Las pequeñas renovables copan los mayores descensos anuales

El sector de las pequeñas compañías de energía renovable es el que más caídas registra en el año con Solarpack, Solaria, Grenergy y Greenalia como las mayores damnificadas

“No hay dudas sobre el futuro de las renovables”, señaló el consejero delegado de Solaria, Arturo Díaz-Tejeiro, con motivo de la presentación de resultados trimestrales de la compañía que dirige, pero las cotizaciones del sector pasan por su peor momento al copar los mayores descensos en el año. 

La propia Solaria lleva gran parte del año como farolillo rojo del IBEX 35 y del conjunto de la bolsa española con un retroceso superior al 30% y sus defensores esgrimen que, simplemente, se están recogiendo beneficios tras dispararse casi un 250% el año pasado. 

Publicidad

Para estos inversores las caídas actuales ofrecen la perfecta oportunidad de entrada y los últimos resultados presentados, según defienden, son la mejor muestra de que el desarrollo empresarial de la compañía es óptimo.

Solaria superó estimaciones y reitera objetivos 

Solaria cerró el primer trimestre del año con un incremento del beneficio del 44% respecto al mismo periodo del curso anterior, hasta los 10,37 millones de euros, y elevó los ingresos un 90% hasta los 22,1 millones de euros, cifras superiores al consenso del mercado

La compañía, que cuenta con 1.828 megavatios entre los instalados y en construcción reiteró su objetivo de llegar a los 2.150 a cierre de año y a los 18.000 en 2030, mientras que los proyectos de Villaciosa de Odón (782 MW), Cifuentes (626MW) y Garoña (595MW), que ya han salido a exposición pública, suponen el 65% de los objetivos de instalación de 2022. 

Publicidad

Para la compañía, estas cifras, objetivos y previsiones “dan visibilidad al grupo en su cumplimiento de los objetivos de crecimiento”.

Publicidad

Las dudas persisten en sus objetivos 

Pero es en este punto donde los detractores actuales de la compañía señalan que está el peligro de Solaria tras incumplir sus objetivos en numerosas ocasiones y, tras la evolución del negocio pese a las buenas cifras, los inversores que optan por las ventas esgrimen que el plan trazado será altamente complejo de ejecutar. 

Así, argumentan falta de visibilidad con problemas como que algo más de la mitad del ebitda lo genera por el incremento de la capacidad en funcionamiento y no por mejoras de gestión o incremento de precio de la energía, los cuales van a la baja en el sector en el sector renovable. 

Así, ganaría dinero por potencia instalada y no por eficiencia en un mercado cada vez con menor capacidad de penetración, lo cual también genera dudas sobre el sector.

SOLARIA (SLR)SOLARIA (SLR)

-0,36-2,08 %
16,71

El efecto de arrastre a Solarpack y Grenergy 

Estas tensiones afectan al resto de compañías del sector y se unen acontecimientos actuales como el fiasco de la salida a bolsa de Ecoener que obligó a retrasar la de Opdenergy con un último impacto en Repsol que podría precisar de un socio para sacar a cotizar a su filial de renovables. 

Las compras no llegan, el interés de los inversores disminuye y son reacios a entrar en estas pequeñas compañías pues Solarpack y Grenergy caen también cerca del 30% en el curso arrastradas por el temor de un mercado cada vez con menores oportunidades de negocio. 

Otras renovables como Greenalia pierden cerca del 20% este año y la única que resiste es Audax Renovables con un ascenso del 4%, aunque fue la única que cerró con caídas el año pasado, del 9,11%, mientras que sus pares se dispararon (Solaria, un 247,65%; Grenergy, un 157,1%; Solarpack, un 121%, y Greenalia, un 91,05%).

Los bajistas resisten, pero el apoyo del consenso también 

Este cóctel provoca que los fondos de cobertura mantengan presionado al sector con Audax Renovables y Solaria como sus principales víctimas. Aunque el asedio se reduce por momentos, los hedge funds siguen estimando más caídas para estos valores y también se asoman a compañías como Solarpack. 

Un análisis que choca con la visión que el consenso del mercado tiene con estas compañías a las que no dudan en prestar su apoyo a base de recomendaciones de “comprar” y otorgándoles potenciales a doble dígito para los próximos doce meses. 

Publicidad

El 100% de los analistas que recoge el panel de Bloomberg recomienda “comprar” acciones de Audax y Greenalia con un potencial de retorno de la inversión cercado al 30% y al 40% respectivamente. En Grenergy el 87,5% opta también por “comprar” con un potencial del 54,55%, para Solarpack la preferencia de entrar en el valor es del 83,3% con un potencial algo superior al 36% y para Solaria el 60% de los expertos insta la compra con un potencial superior al 56%. 

En portada
Publicidad
Noticias de