Los problemas propios descuelgan a Siemens Gamesa del tirón bursátil

Siemens Gamesa corta su crecimiento bursátil tras alcanzar el techo marcado por los analistas. Se descuelga del tirón de las renovables

Los desafíos internos que enturbian las perspectivas de futuro de Siemens Gamesa están provocando que la cotizada del IBEX 35 no termine de capitalizar el impulso bursátil recibido por las compañías de energías renovables desde el inicio de la guerra en Ucrania.

La compañía productora de turbinas eólicas caía un 3,7 por ciento durante la mañana del miércoles, rebajando el precio de sus acciones hasta los 18,9 euros, después de haber superado los 20 euros en la apertura.

Publicidad

Una bajada que desluce la subida del 16,4 por ciento desde los 15,4 euros lograda por Siemens Gamesa desde que las tropas invasoras entraron en Ucrania el 24 de febrero, provocando que el mercado mirara a las energías renovables como clara alternativa para reducir la dependencia energética de Rusia.

Estos vientos favorables para compañías como la española, sin embargo, no han terminado de concretarse ante la falta de confianza en que la empresa con sede en Zamudio sea capaz de resolver sus problemas estructurales.

Y un ejemplo de ello es que los analistas coinciden con los inversores en que estos 20 euros alcanzados en la apertura del miércoles, antes de que la compañía comenzara su desplome intradía, marcan el techo bursátil de Siemens Gamesa.

Publicidad

SIEMENS GAM (SGRE)SIEMENS GAM (SGRE)

0,020,08 %
17,94

El precio objetivo de Siemens Gamesa

El precio objetivo de Siemens Gamesa ha ido rebajando su valoración de forma progresiva desde los 30 euros que conseguía recoger del consenso de analistas el pasado mes de julio.

La empresa de energías renovables recorrió el camino desde verano hasta hoy día envuelta en polémicas que fueron minando la confianza del mercado en su futuro, y esta incertidumbre se pronunció aún más después de que la empresa confirmara en enero sus problemas financieros con el tercer profit warning en un año.

Publicidad

La publicación de esta nueva revisión a la baja de las previsiones financieras de la compañía llevaron al consenso de analistas a reducir el valor objetivo de los títulos de Siemens Gamesa desde los 22 euros que marcaba a principios de 2022 hasta los 19,98 euros que promediaba a fecha del 9 de marzo.

El problema, sin embargo, es que con el estallido de la guerra y la consecuente subida bursátil del sector de las renovables, los analistas no han variado su posición respecto a la productora de energía eólica.

Este precio objetivo de 19 euros se mantiene invariable desde principios de febrero, y la compañía ha sumado una recomendación de venta más por parte de un analista del consenso, el del banco de inversión británico HSBC.

Un grupo de expertos dividido

HSBC cambió el 1 de marzo su recomendación neutral sobre Siemens Gamesa por una de venta, recortando el precio objetivo de la compañía de 17 a 15 euros.

Este cambio de postura por parte de la entidad británica supuso que la compañía española pasara a contar con 8 recomendaciones negativas por parte de analistas, que competían con 9 recomendaciones neutrales y 9 de compra sobre sus títulos.

Publicidad

El consenso de expertos, por tanto, se divide entre quienes ven una oportunidad de que Siemens Gamesa logre capear el temporal que ha azotado su seno durante el último año gracias a un mayor control por parte de su empresa matriz, Siemens Energy, y quienes opinan que estas dificultades pueden prolongarse en el tiempo y empañar su desempeño bursátil.

Esta división de opiniones, además, ha alcanzado también a la matriz alemana, Siemens Energy, que la semana pasada vio como aparecía la primera posición corta en su capital, la del fondo Sandbar Asset Management LLP, que informó de una posición corta neta en Siemens Energy de 3.63 millones de acciones, o el 0,5 por ciento del total del grupo alemán.

La oportunidad en el horizonte de Siemens Gamesa

Siemens Gamesa contará con una gran oportunidad para esclarecer su futuro en la Junta General Ordinaria de Accionistas que se celebrará el 24 de marzo de 2022 en Bilbao.

Allí, se espera que el nuevo CEO de la empresa, Jochen Eickholt, ofrezca más datos a los inversores sobre su visión de futuro para la compañía, puesto que al margen de una introducción por videollamada con sus trabajadores, el mandatario alemán no ha ofrecido más pistas sobre cómo piensa solucionar los problemas de una empresa que algunas fuentes internas han apuntado que necesita mirar al offshore para reanimar su desempeño.

Publicidad

Con ello, el nuevo CEO intentará también despejar las dudas del mercado.

En portada
Publicidad
Noticias de