por lo que mantiene intacta su estructura alcista de largo plazo. A corto plazo puede que tenga alguna corrección, sobre todo, después de la fuerte recuperación que ha tenido”, añade este experto.

Pharmamar desata la fiebre inversora

Pharmamar ha sido la gran protagonista de esta semana. Esta empresa biotecnológica parece estar en racha. Primero anunció un beneficio neto de 70,6 millones de euros en el primer trimestre del año -frente a las pérdidas de 10,4 millones del mismo periodo del año anterior- cuando todavía no ha comenzado la comercialización de Aplidin, su fármaco estrella para combatir el coronavirus.

El Aplidin está compuesto de plitidepsina, una molécula que bloquea las proteínas que utiliza el virus para reproducirse. Este martes la compañía anunció, por fin, que este medicamento será evaluado en 27 pacientes de tres hospitales de la Comunidad de Madrid a los que se les aplicarán diferentes dosis para medir la eficacia.

¿Qué más leer?

Oryzon marca máximos por su medicamento contra el Covid-19

“Las noticias que deriven de su resultado pueden generar alta volatilidad en el valor”, advierte Ávila. Y es que se trata de una empresa sujeta a los resultados de sus ensayos y muy sensible a las mismas. “Es solo apto para aquellos inversores que puedan reaccionar muy rápido en ambas direcciones”, apunta Josep Codina, analista de la revista INVERSIÓN y Finanzas.com.

Para Lardiés las perspectivas de esta empresa son optimistas. “Lleva muchísimos años trabajando y ha sacado varios medicamentos para el tratamiento de cáncer”, explica. Además, la agencia de rating Axexor elevó recientemente su calificación crediticia a largo plazo de 'B+' a 'BB-' con perspectiva positiva.

Esta mejora se debe, entre otras cuestiones, a que, en enero, Pharmamar inyectó 180 millones de euros tras hacerse efectivo el acuerdo de licencia en exclusiva suscrito con Jazz Pharmaceuticals para la comercialización de lurbinectedina en Estados Unidos.

También, en los últimos meses firmó un pacto con Valeo Pharma para la comercialización del compuesto antitumoral de origen marino Yondelis (trabectedina) en Canadá. De los 24,8 millones de ingresos por ventas en el primer trimestre, 20,7 millones corresponden a las ventas netas de este medicamento.

"Las acciones consiguieron superar la resistencia de largo plazo que tenía en los 4,25 euros, lo que activa un gran objetivo alcista hacia niveles de 7,60 euros"

La presentación de resultados sorprendió muy positivamente a los inversores. “Las acciones consiguieron superar la resistencia de largo plazo que tenía en los 4,25 euros, lo que activa un gran objetivo alcista hacia niveles de 7,60 euros. Lo más probable es que continúe su subida”, señala Ávila, pero dependerá de los resultados de Aplidin.

Los estrategas de Bankinter recomiendan la compra de títulos y valoran positivamente la posibilidad de que la compañía logre una autorización de comercialización en Europa. Por el momento solo puede hacerlo en Australia ya que, en 2016, Aplidin recibió un informe desfavorable para tratar el mieloma múltiple.

El presidente de la farmacéutica española, Jose María Fernández Sousa, ve ahora una fortaleza en aquella debilidad. A consecuencia de esta negativa de hace cuatro años, el stock de Aplidin es elevado y posibilita emplear el fármaco de inmediato de manera masiva en pacientes si obtiene la autorización de comercialización, algo que la compañía opina que podría lograrse en dos o tres meses.

Esta empresa gallega se ha revalorizado más de un 100% en siete semanas y en la actualidad tiene un valor de 1.200 millones de euros. En cambio, Oryzon tiene un capital de alrededor de 200 millones.

Oryzon rompe la directriz bajista

Oryzon es un que durante mucho tiempo ha presentado debilidad relativa frente al mercado, pero desde la semana pasada ya presenta una mayor fortaleza incluso que el S&P 500. “Está rompiendo al alza la directriz bajista que tenía desde julio de 2018, por lo que es muy probable que hayamos ya visto los mínimos en el valor y, ahora, la resistencia más importante se encuentra en los 5,20 euros”, asevera Ávila.

Se trata de una empresa biofarmacéutica cuyos estudios originales son para la epigenética. Pero esta vez, modificó su línea para investigar el compuesto Vafidemstat, que intenta disminuir las interleuquinas y las citoquinas que forman parte de la cascada inflamatoria que es típica del Covid-19 y está destinado a pacientes con graves deficiencias respiratorias.

"Su cotización se mueve mucho con las expectativas de que pueda conseguir éxito en sus investigaciones"

La compañía que dirige Carlos Buesa no se dedica a la venta, sino únicamente a la investigación. “Puede aspirar a que una de las moléculas que investiga la compre una gran empresa y entonces es cuando, de alguna manera, dará el pelotazo”, asegura Tomás Merina, analista de mercados. “Su cotización se mueve mucho con las expectativas de que pueda conseguir éxito en sus investigaciones”, añade.

Respecto a la capacidad de la empresa para incrementar sus recursos económicos y personales para esta tarea Buesa declara que la compañía tiene “flexibilidad, capacidad organizativa, materiales y recursos humanos para escalar si se arrojan resultados preliminares positivos”.

¿Qué más leer?

Coronavirus. Pharmamar recibe autorización para ensayar en humanos el Aplidin

Desde 2016 se encuentra cotizando en un claro rango lateral de largo plazo y en la actualidad aumentan las probabilidades de seguir viendo aumentos en sus precios. No obstante, Merina advierte de que su cotización es bolsa “es un continuo sube y baja”. “Sube solo con las expectativas de que determinadas moléculas vayan desarrollándose, consiguiendo éxito parcial que indica posibilidad de éxito final, pero en realidad no tiene ventas”, asevera este experto.

Lardiés señala que, por sus características, este biofarmacéutica está muy alejada de Grifols o Pharmamar. “En cuanto a medios, tanto financieros como humanos, por sus circunstancias la más fuerte es Grifols”, explica el gestor de renta. “A mitad camino estaría Pharmamar, pero aquí todas están en el juego y no se puede descartar a nadie -continúa- pero a la que más lejos veo es a Oryzon, es una compañía pequeña y muy focalizada en sus moléculas y en el campo de la genética”, concluye.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses