Siemens Energy se enfrenta a su propia gestión con la opa sobre Siemens Gamesa

Siemens Energy se enfrenta a su propia gestión en su tarea de corregir el rumbo de Siemens Gamesa tras una posible opa

Siemens Energy, matriz de Siemens Gamesa, confirmó el miércoles que estaba estudiando la posibilidad de llevar a cabo una oferta pública de adquisición sobre el 33 por ciento de las acciones que no controla de la compañía, en una maniobra pensada para poner orden dentro de una compañía "deteriorada".

Fuentes próximas a la empresa española, sin embargo, lamentaban que Siemens Gamesa hubiera llegado a esta encrucijada, volviendo a señalar como culpables a aquellos que ahora recurren a la opa como única vía de escape.

Publicidad

"Cogieron una compañía maravillosa, y se la han cargado", señalaba una fuente cercana a la compañía. "Pero no sé si serán capaces de darle la vuelta".

Otra fuente del mercado, mientras tanto, avisaba: "Si Gamesa arregla sus problemas internos con el onshore, y si la situación externa se normaliza, la empresa vale más que su actual cotización".

Es decir, que a ojos de algunas voces del mercado, la caída de Siemens Gamesa encuentra un claro responsable en Siemens Energy, pero en caso de consumarse la opa, también dependerá exclusivamente de la compañía alemana en qué se convierta la actual cotizada del IBEX 35.

Podrá ser un negocio de adquisición que en retrospectiva resulte extremadamente barato para los intereses del conglomerado Siemens, o en un lastre que tendrá que atribuir a una mala gestión interna.

Publicidad
Publicidad

El mayor garante de Siemens Gamesa, o su mayor lastre

"Desde que llegaron implantaron estructuras complejas, con muchos CEO, con consejeros... Demasiada gente opinando y poca gente realmente asumiendo responsabilidades", explicaba a finanzas.com una fuente próxima a Siemens Gamesa.

A ojos de esta persona, desde que Siemens se hizo con Gamesa en 2017, implantó un modelo de gestión que ralentizaba los procesos de la compañía e hizo mutar radicalmente al núcleo de una empresa española que hasta ese momento brillaba con fuerza dentro del sector eólico.

La "gestión desastrosa" que esta fuente cercana al entorno de la empresa considera que se puso en marcha con la entrada de Siemens Energy en Gamesa, no obstante, se compensaba con una inyección de músculo financiero que sostenía al fabricante de turbinas eólicas, a pesar de que en los últimos años continuara acumulando reveses.

Tanto es así, de hecho, que agencias como Fitch y S&P ya hicieron sonar la alarma acerca de la dependencia crediticia que Gamesa tenía de Siemens.

El declive de Siemens Gamesa, sin embargo, se acentuó en los últimos meses hasta el punto de monopolizar las preocupaciones de los accionistas de Siemens Energy durante su última junta de accionistas.

Publicidad

Y ante la necesidad de parar esta sangría, Siemens Energy optó finalmente por ceder a las presiones de una banca de inversión que reclamaba la consumación de la opa, anunciando al mercado la consideración por parte de su junta directiva de una opa con la que excluir de cotización a la sociedad española.

SIEMENS GAM (SGRE)SIEMENS GAM (SGRE)

0,080,42 %
17,93

Las dudas del mercado ante la opa

El mercado respondió al anuncio de una posible opa sobre Siemens Gamesa con un rebote en la valoración de sus acciones que el miércoles fue del 12,60 por ciento.

Con este incremento, los títulos de la cotizada del IBEX 35 subieron hasta unos 15,91 euros que quedaban muy cerca del precio mínimo que debería fijarse en una oferta de adquisición, el de los 16,5 euros extraídos de calcular la media ponderada de las acciones de Siemens Gamesa durante los tres meses anteriores.

Como se mencionaba anteriormente, una fuente del mercado reconocía que, a un precio hipotético de 17 o 18 euros por acción en la opa, Siemens Energy podría hacerse con la totalidad de una empresa con un valor intrínseco muy alto a largo plazo.

Publicidad

El problema, no obstante, es que el mercado pareció tomar con mucha cautela la prima de compra que pueda establecer Siemens Energy en esta opa. Y que en el caso improbable de que esta operación vuelva a desaparecer del horizonte, los inversores tendrían en su cartera una empresa en claros apuros.

"La posible oferta de Siemens Energy para comprar la participación restante de Siemens Gamesa llega en mitad de numerosos desafíos para el fabricante de aerogeneradores", apuntaban desde Bloomberg Intelligence.

"Aunque dudamos que una estructura de propiedad revisada pueda revertir la caída de ventas prevista, o ayudar a la empresa a volver a la rentabilidad en 2022", añadían.

Sin embargo, la casa de análisis norteamericana reiteraba que "las perspectivas a largo plazo de la energía eólica parecen sólidas, y se ven respaldadas por los elevados precios del gas y los planes para reducir las emisiones".

Una extensión del debate sobre las dudas a corto plazo y las promesas a largo que Siemens Energy tendrá que resolver una vez consume su opa. En el entorno de Siemens Gamesa, no obstante, dudaban de su capacidad para resolver esta papeleta.

Publicidad

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de