Línea Directa y Ecoener: un mes en bolsa que refleja dos visiones del mercado

Los títulos de Línea Directa cerraron su primer mes con un ascenso del 20% y los de Ecoener se dejaron el 10%, un reflejo de la visión del mercado sobre los dos sectores implicados

La compañía de energías renovables Ecoener celebró este viernes su primer mes en el Mercado Continuo con un retroceso en este tiempo del 10 por ciento desde que fijase su salida a bolsa en 5,90 euros, aunque ahora intenta recuperarse de la mano de los inversores institucionales. 

En cambio, los títulos de la aseguradora Línea Directa culminaron el mismo periodo, hace apenas unos días con subida del 20%, casi la misma que registró su primer día de cotización, del 23% hasta los 1,62 euros por acción. 

Publicidad

El desempeño dispar de estos debutantes en la bolsa española refleja las diferentes visiones que actualmente existen sobre los dos sectores implicados, el de la energía renovable y el financiero.

Ecoener tumba los planes de Opdenergy

La caída del 15% que registró en su debut los títulos de Ecoener provocó que Opdenergy aplazase su estreno en los parqués y las dudas rodearan a Acciona y Repsol.

Y es que las renovables son las cotizadas que más caen este año en el conjunto de la bolsa española y pese a contar con el apoyo del consenso del mercado, las ventas continúan y los fondos de cobertura se muestran muy activos sobre estos valores. 

Publicidad

Burbuja y poca penetración de mercado 

La preocupación de estas compañías es “clara” pues pasa por el hecho de que si la primera que ha dado el paso no ha logrado los objetivos planteados “al resto, independientemente de su nombre, también le va a costar triunfos claros, aunque esté detrás Acciona o Repsol”, señalan fuentes financieras. 

El temor a una burbuja está ahí”, explican las mismas fuentes, “y más si ponen en contexto las imponentes revalorizaciones de unas compañías que, con el negocio en la mano, son pequeñas, con poca penetración de mercado y dificultad de expansión". 

Publicidad

Los gestores señalan que los proyectos a los que acceden este tipo de empresas ofrecen cada vez menos rentabildiad por unos precios de la energía renovables “que van para abajo y sin freno” por lo que, esgrimen, “crecimiento en proyectos no significa incremento de la rentabilidad”. 

Por el contrario, los defensores de estas cotizadas señalan que, precisamente, en los tipos de contratos a los que acceden reside la virtud de estas empresas pues optan a adjudicaciones que las grandes ni se plantean porque no les son rentables y esa parcela de negocio siempre va a estar para ellas.

 El momento del sector financiero 

En cambio, el sector financiero vive un momento dulce con el mercado y un viento de cola que favorece su cotización en un marco de rotación de carteras hacia los valores más dañados por el coronavirus, pero de los que se espera un importante crecimiento de negocio conforme se reactiva la economía. 

Hay claros ejemplos en las cotizadas del IBEX 35 como Banco Santander, que batirá en rentabilidad a la gran banca europea mientras apunta a los cuatro 4 euros que son los niveles previos a la pandemia, o el BBVA, que se asienta en los 5 euros conforme saca rendimiento a la venta de los Estados Unidos y se consolida entre los cinco valores del IBEX 35 con más peso

Publicidad

Así, firmas de inversión como Dunas Capital reconocen que hay atractivo en estos valores por otros catalizadores como la evolución de la inflación o el incremento, aunque moderado, del euríbor. Eso sí, sus principales apuestas pasan, precisamente, por las aseguradoras.

Línea Directa, tranquilidad en dividendo y retornos de capital 

Línea Directa ofrece, a un inversor que busca la rentabilidad a largo plazo, uno de los puntos fuertes de este tipo de compañías: el dividendo estable, aunque ahora esté afectado por las restricciones establecidas por el Banco Central Europeo. 

Tras cerrar el primer trimestre del año con un incremento del beneficio del 1,9%, y acabar 2020 disparando las ganancias un 2%, la compañía se compromete a entregar a sus accionistas el 70% de sus beneficios, uno de los ‘pay out’ más elevados de la Bolsa española

Otro de los puntos a favor de Línea Directa reside en que actualmente ofrece una ROE, rentabilidad, superior al 20%, bate al sector en 2,3 veces al sector en los retornos de capital y su estreno bursátil elevó el ‘pay out’ al 94%, según su director financiero, Carlos Rodríguez.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de