Renta fija

Lagarde mete en cintura a los bonos. “No hay límites en el compromiso con el euro”

Lagarde, muy a lo Draghi, coge el toro por los cuernos y desinfla las rentabilidades de la deuda. Respira el mercado de bonos tras unas jornadas de mucha presión

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo./ EFE

Las bolsas europeas abrieron al alza tras la intervención por sorpresa del Banco Central Europeo, que anunció un programa de compra de bonos por 750.000 millones de euros para hacer frente a la crisis desatada por el coronavirus.

Va en serio la apuesta de Christine Lagarde para combatir la pandemia. Muy a lo Draghi, la banquera francesa recordó que  "no hay límites para nuestro compromiso con el euro" y recalcó que "los tiempos extraordinarios requieren una acción extraordinaria".

De esta forma, las rentabilidades de la deuda europea se desploman hoy con fuerza como reacción a una inyección de liquidez de emergencia que no tiene precedentes. Y los precios de los bonos, inversos a los rendimientos, también suben con la misma energía espoleados por la potente demanda que hará el BCE.

Donde más se nota el efecto es en la deuda italiana, donde el rendimiento del bono italiano a diez años pierde casi 80 puntos básicos, hasta el 1,626%. En el caso del bono español al mismo plazo, la rentabilidad retrocede 41 puntos, hasta el 0,794%. Y en Alemania, el bono pierde 10 puntos, hasta el -0,336%.

El BCE comprará los bonos soberanos que decida libremente sin tener en cuenta el peso del PIB de cada estado

No obstante, el movimiento más espectacular ha sido el de los bonos griegos a cinco años, que cuyos rendimientos se han desplomado de un plumazo más de 200 puntos básicos.

Se desinflan las primas de riesgo

Por supuesto, el efecto sobre las primas de riesgo es inmediato, y la de España, que ayer alcanzó los 160 puntos básicos, se desinfla hoy hasta los 117 puntos básicos, mientras que la de Italia retrocede hasta 193 puntos.

El movimiento del BCE resulta clave para entender lo que está pasando, y como recuerdan los analistas de Bankinter, “es muy importante porque significa que, en la práctica, comprará los bonos soberanos que libremente decida”, incluida la deuda griega. Además, lo hará sin tener en cuenta el peso del PIB de cada estado, lo que igualmente incluye el papel comercial.

En opinión de Paul Diggie, economista de Aberdeen Standard Investments, “este programa es un claro eco de la famosa frase: "lo que sea necesario". A su modo de ver, no se puede “descartar medidas aún mayores del BCE en las semanas y meses venideros”.

Entre ellas señala, por ejemplo, la coordinación con el Mecanismo Europeo de Estabilidad para proporcionar un apoyo fiscal monetizado o incluso anclar la rentabilidad y los diferenciales de los bonos soberanos en la zona euro.

Para Phillipe Waechter, jefe de Investigación de Mercados de Ostrum (Natixis IM) este programa "reducirá la fragmentación financiera surgida la semana pasada" y ayudará a que "los Estados puedan implementar sus programas de estímulo sin tener que preocuparse de los tipos de interés, que caerán de nuevo".

En definitiva, buenas noticias para relajar las tensiones en el mercado de bonos. Otra cosa es que la calma se mantenga. “Es cuestionable si este será el punto de inflexión”, apunta Cristoph Rieger, estratega de Commerzbank.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.