Renta variable

La guerra comercial pone en peligro la recuperación del petróleo

Los expertos señalan que la volatilidad está todavía presente y que las amenazas de Donald Trump podrían perjudicar la demanda

EE.UU. permite a Huawei trabajar con empresas estadounidenses para el desarrollo de las redes 5G

El mercado del petróleo empezó a dar señales de vida a principios de mayo, pero la racha alcista está en peligro. Los recortes en la producción frenaron la caída libre de los precios después de haber llegado a cotizar en negativo en abril por la falta de espacio a nivel mundial para el almacenaje.

Y cuando por fin parece que este mercado ve la luz al final del túnel, surge una nueva preocupación: la guerra comercial.

¿Qué más leer?

El petróleo y el Covid-19 tumban la economía de Arabia Saudí

Donald Trump señaló a China como la culpable de la propagación del coronavirus y le amenazaró con nuevos aranceles y restricciones comerciales. Las nuevas disputas entre Estados Unidos y el gigante asiático impactaron en los mercados mundiales -el IBEX 35 perdió el 3,6% este lunes-, pero los expertos señalan que también puede perjudicar negativamente a la recuperación del crudo.

“La guerra comercial es ya el enésimo elemento que hace que la tormenta perfecta que se ha dado en el petróleo dificulte mucho su recuperación en el corto plazo”, señaló Aitor Méndez, analista de IG, en el encuentro online ‘¿Qué pasa con el mercado del petróleo?’, organizado por IG España.

Las amenazas de Trump produjeron una caída del barril para entrega en junio de alrededor de un 6,5% este lunes, hasta los 18,5 dólares, aunque se recuperó y subió hasta los 20 dólares. 

¿Qué más leer?

La nueva guerra del petróleo pasa por el almacenamiento marítimo

No obstante, los expertos señalan que la volatilidad todavía está presente y que la demanda se encuentra totalmente deprimida.  “Si a esto le añadimos una guerra comercial, se reducen las perspectivas de demanda, pues estamos en una situación que juega en contra del precio”, indicó Méndez.

Para Diego Morín, analista de mercados en IG, la situación actual se debe “al parche que fue el acuerdo en enero”. “Nadie se lo terminó creyendo -indicó- al final es una lucha de poder prácticamente entre China y Estados Unidos.

Tras casi 18 meses de guerra comercial y la consiguiente escalada de aranceles, Trump anunció el cierre de la primera fase de un pacto con China a principios de año que incluía la retirada parcial de aranceles y el aumento de las compras chinas de productos estadounidenses.

¿Qué más leer?

El IBEX 35 cae con fuerza por la tensión comercial entre EE.UU. y China

En aquel momento Trump aseguró que las negociaciones sobre la fase dos del acuerdo comenzarían de forma inmediata. “Mejor no esperar hasta las elecciones de 2020”, apuntó. Pero en realidad se trataba de una estrategia.  

“Trump usa la guerra comercial para tapar los datos del coronavirus de cara a la reelección”, afirmó Morín. “Aprieta a China para subir el ego de los estadounidenses”, añadió.

El fracking americano tiembla

Morín insiste en que el objetivo que persigue el presidente de Estados Unidos es aliviar al fracking americano. “Las empresas de fracking tienen un endeudamiento de casi el 99%, pero de momento se están salvando gracias a las inyecciones de liquidez”, afirmó este experto.

Desde que estalló la guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia, las empresas de fracking americano entraron en zona de peligro.

Un precio del barril inferior a los 40 dólares es una llamada a la bancarrota por el fuerte endeudamiento que presentan estas empresas. De hecho, hace unas semanas Whiting Petroleum se declaró en proceso de quiebra.

Para proteger a estas compañías el presidente ya amenazó a golpe de arancel: imponiendo tributos al crudo extranjero, algo que, por el momento, no ha llevado a cabo.

 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.