Actualizado 00:48 CEST Actualizar Actualizando...

El efecto Lagarde no llega hasta Wall Street

Los parqués europeos se giran a la baja y no aguantan las compras de a la apertura. Así, y sin atender a la inyección de 750.000 millones de euros del BCE, los futuros de Wall Street anuncian una apertura en negativo

Publicidad