Accionistas desconfían del nuevo CEO como solución a Siemens Gamesa

El nombramiento de Jochen Eickholt como nuevo CEO de Siemens Gamesa sigue sin despejar las dudas sobre el futuro de la compañía

Siemens Gamesa cuenta con un nuevo CEO desde el pasado 2 de febrero, pero el nombramiento del alemán Jochen Eickholt sigue sin despejar las dudas sobre el futuro de la empresa de energías renovables.

Las acciones de Siemens Gamesa cerraron la jornada del miércoles con una subida del 3,8 por ciento que dejó su precio en los 16,92 euros. Una recuperación que, pese a ser significativa, se enmarca dentro de la oscilación que ha vivido la cotización de la compañía después de que esta confirmara sus malos resultados y las sirenas de opa por parte de Siemens Energy comenzaran a sonar cada más fuerte.

Publicidad

La posibilidad de que la matriz alemana se haga con el porcentaje que no controla de la compañía española ha sido el sustento del precio de los títulos de Siemens Gamesa durante las últimas semanas, pero, ante la sucesión de movimientos desconcertantes por parte de la cotizada nacional, esta opción se está convirtiendo en la única vía de escape que contempla el mercado para que el rumbo de Siemens Gamesa llegue a corregirse.

El momento del anuncio de Siemens Gamesa fue inesperado

"En menos de cinco años, Siemens Gamesa ha tenido cuatro consejeros delegados, cuatro directores financieros y varios otros cambios en la dirección ejecutiva y en el consejo de administración", enumera JP Morgan en su último informe sobre la compañía.

"Por lo tanto, nos sorprende el momento del cambio de dirección, ya que pensábamos que Siemens Gamesa había alcanzado por fin cierta estabilidad en el equipo directivo, y que las recientes advertencias estaban motivadas por los vientos en contra del sector", añade.

El banco estadounidense justifica este punto de vista señalando que la "bien gestionada" Vestas también emitió dos profit warnings consecutivos debido a los retos a los que ha tenido que hacer frente el sector eólico durante la pandemia. Además, achaca los problemas que ha tenido el equipo directivo recientemente destituido de Siemens Gamesa a "la herencia de sus predecesores".

Publicidad
Publicidad

En ese marco, la entidad financiera destaca que el nuevo CEO, Jochen Eickholt, "cuenta con una sólida trayectoria en la reconversión de negocios dentro de Siemens".

En opinión del banco, no obstante, "no hay una solución rápida para cambiar el negocio onshore de Siemens Gamesa, donde esperamos que la demanda se vea presionada por el viento en contra de la inflación y el riesgo competitivo de una energía solar más barata, así como de los fabricantes de equipos eólicos chinos".

Tras este análisis que tituló como un "regreso al futuro", JP Morgan bajó su precio objetivo para Siemens Gamesa de los 22 a los 18,5 euros, pese a mantener su postura neutral respecto a los títulos.

Una neutralidad que sí abandonó Morgan Stanley, reduciendo el pasado 4 de febrero el precio objetivo de 22,5 euros para los títulos de Siemens Gamesa hasta los 16 euros, y pasando a recomendar la venta de los mismos a sus inversores.

Compra o venta total de Siemens Gamesa

En este contexto, una de las pocas entidades que mantiene su confianza en la evolución de Siemens Gamesa es Deutsche Bank, entidad que ha abogado reiteradamente por una opa de exclusión proveniente de Siemens Energy que supondría una prima del 30 por ciento para sus inversores, y que ha ratificado su apuesta por ese escenario como "la opción más probable".

"Durante demasiado tiempo, los problemas de Siemens Gamesa han eclipsado el fuerte progreso observado en el resto de la cartera de Siemens Energy", explican desde Deutsche Bank.

Publicidad

"En nuestra opinión, deberían aplicarse en breve algunos cambios radicales en la estructura del grupo para cristalizar mejor el valor de los activos de Siemens Energy y resolver el enigma de su valoración", agregan.

Agarrándose a esta premia, el banco alemán estima un potencial de subida del 40 al 50 por ciento para Siemens Energy en dos escenarios: una compra de los minoritarios de Siemens Gamesa, o una redistribución completa de la empresa entre los accionistas de la matriz.

Una compra tendría más sentido para Siemens Energy

"La compra de los minoritarios de Siemens Gamesa es la opción más probable", afirman desde Deutsche Bank. "La dirección de Siemens Energy ha indicado anteriormente que el negocio eólico es el núcleo de su estrategia, y también consideraban que su participación heredada del 67 por ciento en Gamesa era una cantidad extraña, por lo que con el tiempo pasarían al 100 por cien o al 50,1 por ciento".

La entidad financiera argumentaba, por tanto, que una compra de los pequeños accionistas de Siemens Gamesa tendría más sentido, desde una perspectiva estratégica a largo plazo," dada la creciente importancia de las energías renovables en los sistemas energéticos mundiales".

Publicidad

Una fusión completa, además, daría lugar a una simplificación de la estructura del grupo y eliminaría parte del exceso de acciones, así como "los reiterados problemas de ejecución de Siemens Gamesa", de la que Deutsche Bank señala que "es evidente que necesita una gestión más sólida de los proyectos, y unos procesos de toma de decisiones más rápidos".

A ojos del banco alemán, Siemens Energy podría justificar fácilmente el pago de una prima del 30 por ciento, equivalente a unos 1.200 millones de euros, para adquirir las acciones que aún no posee de Siemens Gamesa. Y la razón para esta estimación es que se crearían sinergias de hasta 300 millones de euros mediante "el ahorro de la exclusión de cotización, la intensificación de la cooperación entre compañías, y un mejor aprovechamiento de los recursos e inversiones totales".

En portada

Noticias de