Economía y política

La FED y la acción de los bancos centrales no tranquiliza. El mercado se fija en China

La FED baja tipos y los bancos centrales llevan acciones coordinadas. Pero el pesa el desplome de la producción industrial china

Jerome Powell, presidente de la Fed. ARCHIVO

La Reserva Federal recortó los tipos de interés por segunda vez en menos de un mes para hacer frente a la crisis económica que provocará la pandemia de coronavirus.

Esta medida se tomó un domingo y a dos días de que comience la reunión mensual y está en línea con lo exigido por el presidente estadounidense. 

El banco central americano lidera, de esta manera, la lucha contra las consecuencias económicas provocadas por el brote y rebajó el precio del dinero hasta dejarlos en el 0%-0,25% desde el 1%-1,25%.

Pero su presidente, Jerome Powell, advirtió que estas medidas no son suficientes si no vienen acompañadas de "unas respuestas fiscales".

El actual nivel no se veía desde la crisis crisis financiera de 2008 y señaló que "ciertamente, podría haber necesidad de estímulo fiscal, que se debate en el Congreso. Esto es un problema multifacético y requiere respuestas de diferentes partes del gobierno", agregó.

A pesar de que es la segunda vez que realiza un recorte sorpresa (la primera vez fue en marzo) Powell descartó por el momento la posibilidad de que la Fed adopte tipos de interés negativos, como han hecho otros bancos centrales.

"No vemos que los tipos de interés negativos sean una respuesta apropiada aquí en EEUU", indicó.

"Ciertamente, podría haber necesidad de eso (estímulo fiscal) (...) Esto es un problema multifacético y requiere respuestas de diferentes partes del gobierno", agregó.

¿Qué más leer?

El BCE decepciona y hunde más al mercado

Powell, sin embargo, descartó por el momento la posibilidad de que la Fed adopte tipos de interés negativos, como han hecho otros bancos centrales.

"No vemos que los tipos de interés negativos sean una respuesta apropiada aquí en EEUU", indicó.

Además de este recorte de tipos, la FED ha aprobado una inyección de capital de 700.000 millones de dólares.

Esta medida se une  a una acción coordinada con los bancos centrales de Canadá, Inglaterra, Japón, Suiza y el Banco Central Europeo (BCE), para canalizar mayor liquidez al mercado a través de líneas de intercambio del dólares. 

Trump contento, pero...

Poco después de conocerse la decisión el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, manifestó su aprobación con la medida y señaló que "los mercados reaccionarían bien" al recorte.

Sin embargo, no ha sido así. Las bolsas han abierto con fuertes pérdidas. Tampoco ha sentado bien en los mercados internacionales, donde Asia ha cerrado con pérdidas.

El problema es que hay mucha incertidumbre sobre cuánto puede durar el brote y sobre la efectividad de las medidas adoptadas por los países para contenterlo.

Las dos principales economías de Europa, Francia y Alemania, están paralizadas. España, que se había convertido en la locomotora europea liderando el crecimiento puede entrar en negativo o registrar un crecimiento 0%.

También ha pesado el dato de la producción industrial de China, que a pesar de las medidas expansivas que tomó el país para limitar al máximo sus consecuencias registra un descenso del 13,5%, internual en febrero, el mayor en 30 años.

Los analistas habían esperado un crecimiento mínimo del 1,5%.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses