Renta variable

IBEX 35. Contundente reacción impulsada por Wall Street

El IBEX 35 rebota alrededor del 10% y escala hasta los 7.000 puntos. La reacción del mercado es sólida y viene impulsada por Wall Street, donde los futuros del S&P500 se han disparado al alza

¿Es alarmante la debilidad del IBEX 35?

El IBEX 35 rebota alrededor del 10% y escala hasta los 7.000 puntos. La reacción del mercado es sólida y viene impulsada por Wall Street, donde los futuros del S&P500 se han disparado al alza hasta saltar el mecaniismo autormático que frena las oscilaciones.

Los inversores reaccionan así a la mayor caída que sufrió la Bolsa de Nueva York desde el 'Black Monday' de 1987, con la esperanza de que la respuesta política a la crisis del coronavirus sea contudente, lo que ayer no sucedió. Además, al parqué nacional le ayuda que la CNMV haya prohibido los cortos sobre 69 cotizadas españolas. 

"La naturaleza de la bestia con la que hemos estado viviendo durante las últimas dos semanas es el inevitable rebote de alivio" dice Michael Purves, director ejecutivo de Tallbacken Capital Advisors. Ahora bien, ni siquiera la Fed inyectando un billón de dólares pudo calmar el miedo. 

Dentro del selectivo español, Acciona se dispara el 21% mientras que Siemens Gamesa e Indra suben un 15%, por un  14% que gana Naturgy y un 13% Sabadell y REE. Además, Repsol, Caixabank, Enagás, Iberdrola o Mapfre suben más del 10%. 

En el resto de Europa, el Eurostoxx50 avanza el 7,9% y el Dax alemán se revaloriza más del 7%. En Italia, el Ftse MIb, el selectivo más castigado, repunta el 15%. 

En la sesión asiática, el Nikkei terminó la sesión con una caída del 6,08% y el Hang Seng de Hong Kong corrige el 3%. En Wall Street, que ayer sufrió la mayor caída desde el ‘Black Monday’ en 1987, los futuros del S&P500 suben alrededor del 4%.

En los otros mercados, el petróleo Brent rebota el 2%, luego de hundirse ayer un 7%, hasta los 33 dólares por barril. En el mercado de civisas, el euro/dólar marca un cambio de 1,1205 unidades. 

En la agenda de hoy, estas son las principales citas

  • Eurozona: Solo habrá que prestar atención al IPC de Alemania de febrero
  • Los Estados Unidos: Los datos a seguir serán los precios de exportación e importación y el indicador de percepción de la Universidad de Michigan
  • España: El Instituto Nacional de Estadística (INE) publica el dato definitivo del índice de precios de consumo (IPC) de febrero. Además, BBVA celebra junta de accionistas en Bilbao.

Contexto:

El pánico en los mercados que causó el mayor desplome en la historia del IBEX 35 se suaviza esta mañana, aunque está claro que los inversores han perdido la fe en los políticos.

Ni la Reserva Federal, ni el Banco de Inglaterra, ni ayer el Banco Central Europeo, ni hoy el Banco de Japón, que ha inyectado 5.918 de euros, han sido capaces de levantar a las bolsas.

El rebote tendrá que llegar tras una caída como la de ayer, aunque otra cosa será lo que puedan aguantar las bolsas en positivo. Y es que hay una verdad muy clara, los inversores dudan de la eficacia de las respuestas políticas a medida que los casos de coronavirus continúan creciendo en todo el mundo y las restricciones sobre las personas y las empresas deprimen el sentimiento.

“Todos quieren tener efectivo”, dice a Bloomberg TV Kieran Calder, estratega para Asia de UBP. Es la manera más sencilla de resumir la situación a la que han llegado los mercados.

De momento, para ahuyentar a los especuladores, la Comisión Nacional del Mercado de Valores decidió prohibir las ventas en corto durante la joranda de hoy. Y en Italia, el regulador de los mercados también ha prohibido los cortos sobre 85 valores de la Bolsa de Milán. 

Por supuesto, después de unas jornadas de movimientos tan extremos, es natural que los mercados intente cierta consolidación, aunque solo sea por el efecto de los cazadores de gangas. Este rebote técnico no debería dar una sensación de falsa seguridad. Las bolsas siguen cogidas con alfileres. 

Como apuntan los analistas de Link Securities, "la mayor dificultad a la que se enfrentan actualmente los inversores es la falta de visibilidad. Nadie sabe, ni las propias cotizadas, el impacto que esta crisis sanitaria va a tener en sus cuentas". 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses