La apuesta de Deutsche Bank por la opa de Siemens Gamesa

La confianza de Deutsche Bank en el lanzamiento de una opa sobre Siemens Gamesa se reflejó en sus inversiones sobre la compañía española

La opa sobre Siemens Gamesa que su matriz, Siemens Energy, confirmó el pasado fin de semana, llevaba tiempo sonando con fuerza en el mercado como una posibilidad inminente para el futuro de la cotizada del IBEX 35.

En ese ciclo de opiniones, rumores y especulaciones de los últimos meses, algunas instituciones, como Deutsche Bank, abogaron con más fuerza por la materialización de esta adquisición. Y a la vez que llevaba a cabo ese empuje, el banco alemán actuó de forma consecuente con sus intereses sobre la empresa española.

Publicidad

De acuerdo a los datos de titularidad sobre el capital social de Siemens Gamesa proporcionados por Bloomberg, Deutsche Bank redujo en 388.146 acciones su posición en el accionariado de la compañía durante los dos últimos trimestres de 2021, llevando a cabo estas ventas de títulos con un precio medio ponderado por volumen de 23,94 euros durante el tercer trimestre, y de 21,22 euros durante el cuarto trimestre.

Tras estas salidas, la entidad financiera cerró el año 2021 controlando 784.132 acciones, pero en los tres primeros meses de 2022, aumentó esa posición hasta los 2.156.602 títulos de la empresa, después de comprar más de 1,3 millones de acciones a un precio medio de 17,94 euros.

Una cifra de compra media que quedaba prácticamente a la par de los 18,05 euros por acción que Siemens Energy ofrece ahora para hacerse con el 33 por ciento que no controla de Siemens Gamesa.

Una postura coherente a lo largo del tiempo

Cuando Siemens Gamesa emitió en enero su tercer profit warning en un año, Deutsche Bank ya apostó por una adquisición por parte de Siemens Energy que ayudara a corregir el rumbo de la compañía.

"Una fusión completa entre Siemens Energy y Siemens Gamesa y la consiguiente simplificación de la estructura del grupo y de los procesos de toma de decisiones tendría sentido, pero el calendario para ello sigue sin estar claro", detallaban los analistas del banco, al calor de la última revisión de guías que llevó a cabo la empresa española.

Publicidad

La entidad germana, que en ese momento ya se había deshecho de una gran cantidad de acciones del fabricante de turbinas, mantuvo esta postura durante unos meses posteriores en los que Siemens Gamesa cambió de CEO, acumuló críticas por parte de entidades financieras, y pasó por constantes altibajos en los que se mezclaron tanto la ilusión del mercado ante las energías renovables, como la incapacidad de la empresa para capitalizar estas ganancias.

Publicidad

Durante todo ese tiempo y desde octubre de 2021, Deutsche Bank mantuvo un precio objetivo sobre las acciones de Siemens Gamesa que fue variando entre los 21 y los 20 euros.

Un precio objetivo que expresaba la confianza mantenida en la empresa española, a pesar de todo, y que además coincidía con la prima que parte del mercado fijaba para Siemens Gamesa, antes de que su cotización se desplomara hasta mínimos de los últimos dos años.

El largo declive de Siemens Gamesa no asustó al banco

De junio a finales de diciembre de 2021, época en que Deutsche Bank se deshizo de más de 300.000 acciones de la empresa, Siemens Gamesa perdió cerca de un 20 por ciento en su cotización.

De enero de 2022 hasta la semana del 17 de mayo en que se desveló el interés de Siemens Energy en lanzar una opa sobre su subsidiaria, sin embargo, la cotización de la empresa española bajó hasta un 40 por ciento.

Publicidad

Deutsche Bank, por tanto, se deshizo de una cantidad significativa de títulos de Siemens Gamesa durante un último semestre de 2021 en los que la compañía perdió fuelle, pero no tanto como en los tres primeros meses de 2022. Margen que el banco aprovechó para recuperarse de sus pérdidas, volviendo a comprar más de un millón de acciones de la compañía.

La entidad financiera, además, realizó una compra adicional de hasta 4.798 acciones de Siemens Gamesa durante el segundo trimestre de 2022, que de acuerdo a los datos de Bloomberg se efectuó a un precio medio de 15,96 euros.

De acuerdo a esos datos, por tanto, Deutsche Bank habría gastado unos 24,69 millones de euros en sus últimas compra de activos de Siemens Gamesa, y ahora ve como los mismos pueden valer 24,85 millones si la opa se materializa en 18,05 euros.

Publicidad

Unas ganancias de alrededor de 160.000 euros que, si bien pueden no compensar las pérdidas acumuladas por el banco en los últimos años de participación en Siemens Gamesa, sin duda premian la coherencia de la entidad con su postura sobre el camino que debía seguir para corregir su rumbo.

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de