KPMG se inocula bitcoins en balance y arrastra a las otras big hacia las criptos

KPMG apuesta con firmeza por el bitcoin y el ether y el resto de las grandes consultoras siguen su camino

Que las criptomonedas están ganando apoyos institucionales es innegable, como prueban algunos ejemplos recientes como la defensa del bitcoin hecha por Fidelity o el análisis del criptomercado realizado por la OCDE.

Otra muestra de esta extensión de los tentáculos de las criptodivisas es el interés en ellas por parte de las Big 4, las cuatro grandes consultoras y auditoras internacionales que en los últimos meses han fijado su interés en las mismas de formas muy variadas.

Publicidad

KPMG opta por invertir en criptomonedas

La apuesta más decidida por los criptoactivos la está llevando a cabo KPMG, que no solo ha ofrecido consejo a sus clientes a través de sus servicios de blockchain para casos prácticos como la lucha contra el blanqueo de dinero, sino que ahora ha apostado directamente por invertir en criptomonedas.

Ese ha sido el caso en KPMG Canadá, que el lunes 7 de febrero afirmó haber completado una asignación de criptoactivos a su tesorería corporativa, "la primera inversión directa de la firma en criptoactivos".

La consultora británica-holandesa añadió a su balance tanto bitcoins y ethers como compensaciones de carbono que le permitan cumplir con los compromisos ambientales, sociales y de gobierno a los que se ha comprometido, y aseguró que "el sector de los criptoactivos sigue creciendo y madurando, y debe ser considerado por los servicios financieros y los inversores institucionales".

Benjie Thomas, socio director de los servicios de asesoramiento de KPMG en Canadá señaló que esta inversión reflejaba la creencia de la consultora en que "la adopción institucional de los criptoactivos y la tecnología blockchain seguirá creciendo y se convertirá en una parte habitual de la combinación de activos".

Publicidad
Publicidad

Un punto de vista que ratificó Kareem Sadek, socio asesor colíder del servicio de criptoactivos y blockchain de KPMG en Canadá, que apuntó que su empresa ha hecho una apuesta fuerte por los criptoactivos, y que continuará mejorando y construyendo sus capacidades "a través de las finanzas descentralizadas, los NFT, y el metaverso", áreas en las que esperan ver un gran crecimiento en los próximos años.

PwC ha puesto en marcha un equipo global

En el caso de PricewaterhouseCoopers, la consultora con sede en Londres ha apostado por conformar un "criptoequipo" repartido entre 25 oficinas de 16 países, incluyendo "las jurisdicciones más activas" en legislación cripto como Suiza, Canadá, o paraísos fiscales como la Isla de Man o las Islas Caimán.

El objetivo de este equipo, explica PwC en su web, es poner a disposición de sus clientes una oferta de "ventanilla única" centrada en los servicios de criptografía con la que atender a criptofondos, brokers de criptomonedas, empresas planteando realizar ofertas iniciales de monedas o tokenizar activos, pero también a instituciones financieras tradicionales que entren en el espacio de las criptomonedas, o gobiernos, bancos centrales y reguladores.

Un ejemplo del trabajo realizado por PwC en el mercado de los criptoactivos es su informe de febrero de 2022 repasando las fusiones y adquisiciones de criptomonedas en 2021, que destacan que aumentó un 4.846 por ciento durante todo el año.

Deloitte se centra en la tecnología blockchain

Por lo que respecta a Deloitte, la compañía no ha respondido a la petición de consulta realizada por finanzas.com para conocer su postura global respecto a las criptomonedas.

Un vistazo a su oferta de servicios, sin embargo, revela un esfuerzo activo de la consultora por compartir contenidos didácticos sobre la evolución de la tecnología blockchain y de activos como los NFT, de los que llegaron a señalar en un informe que ayudarán a la industria del deporte a mover 2.000 millones de dólares en 2022.

Publicidad

Las oficinas rusas de la compañía, por ejemplo, sí cuentan en su catálogo de servicios con una división de servicios y soluciones blockchain, con la que Deloitte busca "ayudar a los clientes a explorar todos los aspectos de la cadena de bloques y a crear soluciones a medida diseñadas para aportar valor".

Esta propuesta se repite de forma similar en sus divisiones de los Estados Unidos y el Reino Unido, pero no da muestras de contar con esta oferta en España, pese a que un anuncio reciente de empleo para su equipo legal buscaba un abogado que pueda centrarse en nuevas tecnologías como el comercio electrónico, el IoT, y el blockchain.

EY busca formas de integrar las criptodivisas

La preferencia de Deloitte por hablar de tecnología blockchain en detrimento de las criptomonedas también la sigue Ernst & Young, la cuarta consultora en discordia que ha dejado distintas píldoras de interés sobre el mundo de los criptoactivos.

La compañía británica ofrece servicios como una calculadora de impuestos para que los clientes estadounidenses estimen sus ganancias o pérdidas de capital asociadas al comercio de criptodivisas, y elabore un borrador del formulario fiscal norteamericano.

Publicidad

También llegó a un acuerdo con Polygon el pasado septiembre para ofrecer a sus clientes corporativos "un mayor volumen de transacciones con costes y tiempos de liquidación predecibles, así como la opción de trasladar las transacciones a la red principal pública de Ethereum".

Otro informe interesante de la empresa de asesoría revelaba en Australia que en 2030, el impacto de los activos digitales podría ser de 68.400 millones de dólares australianos, y emplear a más de 200.000 personas.

Un análisis que llamaba al gobierno oceánico a tomar medidas para adaptarse a esta nueva economía, y que deja otra muestra de cómo de cerca estudian la revolución de las cripto las cuatro grandes consultoras internacionales.

En portada
Publicidad
Noticias de