Renta fija

Dalio. “Los inversores deben estar locos si compran ahora bonos del Tesoro”

El fundador del fondo Bridgewater, Ray Dalio, considera que los inversores tendrían que estar locos si compran bonos del Tesoro en medio de las gigantescas emisiones de dinero por parte de los bancos centrales

Los activos bajo gestión del Bridgewater Associates de Ray Dalio sufrieron una caída del 15% durante marzo y abril
Los activos bajo gestión del Bridgewater Associates de Ray Dalio sufrieron una caída del 15% durante marzo y abril

El inversor y fundador del fondo Bridgewater Associates, Ray Dalio, afirmó que los inversores deben estar locos si quisieran comprar ahora bonos del Tesoro, debido a la gigantesca emisión de dinero por parte de los bancos centrales para rescatar la economía global.

No es la primera vez que Dalio carga contra las políticas monetarias ultra expansivas y la paradoja del dinero gratis. “El mundo se ha vuelto loco”, llegó a afirmar el creador del mayor ‘hedge fund’ del mundo poco antes de que estallara la crisis del coronavirus.

Pero ahora, en plena pandemia y con los bancos centrales poniendo toda la carne en el asador, Dalio se ve reforzado en sus argumentos y encuentra justificado cargar de nuevo contra la abundancia de liquidez.

"Este período, como sucedió entre 1930 y 1945, es un período en el que creo que sería una locura tener bonos", dijo Dalio en la transmisión por Internet de Bloomberg Invest Talks.

Tasas negativas

"Si tienes un bono que no te da interés, o una tasa de interés negativa, y al mismo tiempo se está emitiendo mucha moneda, ¿para qué quieres tener se bono?", reflexionó Dalio.

¿Qué más leer?

Dalio lo ve claro: "El coronavirus se ha exagerado y el impacto será corto"

Lo cierto es que los bancos centrales mundiales no tienen muchas alternativas. Su misión consiste en evitar que la recesión global que provocará el coronavirus se convierta en una depresión.

Sin ir más lejos, el balance de la Reserva Federal se disparó casi un 50% desde finales de febrero, hasta alcanzar la cifra récord de 6 billones de dólares. Y puede haber más billones en el camino en más gasto y estímulos contando con Estados Unidos, Europa y Asia.

Evitar el colapso

Puede que a Dalio no le gusten los bonos del Tesoro, pero aún así, el financiero cree que los gobiernos deben emplear toda la munición que puedan reunir para compensar el colapso de los ingresos y gastos resultantes de la pandemia.

Y es que Dalio no mide esta crisis como una cuestión del tiempo en el que se tardará en superar sino por el dinero que consumirá, 20 billones de dólares, según sus cálculos, para tapar los agujeros de la economía global.

A diferencia de lo que sucedió en la crisis de 2008, cuando el Gobierno tuvo que decidir si rescatar a los bancos y ayudar a los propietarios de las viviendas, las cosas son ahora diferentes.

Pero según Dalio, el esfuerzo que toca hacer ahora es mayor. La prueba es que la Fed no solo ha comenzado a comprar por primera vez bonos basura. Además, el Gobierno está inyectando dinero en las cuentas corrientes de los ciudadanos que perdieron sus empleos.

¿Qué más leer?

El fondo de Ray Dalio se desploma un 20% este año

Las recesiones de esta magnitud son tan dramáticas que inevitablemente producen un "nuevo orden mundial", con una distribución muy desigual de ganadores y perdedores, incluso en las clases de activos, dijo Dalio. Citó el oro y ciertas acciones, especialmente las de compañías con balances sólidos, como algunos de los "beneficiarios".

Las pérdidas de su fondo estrella

El emblemático fondo de cobertura Pure Alpha II de Dalio terminó el primer trimestre con una caída de alrededor del 20%, golpeado por las ventas que comenzaron a finales de febrero.

Según explicó Dalio a mediado de marzo, la pandemia golpeó a Bridgewater en el "peor momento posible" porque sus carteras estaban orientadas para beneficiarse de unos mercados boyantes.

En enero, Dalio había instado a los inversores a dejar lado la liquidez y beneficiarse de los mercados fuertes: "El efectivo es basura", dijo en una entrevista.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.