Siemens Gamesa: opa inminente

El mercado presiona a la matriz de Siemens Gamesa para que lance ya la opa sobre la compañía española

Las llamadas para que Siemens se haga con el control total de Siemens Gamesa siguen repitiéndose con fuerza, y un vistazo al historial del grupo alemán en los últimos años lleva al mercado a inclinarse porque la opción más probable sea la de una opa de exclusión sobre la empresa española.

Durante la sesión bursátil del martes, de hecho, la apuesta de entidades como Citi porque esta opa se cumpla ha subido la cotización de Siemens Gamesa alrededor de un 4 por ciento, impulsando el precio de la compañía hasta los 17 euros ante el incremento de opciones de una opa que anteriormente se ha fijado en un 30 por ciento de prima.

Publicidad

SIEMENS GAM (SGRE)SIEMENS GAM (SGRE)

0,000,00 %
17,95

Una transformación continua del grupo Siemens

En el análisis de los últimos resultados financieros del grupo Siemens, la agencia de calificación crediticia Moody's destaca que el conglomerado alemán "registró un crecimiento orgánico de los ingresos del 9 por ciento en relación con el año anterior".

Moody's señala que este resultado se produjo a pesar de la inflación y las limitaciones de la cadena de suministro, factores que sirvieron precisamente a Siemens Gamesa para justificar el profit warning realizado el pasado 21 de enero, tercero que realizaba en un año y detonante tanto de la destitución de su CEO como del incremento en las exigencias del mercado para que Siemens ponga a raya a la filial del grupo que más quebraderos de cabeza le está suponiendo.

En este contexto, Moody's indica que Siemens no solo anunció unos buenos resultados grupales en 2021, sino también "nuevos pasos en la transformación de su cartera", como la venta de su negocio internacional de tráfico por carretera por 950 millones de euros, la venta de su negocio de correo por 1.150 millones de euros, y la firma de un acuerdo para vender su participación del 50 por ciento en la empresa conjunta, Valeo Siemens e-Automotive.

Publicidad

La agencia de calificación apunta, por tanto, que "Siemens espera incurrir en ganancias significativas en sus libros en relación con las ventas, y cerrar las tres transacciones ya en el calendario de 2022".

Publicidad

Aunque a ojos de Moody's las ventas "mejorarán aún más el apalancamiento neto de la empresa", las perspectivas de la agencia pasan porque una gran parte de los ingresos se utilice para adquisiciones mediante "una combinación de financiación coherente con las políticas financieras declaradas de Siemens, que contienen un límite máximo de apalancamiento industrial neto de 1,5x".

Esta reinversión de los ingresos, además, se produciría "en negocios que mejoren estructuralmente la rentabilidad de Siemens o aumenten la participación en ingresos más estables y recurrentes", detalla Moody's.

Un pronóstico que la agencia ofrece porque, de acuerdo a su punto de vista, a lo largo de la última década Siemens ha remodelado continuamente su cartera mediante adquisiciones y desinversiones, acelerando su transición desde una empresa de fabricación tradicional a un grupo tecnológico más amplio con énfasis en la automatización y la digitalización.

Una tendencia que Moody's espera que continúe.

Se intensifican las demandas de opa sobre Siemens Gamesa

En este marco operativo de Siemens como grupo, las demandas de accionistas para que la división energética del holding, Siemens Energy, se haga con la de energías renovables, Siemens Gamesa, se han juntado con las previsiones de los analistas de que esta opción se haga realidad en un futuro cercano.

Durante la jornada del lunes, Reuters comunicaba que el quinto accionista de Siemens Energy, la empresa de inversión alemana Union Investment, exigía que esta integración entre ambas compañías se produjera lo antes posible.

Publicidad

"Esta integración asegurará el necesario control total (sobre Siemens Gamesa) y, al mismo tiempo, aumentará la cuota de ventas de las energías renovables, lo que significa matar dos pájaros de un tiro", aseguraba Vera Diehl, gestora de carteras de Union Investment, añadiendo que "es un caso de reestructuración, y necesita un gestor de reestructuración experimentado en la cima".

Diehl animaba a Siemens Energy, por tanto, a lanzarse a por el 33 por ciento de las acciones que no controla en Siemens Gamesa, a la vez que daba un voto de confianza en el nuevo CEO, Jochen Eickholt, que ha formado parte del grupo alemán desde 1999 y ha ostentado cargos como el de director de integración en la fallida fusión entre las unidades ferroviarias de Siemens y la francesa Alstom.

Las reclamaciones de Union Investment llegaron al mismo tiempo que los analistas de Citi se sumaban a la opinión de otras entidades como Credit Suisse, esgrimiendo que la mejor solución para los rumores en torno a Siemens Gamesa es "una fusión de todas las acciones".

Publicidad

Siemens Energy no ve una solución a corto plazo para la empresa española

A los tambores de opa que se ciernen sobre Siemens Gamesa tampoco ayudaron las declaraciones de la semana pasada del CEO de Siemens Energy, Christian Bruch, que aseguró que "en el marco actual del mercado, la solución al problema no se logrará en unos pocos meses".

Bruch calificó los resultados de Siemens Gamesa como "frustrantes" y reafirmó su compromiso con que la empresa española tenga una mejora estable.

Las voces del mercado que consideran que esta recuperación debe producirse bajo el control de Siemens Energy, sin embargo, siguen aumentando.

En portada
Publicidad
Noticias de