Bolsa española: la reina del dividendo

Las compañías que cotizan en la bolsa española incrementarán entre un 15% y un 20% el pago de dividendos

Buenas noticias para los inversores en dividendos. Según un informe de Allianz Global Investor, las compañías seguirán regando a sus accionistas con miles de millones este 2022. Especialmente generosos serán los dividendos en España, la región donde más crecerán.

Y es que los expertos esperan que la retribución al accionista crezca a doble dígito en todos los países más grandes de Europa. Para España, que ha sobrellevado relativamente bien las olas de la pandemia en los últimos meses, señalan desde la gestora, el incremento puede situarse entre un 15 y un 20 por ciento, por encima de la media europea que la cifran entre el 10 y el 13 por ciento (Francia, Alemania e Italia).

En Gran Bretaña, por otro lado, es probable que el aumento de dividendos sea más modesto, con un promedio de alrededor del 4 por ciento. Según de Vries-Hippen, director de Inversiones de Renta Variable Europea en Allianz Global Investors, las continuas cargas sobre la economía británica relacionadas con el Brexit están pasando factura

De la suspensión a la plena recuperación

La pandemia de coronavirus trajo la suspensión del pay out al accionista por parte de las empresas ante el incremento de incertidumbre de los bloqueos y las dudas sobre la recuperación. Uno de los sectores más afectados fue el financiero, ya que el Banco Central Europeo (BCE) recomendó la suspensión del dividendo hasta septiembre de 2021.

Una vez levantada esta restricción junto con la mejora económica, las compañías recuperaron estos pagos. Los dividendos totales deberían aumentar, según las previsiones de Allianz Global Investors (AllianzGI), un 8 por ciento, hasta alrededor de 410.000 millones de euros para 2022. 

Publicidad

"De manera diferente al panorama económico general, los pagos de dividendos en 2021 mostraron un desarrollo pronunciado en forma de V", explica Vries-Hippen.

Publicidad

"Con alrededor de 378.000 millones de euros, los dividendos en 2021 volvieron a la tendencia que se había mantenido hasta 2019. Y en 2022, es probable que continúen al alza, hasta alcanzar un nuevo nivel récord de alrededor de 410.000 millones de euros", señala.

Este hecho ya lo adelantó Janus Henderson, que constató que los dividendos se disparan en el tercer trimestre: los dividendos aumentaron un 22 por ciento interanual en tasa subyacente hasta 403.500 millones de dólares, un máximo histórico para el tercer trimestre. A escala mundial, el 90 por ciento de las empresas aumentó sus dividendos o los mantuvo intactos.

España, líder en rentabilidad por dividendo

Según los datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME), las compañías españolas incrementaron hasta noviembre un 4,7 por ciento el pago de dividendos en tasas interanuales. En total se han distribuido 17.083 millones de euros a través de las cuatro fórmulas más utilizadas.

En el arranque de año, una decena de compañías anunciaron el pago de cupones a sus accionistas, lo que suponía el desembolso de casi 3.000 millones de euros.

Estas acciones permiten a España, según los analistas de Allianz, que se sitúe en el top 5 de países dentro de Europa en cuanto a rentabilidad por dividendo y en la tercera posición si se tiene en cuenta solo la eurozona.

Publicidad

Precisamente, el hecho de que las empresas españolas tienen una alta rentabilidad por dividendo ha atraído la atención de los inversores extranjeros, destacan desde BME, que ya son propietarios prácticamente del 50 por ciento de las acciones españolas, 16 puntos más que hace 13 años, señalan desde BME.

Los dividendos influyen en la rentabilidad

"Al igual que en el pasado, los dividendos contribuyeron de forma sustancial a la rentabilidad de la renta variable, especialmente en Europa", afirma Hans-Jörg Naumer, director de Global Capital Markets & Thematic Research.

La ventaja de los dividendos es percibida, especialmente, en el largo plazo. Naumer señala que “los dividendos otorgan estabilidad a muchas carteras, especialmente en años con evolución negativa en los precios, ya que pueden compensar las caídas en su totalidad o en parte”.

De hecho, en el período de 1976 hasta finales de 2021, alrededor del 34 por ciento de los rendimientos totales de las acciones fueron atribuibles a los dividendos. 

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de