Siemens Gamesa se perfila como polo de atracción de bajistas

La presión sobre Siemens Gamesa se redobla con la aparición en corto del fondo de cobertura AQR Capital

Siemens Gamesa vive atrapada en una tormenta bursátil que provocó tanto la incapacidad de la compañía para subirse a la ola de las energías renovables tras la invasión de Ucrania, como la disolución del efecto Macron sobre sus acciones tras la victoria del candidato francés a las elecciones presidenciales.

Y en medio de este estado convaleciente de su cotización, la empresa fabricante de turbinas eólicas vio como, la semana pasada, un fondo de cobertura norteamericano aparecía repentinamente en su capital social con una posición corta del 0,5 por ciento.

Publicidad

La firma estadounidense dirigida por Cliff Asness, AQR Capital Management, cumplió con las obligaciones estipuladas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores y notificó el pasado 6 de mayo de su presencia en corto sobre un 0,5 por ciento del capital total de Siemens Gamesa.

Una irrupción bajista que marca la única posición corta sobre la cotizada del IBEX 35 que es superior a este umbral del 0,5 por ciento obligado a publicación por parte del regulador español, pero que no es la única apuesta contra la compañía por parte de hedge funds ávidos de rentabilizar su mal momento.

SIEMENS GAM (SGRE)SIEMENS GAM (SGRE)

0,191,12 %
16,75

Un viejo conocido del IBEX 35 busca una nueva presa

AQR Capital es un viejo conocido del IBEX 35 que anteriormente atacó con fuerza a blue chips como Banco Santander o Iberdrola, pero hasta ahora no había fijado su atención en Siemens Gamesa.

De acuerdo a los registros de la CNMV, la compañía de energías renovables fue víctima en estos últimos años de posiciones cortas superiores al 0,2 por ciento por parte de fondos y bancos como Blackrock, JP Morgan o, más recientemente, un fondo de pensiones de Canadá que fue el último en reducir sus posiciones cortas por debajo del umbral de relevancia a efectos de notificación, el del 0,5 por ciento.

Publicidad
Publicidad

El fondo de Cliff Asness, sin embargo, optó la semana pasada por irrumpir de golpe en este agregado histórico de bajistas en el currículo de la compañía, haciéndose con un total de 3,41 millones de acciones en corto sobre Siemens Gamesa, que atesoran un valor total de mercado de 44,5 millones de euros.

Siemens Gamesa sigue marcando nuevos mínimos

Las acciones de Siemens Gamesa cerraron la jornada del 5 de mayo, anterior a la prominente entrada en corto de AQR Capital, con una cotización de 14 euros que suponía su marca mínima del año 2022 hasta ese momento.

Ese mismo día, la empresa hispanoalemana había presentado unas cuentas de su segundo trimestre fiscal del año que confirmaron su sangría financiera. Registró pérdidas de 377 millones de euros entre enero y marzo, que incrementaban hasta los 780 millones de euros al ampliar la mira a todo el semestre del año fiscal 2022 de la empresa.

Unas cantidades preocupantes si se tiene en cuenta que, en todo el año 2021, la compañía perdió 627 millones de euros, y que propiciaron que la cotización de Siemens Gamesa bajara hasta un 8,41 por ciento durante esa misma sesión.

El desplome de la cotizada del IBEX 35, sin embargo, no se detuvo ahí. Desde el 6 de mayo hasta el mediodía del 10 de mayo, su valor se recortó hasta un 7,6 por ciento más, marcando este martes un nuevo mínimo de 12,9 euros que no se vislumbraba en la gráfica de Siemens Gamesa desde mayo de 2020.

Cuando parecía que los títulos de Siemens Gamesa no podían bajar más, AQR Capital apostó por una continuación de su mal momento y, de momento, está sacando partido a su decisión.

Publicidad

Las perspectivas a corto plazo pesan mucho en el rendimiento de la empresa

El mal momento que atraviesa Siemens Gamesa, que deja como resultado la aparición de bajistas como AQR Capital, se constata también en la profunda división de opiniones existente entre los expertos encargados de monitorizar el rendimiento de la empresa.

Mientras firmas como Bernstein o Deutsche Bank mantienen la confianza en la empresa, ya sea por la convicción de que jugará un papel fundamental en el desarrollo de las energías eólicas offshore a medio plazo, o porque una opa de su matriz pueda elevar el precio de sus acciones, otras optan por recortar drásticamente los precios objetivos sobre sus títulos.

Es el caso de JP Morgan, que recientemente rebajó su precio objetivo estimado para los mismos desde los 18 euros hasta los 15,70 euros, y que en su último informe apunta que una de las claves sobre esta decisión es la mala perspectiva de la empresa ya no solo en 2022, sino también en 2023.

"La debilidad de los pedidos onshore reduce las expectativas de ingresos para 2023, en nuestra opinión. Siemens Gamesa ya no habla de un margen del 8-10 por ciento a medio plazo - que creemos que también podría estar en revisión- y, en su lugar, aboga por una 'expansión del margen' a medio plazo", detallaba el informe de JP Morgan.

Para la entidad financiera, por tanto, el punto de inflexión en la división onshore de Siemens Gamesa no se producirá antes del año fiscal 2026 "debido a que los vientos en contra de las materias primas durarán más tiempo y los retrasos en el desarrollo de su plataforma 5X provocarán un aumento de los costes".

Publicidad

El offshore, que JP Morgan define como el vertical principal de mayor crecimiento para Siemens Gamesa, mientras tanto, no alcanzará este punto de equilibrio hasta 2023-2024, de acuerdo al informe de la entidad financiera.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de