Los próximos dividendos para un mundo en crisis

Los dividendos que están por llegar en marzo podrían dar estabilidad a la cartera en un momento de alta volatilidad.

La inversión en compañías que pagan dividendos cobra más sentido que nunca. A la volatilidad generada por los bancos centrales (hay incertidumbre no solo del número de subidas de tipos sino del importe) se une la generada por las tensiones geopolíticas entre Rusia y el resto del mundo. El VIX, el índice del miedo, ha superado los 31 puntos de nuevo.

Según los cálculos de Allianz Global Investors, la volatilidad media de las acciones de compañías que pagan dividendos es significativa y sistemáticamente inferior a la de las que no pagan; estamos hablando de una diferencia de más de 10 puntos porcentuales para el amplio mercado de renta variable europeo, añaden y que ponen de manifiesto la importancia del pago del dividendo en épocas de volatilidad.

La consecuencia han sido fuertes caídas en bolsa, pero, de momento, no se han visto afectado el pago al accionista. Si bien es cierto, que, en el primer trimestre, los dividendos se concentraron en enero, para marzo hay previsto que, al menos, tres compañías paguen.

Y es que gracias a los dividendos de la banca, la rentabilidad por dividendo del IBEX 35 se sitúa en el 4 por ciento.

Los analistas esperan que Naturgy pague un dividendo complementario el próximo 15 de marzo de 0,5 euros por acción, lo que arrojaría el dividendo total correspondiente al ejercicio 2021 en los 1,2 euros por acción, muy lejos de los 1,44 euros que pagó en 2020.

Bankinter y su ex filial de seguros, Línea Directa, deberían abonar también dividendos en marzo. El banco que preside María Dolores Dancausa podría repartir 0,065 euros por acción el 22 de marzo, que a precios actuales ofrece una rentabilidad por dividendo del 1,3 por ciento.

Publicidad

La entidad reiteró en la presentación de los resultados correspondientes al ejercicio 2021 su compromiso con destinar la mitad del beneficio al pay out.

Publicidad

Finalmente, los analistas esperan que Línea Directa abone, previsiblemente, 0,032 euros por título el próximo 24 de marzo, lo que supone una rentabilidad del 2,1 por ciento, a cuenta de los resultados de 2021.

La compañía aseguradora confirmó el pasado mes de septiembre que distribuirá el 90 por ciento de su beneficio entre los inversores.

El dividendo de Siemens Gamesa en el aire

El dividendo de Siemens Gamesa está en el aire. La compañía está envuelta en rumores de opa a lo que suman los profit warning que ha sufrido a lo largo de 2021.

Además, ha presentado pérdidas de 400 millones de euros. La compañía repartió el año pasado un céntimo por acción y este ejercicio es de esperar que no haga ningún reparto.

El que sí que está confirmado es el dividendo de Ebro Foods, que abonará el 1 de abril un pago a sus accionistas de 0,19 euros por acción, a cargo de los resultados de 2021.

Publicidad

Dividendo como protección de periodos de volatilidad

En este entorno, los inversores deben ser selectivos. “Cuanto más avance la rotación del value, más inversores tendrán que centrarse en la selección y adoptar una mentalidad de rendimientos reales, lo que implica explorar compañías que puedan preservar el crecimiento de los márgenes/beneficios y seguir ofreciendo dividendos sostenibles”, señalan desde Amundi.

En concreto, las compañías que reparten dividendos tendrán demanda a medida que los inversores se centren en los rendimientos reales. “Los beneficios tienden a convertirse en dividendos con un aproximadamente un año de retraso, por lo que creemos que en 2022 deberíamos ver el beneficio completo del fuerte crecimiento de 2021”, insisten los expertos de Amundi.

Precisamente, desde Allianz Global Investors señalan que “los dividendos otorgan estabilidad a muchas carteras, especialmente en años con evolución negativa en los precios, ya que pueden compensar las caídas en su totalidad o en parte”.

Precisamente, desde WisdomTree señalan que las empresas de alto dividendo tienden a comportarse defensivamente, obteniendo una rentabilidad superior en períodos de volatilidad elevada y una rentabilidad menor en los períodos de baja volatilidad.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de