Banco Santander: el mercado ve a su acción por encima de los 4€

Dentro de la gran banca europea, Banco Santander presenta las mayores expectativas de revalorización. El mercado lo ve por encima de los 6€

Aunque la gran banca europea, con Banco Santander a la cabeza, no refleja aún en sus cotizaciones la próxima subida de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE), este incremento terminará impactando positivamente en el precio de sus acciones.

Según el consenso de Bloomberg, cuando se produzca el endurecimiento de la política monetaria, las acciones de los grandes bancos europeos se anotarán alzas que serán de media un 28 por ciento.

Publicidad

Y esto, permitirá borrar de un plumazo pérdidas en las que llevan instaladas desde la invasión rusa en Ucrania.

Dentro de los mayores bancos europeos por capitalización, Banco Santander es el que presenta un mayor potencial de revalorización.

En concreto, la entidad que preside Ana Botín se anota una revalorización negativa de casi el 4 por ciento en lo que va de año.

Los analistas consideran que sus acciones se han visto lastradas por la situación en Brasil, un país que ya ha entrado en estanflación. Y, añaden que, aunque la subida de tipos está siendo generalizada en todo el mundo, no afecta por igual a todas las regiones.

Publicidad
Publicidad

A pesar de ello, Banco Santander presenta un potencial de revalorización del 32 por ciento, lo que llevaría a su acción a situarse por encima de los 4 euros.

Caídas de doble dígito y potencial de retorno del 28 por ciento

BNP Paribas, el mayor banco europeo por capitalización, presenta una situación parecida. La entidad arrancó el año con subidas, lo que le llevó a marcar máximos en los 66 euros en febrero de este año.

Sin embargo, a partir de esa fecha, las acciones han caído sin descanso, hasta perder un 18 por ciento. Por el lado positivo, el consenso de Bloomberg confía en un potencial de retorno para el valor del 28 por ciento.

Mismo comportamiento lo llevan tanto Societé Generale como Credit Agricole. Ambas entidades cotizan con números rojos en torno al 20 por ciento, pero presentan un potencial de retorno de alrededor del 30 por ciento.

Deutsche Bank e ING tampoco logran escapar a las caídas, pero estas se verían compensadas por una fuerte expectativa de revalorización en los doce próximos meses.

Publicidad

Miedo a la recesión

A finales de 2021 y principios de 2022 el mercado apostaba por el sector bancario, tras más de una década penalizado en bolsa por la política expansiva de los bancos centrales y la crisis financiera.

Si bien, con el cambio que se tendría que dar este año (con alza de tipos), la banca europea empezó a entrar en las apuestas de los analistas y a anotarse fuertes revalorizaciones, hasta marcar máximos el 10 de febrero.

Pero ¿cuáles han sido los motivos para que la banca europea haya borrado estas subidas?

El sector financiero no contaba que Rusia invadiera Ucrania y esta acción ha conllevado una serie de sanciones. La banca europea cayó en un primer momento porque se esperaba impactos en materias primas, según JP Morgan.

Publicidad

A ello hay que añadir la exposición neta a los bancos rusos, que se acerca a los 70.000 millones.

Y después están los efectos indirectos en la economía. El primero de ello ha sido una inflación todavía más alta. Los precios en la eurozona ha marcado un 8,1 por ciento.

Como consecuencia de ello, los bancos centrales deberán actual de forma más agresiva (ya se habla de tres subidas de tipos por parte del BCE, la primera en julio mismo).

El problema es que un endurecimiento más rápido de las políticas monetarias puede conducir a la recesión, aunque  Richard Woolnough, gestor del fondo M&G (Lux) Optimal Income, no cree que finalmente se produzca ya que deberían darse tres elementos.

“En primer lugar, la inversión de la curva de rendimientos, en segundo lugar, es necesario un mercado inmobiliario tensionado que confirme que es cierto que los bancos centrales se adelantan a los acontecimientos y en tercer lugar, tradicionalmente en las economías desarrolladas, hace falta un shock energético para deprimir el consumo “, explica el experto.

Publicidad

Lo que sí está claro es que estamos ante una ralentización económica, pero habrá crecimiento suficiente para que los bancos reflejen la subida de tipos.

Los bancos británicos no son la excepción

Los bancos británicos no son la excepción. El hecho de que el Banco de Inglaterra fuera el primer banco central de occidente en subir tipos se reflejó en sus cotizaciones, marcando máximos en febrero.

Pero el miedo a la recesión también les ha pasado factura con una caída en el caso de Barclays del 11 por ciento, pero un potencial de retorno de casi el 38 por ciento.

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de