Renta variable

¿Está justificada la euforia de las bolsas mundiales?

Los inversores están comprando indiscriminadamente, en especial lo que ha quedado descolgado, al descontar el mercado una rápida recuperación.

Los inversores están comprando indiscriminadamente, en especial lo que ha quedado descolgado, al descontar el mercado una rápida recuperación

El rally alcista que firmaron las bolsas mundiales en las últimas sesiones refleja las firmes expectativas de recuperación que planean sobre el mercado.

Una oleada de optimismo que casi roza la euforia y la recuperación del apetito por el riesgo, son los causantes de esta avalancha compradora que se toma un respiro en la sesión de este jueves, a la espera del Banco Central Europeo.

El IBEX 35 superó la dura resistencia que tenía en los 7.400 puntos, y si logra mantener los avances, su próximo objetivo serán los 8.000 puntos. Ha habido ganancias en diez de las últimas once sesiones.

La escalada es todavía más impresionante en Wall Street, donde el Nasdaq se anota en el año una subida en torno al 8% y recupera prácticamente niveles previos a la crisis.

Incluso en Japón, el PER al que cotiza el índice Topix, que ronda las 16 veces, marca su mayor brecha desde 2013 respecto al S&P500.

Este descuento muestra lo barato que está el mercado nipón y ofrece argumentos a los inversores para dirigir sus capitales hacia la bolsa japonesa.

La cuestión es si toda esta corriente de optimismo está justificada, o si por el contrario, las bolsas han ido demasiado lejos con el rally.

Recuperación en ‘V’

Uno de los gurús más seguidos del mercado, Mark Mobius, ve claramente una recuperación en ‘V’, más rápida y amplia de lo esperado, un debate que vuele a estar sobre la mesa y espolea a las bolsas. Además, también ha espoleado al euro/dólar.

De hecho, esta recuperación es más que evidente en los PMI de algunos países, como España o Alemania. Pero es evidente que esto iba a pasar tras el confinamiento de abril.

¿Qué más leer?

El peor mayo para el empleo deja a 6 millones pendientes de una prestación

Por eso mismo, no hay que confundir que se esté formando ya la “V” en los PMIS con la “V” del crecimiento económico, que “se empezará a formar en el tercer trimestre del año”, dice el analista financiero Juan Ignacio Crespo.

Aún así, los inversores se empeñan en ver el vaso medio lleno, y como explican en Bankinter, “se está volviendo a comprar casi indiscriminadamente, buscando aquello que se ha quedado descolgado”.

Rotación sectorial

Pero esta rotación sectorial tiene mucho componente de ‘FOMO’ (fear of missing out), el miedo a perderse el rally que están sintiendo muchos inversores. Y como poco es un factor impulsivo que no hay que perder de vista.

Si las condiciones económicas y sanitarias permiten recuperar la confianza y volver a la normalidad, es posible que “las principales economías mundiales se recuperen antes de lo previsto, por lo que las bolsas habrían acertado al descontar este escenario”, dice Juan José Fernández Figarés, director de análisis de Link Securities.

Ahora bien, habrá que esperar a que los indicadores adelantados y los datos macro de junio y julio confirmen este escenario. Y por supuesto, que el virus se mantenga bajo control y no haya rebrotes.

Hasta entonces, y con permiso de cualquier imprevisto, como una escalada de las tensiones en la guerra comercial, el tono en los mercados de valores seguirá siendo positivo, sin descartar pequeñas correcciones puntuales”, dice Fernández-Figarés.

Motivos para la cautela

Sin embargo, los problemas siguen ahí y aunque al mercado solo le importa la reapertura, las grandes economías van directas hacia la mayor recesión en décadas, con unos niveles de paro astronómicos.

¿Qué más leer?

Las expectativas de recuperación ponen en órbita al euro/dólar

Desde los mínimos de marzo, el S&P500 rebota casi el 40%, esto en un trimestre en el que se espera que los beneficios de las empresas se desplomen el 44%. Así que hay cosas que no terminan de cuadrar.

Los inversores lo han fiado todo a  los programas de estímulo fiscal y a la acción decidida de los bancos centrales pero está por ver que el consumo, la inversión y el empleo se revitalicen con la intensidad que están descontando las bolsas.

En este contexto, Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4 Banco,  considera que sería razonable y bueno que el mercado “se tomase un respiro, teniendo en cuenta que sólo está recogiendo las buenas noticias pero ninguno de los riesgos que siguen existiendo”.

Entre estos riesgo, explica esta experta, aún no está claro si la desescalada será exitosa, además de que el distanciamiento social dificultará la recuperación, especialmente en el sector servicios.

Y tampoco hay que olvidar los riesgos geopolíticos, como las crecientes tensiones entre Estados Unidos o China, o las protestas en Estados Unidos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.