Economía y política

La Fed ataca al coronavirus y baja los tipos de interés

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) recorta en medio punto los tipos de interés y los coloca en el rango del 1-1,25% para frenar el impacto del coronavirus en la economía

La Fed mantiene el tono acomodaticio

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) no espera a su próxima reunión del 17 y 18 de marzo y recorta los tipos de interés con el objetivo de combatir los efectos dañinos que la expansión del coronavirus pueda tener sobre el crecimiento económico estadounidense y global.

"Los fundamentos de la actividad económica siguen siendo sólidos. No obstante, el coronavirus supone riesgos en la evolución de la actividad económica", dijo la Fed en un comunicado. La decisión se tomó por unanimidad de todos los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal.

¿Qué más leer?

Australia baja los tipos por el coronavirus pero el G7 enfría los ánimos

Una decisión tomada después de la reunión que mantenida entre los ministros de Finanzas del G7 en la que intervinieron los presidentes y gobernadores de los principales bancos centrales.

La medida pilla por sorpresa puesto que en dicha reunión no se ha acordado ninguna medida concreta u acción coordinada, más allá de exponer un compromiso común para utilizar todas las herramientas posibles para paliar los estragos que pueda provocar el Covid-19.

Aunque ya había voces en el mercado que sí veían posible esta opción. Es el caso de los economistas de Goldman Sachs que, además, también creen que habrá una actuación coordinada con el Banco Central Europeo (BCE), el de Reino Unido y Canadá.

Los ojos en Fráncfort y Londres

Australia ha sido el primer país en mover ficha hasta llevar a sus tipos de interés al mínimo histórico del 0,5%. Mientras que Mark Carney, el gobernador del Banco de Inglaterra, aseguró esta jornada que se prepara una respuesta “poderosa” para defender la economía y que se hará de forma concertada entre los bancos centrales.

Ahora todos los ojos miran a Christine Largarde, BCE, y Mark Carney, Banco de Inglaterra

Por su parte, Lagarde declaró que está preparada para tomar medidas “apropiadas y proporcionadas” a los riesgos subyacentes del coranvirus. Además, la responsable del BCE señaló en un comunicado que este virus crea “muy deprisa” riesgos en las perspectivas económicas y en el funcionamiento de los mercados.

En cambio, el pasado viernes Lagarde tenía una opinión opuesta y dejó caer que no era el momento de una intervención por parte del BCE.

¿Qué más leer?

Coronavirus. Carney anuncia una respuesta "poderosa" y concertada de los bancos centrales

Con todo, toca comprobar si el BCE tiene el mismo músculo y margen de maniobra que la Fed para recortar todo lo necesario el precio del dinero.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.