Ecoener se recupera de la mano de inversores institucionales

La entrada de inversores de referencia ha servido de reclamo para el valor, que se ha recuperado del batacazo inicial

Una semana después de su debut en el Mercado Continuo, Ecoener logra recuperarse del batacazo que registró en su estreno bursátil.

Las acciones de la compañía gallega cayeron un 15% el pasado martes lastrada por el mal momento en el que se encuentran las cotizadas renovables.

La publicación de sus accionistas de referencia, sin embargo, dejó fuertes subidas gracias al efecto reclamo que atrajo a un mayor número de inversores, lo que posibilitó que Ecoener cerrara en positivo el viernes.

23% en dos sesiones

Entre el jueves y el viernes, la compañía sumó más de un 23% en bolsa que le permitieron corregir las pérdidas registradas en sus dos primeras sesiones en los parqués.

Una revalorización que llega “después de que la empresa haya comenzado a revelar el apoyo de algunos inversores importantes”, explica Sergio Ávila, analista de IG Markets.

Entre ellos, la familia Ybarra Careaga, que cuenta con una participación del 6,147%, según consta en los registros enviados por Ecoener a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a través de su brazo inversor Onchena.

Publicidad

También gestoras de fondos como GAM Holding, que controla una participación del 4,76%, o Handelsbanken Fonder, que controla el 3,325%.

Publicidad

A ellos se suma el empresario Luis de Valdivia, primer accionista de Ecoener con un 70,9% bajo su control.

“Siempre es bueno que entre inversores ‘ancla’, de corte institucional o de largo plazo”, explica Gonzalo Sánchez, director de renta variable de Gesconsult.

Efecto llamada

El reclamo de sus inversores le sirve a la firma gallega, centrada en la construcción y operación de centrales hidroeléctricas, parques eólicos y plantas fotovoltaicas, haya elevado sustancialmente su capitalización de mercado.

“Parece ser que lo que la propia empresa indicaba sobre que los inversores acabarían teniendo en cuenta los fundamentales y la rentabilidad era verdad”, explica Darío García, de XTB.

Publicidad

Ecoener debutó valorada en 5,90 euros por acción, lo que suponía valorar a la compañía en unos 336 millones de euros.

Este lunes, pese a registrar una fuerte caída cercana al 2%, la capitalización bursátil de la compañía se situó por encima de los 350 millones de euros.

La rotación de carteras, en contra de Ecoener

El descalabro en el debut de Ecoener refleja la rotación de carteras hacia valores más defensivos y que perjudica a las renovables. Tras ser los valores protagonistas en el primer año de la pandemia, las empresas de energía verde se hunden en bolsa.

Ejemplo de ello es el rendimiento de las dos mayores cotizadas del sector del IBEX 35, Solaria y Siemens Gamesa, que registran pérdidas a doble dígito este año después de ser los valores del principal selectivo español que más subieron en 2020.

Publicidad

Por el contrario, la banca del IBEX, exponente de valores más defensivos, se disparan este año, con el Banco Sabadell liderando las subidas después de que sus acciones remonten un 70%.

“Ecoener ha salido en mitad de ese movimiento, en el que quizá hay más preferencia por otro tipo de valores”, explica Gonzalo Sánchez.

Impacto en el sector renovable

De esta forma, el debut de la firma gallega ha tenido un impacto negativo para las aspiraciones del sector renovable en un año en el que se anticipaban grandes movimientos.

En concreto, 11 salidas a bolsa planeadas, entre las que se incluyen las divisiones ‘verdes’ de grandes cotizadas como Repsol o Acciona, o distintas ampliaciones de capital como la de Greenergy.

En el primer trimestre ya se paralizaron varias salidas a bolsa como la de Capital Energy debido al menor empuje inversor.

La siguiente iba a ser la de Opdenergy, cuyo estreno estaba previsto para la semana pasada, mientras que la mala experiencia de Ecoener terminó por provocar que la compañía anunciara la suspensión de la operación.

Publicidad

Y todo, “pese a que el libro se cerraba al día siguiente” de que Ecoener saliera al mercado, explica Gonzalo Sánchez.

“Les está pesando el entorno de mercado, transmites una sensación de exceso de papel en un momento que no es el propicio”, explica el analista, sobre las dificultades generalizadas que encuentran ahora estas compañías.

Objetivo: los 7 euros

Pese a que este lunes los títulos arrancaron en 6,79 euros, un 10% más frente al cierre del viernes, el desplome de este lunes, superior al 2%, situó a Ecoener apenas por encima de su precio de salida, en 6,05 euros.

Una caída que vuelve a la compañía gallega “más atractiva”, en opinión de Gonzalo Sánchez.

Por tanto, cabe preguntarse si las acciones de Ecoener están llamadas a seguir revalorizándose en el nuevo escenario.

“Por PER (10), se podría pensar que está barata si lo comparamos con el PER de la industria de energías renovables (34,4 veces)”, explica Sergio Ávila.

En cuanto al precio objetivo a medio plazo, Darío García sitúa a Ecoener por encima de los 7 euros. “Salvando la volatilidad en los últimos días, recordemos que el rango de precios con los que iba a salir a bolsa tenían un precio máximo en los 7,25 euros”, señala.

“Si tuviéramos que marcar un primer objetivo sería precisamente apostar por el precio alto del rango con el que Ecoener tenía previsto salir”, detalla el analista.

En portada
Noticias de