La banca deja de apretar las tuercas de las comisiones a los clientes menos vinculados

La banca sigue aplicando comisiones en sus cuentas nómina a los menos vinculados a pesar de que en los últimos meses han apostado por productos digitales sin cargos

Hace un año, la banca sorprendió a sus clientes menos vinculados con un alza de comisiones. En la primavera-verano de 2021, hubo movimientos muy sonados como consecuencia de este cambio en su política comercial.

En ese sentido, los clientes bancarios vieron como ING aplicaba un cargo de 10 euros mensuales a sus clientes sin nómina en el banco, pero que tuvieran depositados al menos 30.000 euros en sus cuentas. También sufrieron este endurecimiento los clientes de Bankia, que sufrieron a pasar a ser clientes de Caixabank.

Publicidad

Asimismo, los usuarios de Banco Santander también sufrieron con las comisiones y exigencias de la entidad que preside Ana Botín (con el lanzamiento de ONE, aunque posteriormente, ya en 2021, se relajaron los requisitos, pero el coste inicial llegó hasta los 240 euros) o de BBVA.

Pero como admite Javier Mezcua, experto en finanzas personales de HelpMyCash, "en algunas entidades domiciliar la nómina no bastaba para dejar de pagar comisiones, sino que hay que cumplir otros requisitos como domiciliar varios recibos, usar la tarjeta un mínimo de veces o contratar productos de inversión".

No obstante, “este 2022 está siendo mucho más tranquilo en este sentido”, explica Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto.

De hecho, “la tendencia ha sido casi al contrario”, añade. Algunos grandes bancos -como Banco Santander o Banco Sabadell-han lanzado en los últimos meses cuentas online-para clientes exclusivamente digitales que no cobran comisiones ni exigen el cumplimiento de requisitos.

Publicidad
Publicidad

“Tal vez se trate de una respuesta a la proliferación de neobancos que, en este sentido, sí suelen contar con una política de comisiones-exigencias más atractiva en sus cuentas”, concluye González.

Qué cobran los bancos en comisiones

A pesar de este giro en la estrategia, la banca sigue cobrando comisiones para los clientes menos vinculados, especialmente, en sus cuentas nómina.

Banco Santander y Caixabank son las entidades que más pueden penalizar a sus clientes si no cumplen condiciones. En ambos casos, el cliente puede sufrir un cargo de 240 euros.

En el caso de la primera entidad, la Cuenta One modificado sus exigencias y si se domicilia la nomina y se usan las tarjetas o si se tienen recibos domiciliados en la entidad no cobra comisiones. Pero estos serían de 10 euros para un producto contratado y 240 euros si no se tiene nómina ni tampoco tarjetas o recibos.

Caixabank cobra 15 euros a los clientes que solo tengan domiciliada la nómina, que deberían realizar tres pagos con tarjeta y tener tres recibos domiciliados. En caso de que no se cumplan ninguno las comisiones que aplica la entidad son de 60 euros al trimestre.

Publicidad

BBVA puede llegar a cargar con 40 euros al trimestre para los clientes que tampoco logren cumplimentar las exigencias de su cuenta nómina, que incluye la domiciliación de la nómina y el uso de tarjetas.

Los clientes de la banca mediana no se libran de las comisiones

Los clientes de la banca mediana también sufren penalizaciones si no cumplen las condiciones. Es el caso de Kutxabank, que aplica un cargo de 30 euros al trimestre, para quienes no tengan domiciliada la nómina, recibos y tarjetas.

Liberbank y Unicaja también aplican la misma cantidad, lo que hace un balance de 120 euros al año para estos clientes.

Por su parte, Banco Sabadell también aplica comisiones a sus clientes: 90 euros al año. Pero en este caso, para poder acceder a estas ventajas es necesario tener domiciliada la nómina, pero también un producto de renting o de inversión.

Publicidad

Cero comisiones aún así sin cumplir condiciones

A pesar de esta tedencia, hay bancos que disponen de cuentas nómina, pero en el caso de que el cliente no pueda o no quiera cumplir con sus condiciones no sufren cargos.

Se trata de Openbank, ING y Abanca, que han hecho de la banca online su razón de ser. González explica que estas entidades pueden hacerlo porque las cuentas digitales soportan menos gastos y, por ende, es menos probable que se apliquen comisiones.

Qué se puede esperar este año

La buena noticia es que “visto cómo está evolucionando el año-y sabiendo que las entidades tienen el foco mucho más puesto en sus productos de crédito, pensamos que la situación será estable”, concluye González.

Mezcua coincide con esta afirmación. "Los bancos no han dado señales de que las comisiones se vayan a reducir. Son una fuente de ingresos del sector y parece que la van a seguir explotando. Los más perjudicados por esta política seguirán siendo los clientes que se ven obligados a mantener una cuenta en su banco, por ejemplo, porque tienen una hipoteca o un préstamo y no pueden cumplir sus condiciones para no pagar comisiones".

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de