Economía y política

El peor mayo para el empleo deja a 6 millones pendientes de una prestación

El paro sube en mayo en 26.573 profesionales: supone un crecimiento del 25% anual. Prácticamente 800.000 españoles más que en abril cobran una prestación

El desempleo es una de las grandes consecuencias de la crisis del Covid-19
El desempleo es una de las grandes consecuencias de la crisis del Covid-19

¿Qué más leer?

La tasa de desempleo escalará al 14,2% tras tres trimestres a la baja

La crisis económica provocada por el coronavirus gira una nueva factura al empleo. Así, el paro subió en 26.573 personas en España en mayo respecto al mes anterior, con un ritmo de crecimiento del 0,69%. 

Es el peor mayo de la serie histórica. Es un mes durante el que, habitualmente, se generan nuevos contratos por la activación de la temporada turística.

Tras los nuevos datos, el paro en España asciende a 3.857.776 personas. En tasa interanual se dispara el 25,3%: lleva dos meses con crecimientos por encima del 20%.

En el último trimestre móvil engrosó en más de 611.000 personas. Si se tiene en cuenta la cifra de datos desestacionalizados, el incremento fue de 803.000 personas.  

En mayo creció la afiliación en todos los regímenes de la Seguridad Social, con la excepción del carbón

Aún así, hay una magnitud que revela el golpe que ha supuesto la hibernación de la economía en el mercado laboral.

En mayo, la cifra total de prestaciones abonadas por parte del Servicio Púbico de Empleo Estatal (SEPE) asciende a 5.988.572, de las que 791.921 son nuevas.

El total incluye las prestaciones por desempleo y los afectados por un ERTE, entre los que se cuentan los que regresaron total o parcialmente a la actividad durante mayo. El importe total abonado asciende a 5.121 millones de euros.

En cuanto a los ERTE, una figura que surgió con la reforma laboral y que ha sido aceptada por Estado y empresarios como medida para evitar un desempleo aún mayor, siguen creciendo. Ya hay 3.748.009 prestaciones entre el 16 de marzo y el 31 de mayo, que están abonadas.

El paro en mayo del 2020.
El paro en mayo del 2020

En abril la caída de afiliados fue de 49.074, mientras que en marzo se rozó el millón. En concreto, se perdieron 833.979 puestos de trabajo.

Por su parte, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en mayo en 18.556.129 personas, lo que representa un aumento de 97.462 cotizantes respecto a la media de abril (el 0,53% más). En el mes anterior, la caída fue del 2,88%. Es decir, 548.093 ocupados menos con respecto a la media de marzo.

El régimen de autónomos contó con 3.220.907 afiliados de media, tras un aumento del 0,3%

En mayo, el número medio de afiliados registró un aumento de 97.462 ocupados con respecto a la media de abril (0,53%).

Supone el primer aumento intermensual desde el impacto de la pandemia. En marzo se registró un retroceso de 238.801 personas afiliadas y en abril, de 548.093. En mayo de 2019 se incorporaron 211.752 ocupados.

En términos desestacionalizados, la pérdida mensual media de profesionales ocupados es de 71.000. Este dato contrasta con el registrado en abril, cuando se perdían en el mes 691.053.

La construcción dispara la afiliación

En mayo creció la afiliación en todos los regímenes de la Seguridad Social, con la excepción del carbón. El régimen general, cuya tasa aumentó de media respecto a abril el 0,45%, registró un incremento de 62.843 afiliados hasta los 15.272.073.

La ocupación entre los trabajadores del régimen general en su conjunto se incrementa en 87.181, el 0,57%.

Por sectores, en el régimen general, destaca el crecimiento en la construcción, con 52.890 afiliados más (lo que supone una subida del 7,06% intermensual; en la agricultura, con 3.358 más (el 4,73%), y en la hostelería, con 28.251 afiliados más (el 2,56%).

El régimen de autónomos contó con 3.220.907 afiliados de media, tras un aumento de 9.640 (0,30%), y el régimen del mar registró 61.944 ocupados, 661 más que en abril (1,08%). Finalmente, el carbón se situó en 1.205 afiliados medios (-20).

Aumenta el paro femenino y disminuye masculino

El empleo femenino está siendo perjudicado. En mayo subió en 39.878 trabajadoras, por encima de los 2,1 millones de trabajadoras, lo que supone un incremento del 1,85%, mientras que el masculino se redujo en 13.305 trabajadores, el 0,79% menos, hasta los 1.666.098 personas.

La razón hay que encontrarla en los sectores más afectados. En mayo, el paro registrado respecto a abril desciende en la construcción, en 23.717 personas (-6,89%), y en la industria con 262 personas paradas menos (-0.08%).

El paro registrado sube, sobre todo, en el sector servicios con 40.784 demandantes más (1,50%), en agricultura sube en 710 trabajadores (0,43%) y, por último, en el colectivo sin empleo anterior, se incrementa en 9.058 personas (3,30%).

La salida de la crisis sanitaria y la entrada en fases se nota en la evolución del paro por comunidades autónomas. Así baja en Andalucía, Castilla-La Mancha  y Extremadura, pero sube en Cataluña y Madrid.

Contratos

El número total de contratos registrados durante mayo ha sido de 850.617, el 26,3% más que en abril, mes desde el que la contratación comienza a experimentar una cierta evolución positiva. De ellos, 76.692 fueron contrataciones indefinidas y 773.925 contratos temporales.

Los contratos indefinidos de mayo se dividen, en cuanto a la duración de la jornada, en 45.648 a tiempo completo y 31.044 a tiempo parcial.  Los primeros han tenido una bajada, respecto a mayo de 2019, de 60.954 (-57,18%) y los segundos se han reducido en 46.515 (-59,97%).

Los hombres firman el 63,5% de los contratos (539.781) frente a los 310.836 que firman las mujeres y que suponen 36,5% del total. El 34,2% de los contratos de mujeres son de jornada a tiempo parcial.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses