Economía y política

Japón anuncia el mayor paquete de estímulo de su historia

Destinará 989.000 millones de dólares a rescatar la economía. Mañana se declarará el estado de emergencia en Tokio

Varios viandantes pasan frente a una pantalla con información bursátil, en Tokio
Varios viandantes pasan frente a una pantalla con información bursátil, en Tokio

El primer ministro japonés Shinzo Abe ha anunciado un paquete de estímulo de 108 billones de yenes (unos 989.000 millones de dólares), el más grande de la historia de Japón, para rescatar la economía afectada por el coronavirus con Tokio y otros seis centros económicos que serán declarados mañana en estado de emergencia.

El paquete, equivalente a aproximadamente el 20% de la producción económica de la nación, incluirá donaciones en efectivo por valor de 6 billones de yenes para hogares y pequeñas empresas afectadas por el virus y ofrece a las empresas aplazamientos de impuestos y costos de servicios sociales por valor de 26 billones de yenes, dijo Abe.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, dijo que propondrá declarar un estado de emergencia de un mes en siete prefecturas, incluidas Tokio y Osaka, después de un nuevo aumento de los casos de coronavirus en algunas de las ciudades más grandes del país.

La declaración, que también incluirá las prefecturas de Kanagawa, Saitama, Chiba, Hyogo y Fukuoka, se llevará a cabo mañana, dijo Abe en Tokio. La medida entrega poderes a los gobiernos locales para tratar de contener la propagación del virus que causa el Covid-19, incluso instando a los ciudadanos a quedarse en casa.

El transporte público continuará operando, dijo Abe, y agregó que la declaración no conducirá al tipo de bloqueo que se observa en algunos países en el extranjero. A diferencia de España, donde los ciudadanos pueden ser multados por abandonar sus hogares si una causa justificada, en Japón no contemplan esas sanciones.

Dos fases

El gran paquete de estímulo se pondrá en marcha en dos fases. La primera apunta a detener la pérdida de empleos y las bancarrotas, mientras que una segunda ronda de ayuda, después de contener el virus, intentará apoyar una recuperación económica en forma de V, según un documento gubernamental al que ha tenido acceso Bloomberg.

Los economistas ven una profunda recesión japonesa en el futuro, con mercados de exportación paralizados, los Juegos Olímpicos de verano aplazados hasta 2021 y la capital del país en estado de emergencia.

Según el documento, Japón planea distribuir 300.000 yenes a hogares de bajos ingresos que han perdido su paga debido al virus. Los hogares con niños también recibirán ayuda.

Para las empresas, las medidas ofrecen ayudas mayores para las que mantengan a los trabajadores en la nómina. Las empresas afectadas por el virus podrán diferir los ingresos y los pagos de impuestos regionales durante un año. 

Por ahora, las cifras de empleo japonesas se han mantenido. La tasa de desempleo del país se mantuvo en 2.4% en febrero, pero  es un espejismo en relación a las datos que se conocerán a partir de ahora.

El paquete de estímulo también incluye un plan para asegurar suficientes medicamentos contra la gripe Avigan.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses