La paridad del euro/dólar vuelve al radar de los inversores

Los inversores ven más presiones bajistas para el euro/dólar a medida que la Fed tiene mucho más margen que el BCE para ajustar su política monetaria

El debate sobre para paridad del euro/dólar vuelve a estar abierto. Aunque el par de divisas rebotaba ligeramente este lunes tras los resultados de las elecciones en Francia, los expertos ven más presiones bajistas en el horizonte.

Así se desprende de una reciente encuesta de Bloomberg entre 324 inversores, cuyas conclusiones reflejan que el dólar seguirá revalorizándose en los próximos meses. Ello hace que la paridad entre ambas divisas vuelva a estar en el radar del mercado.

Publicidad

La disparidad de escenarios que se abren ante la Fed y el BCE justifica en buena medida estas expectativas.

El organismo que preside Christine Lagarde se reúne esta semana con la necesidad de hacer frente al incremento de la inflación, y a su vez al menor crecimiento que se espera por la guerra en Ucrania.

Por el contrario, la Fed tiene un camino bastante más despejado para adelantarse al aumento de la inflación, dada la fortaleza de la economía estadounidense.

Por esta razón, el 56 por ciento de los inversores encuestados cree que el dólar volverá a ganar terreno en el trimestre actual y solo el 29 por ciento espera una caída.

Publicidad
Publicidad

La paridad euro/dólar vuelve a escena

En estas circunstancias, “la paridad euro-dólar está de vuelta en el radar” y el cruce entre ambas monedas tiene un mayor riesgo de dirigirse hacia la igualdad, concluyó Bloomberg.

Según explicó a finanzas.com Miguel Ángel Rodríguez, experto en divisas del broker Capex, “tiene todo el sentido del mundo plantear ahora mismo este debate”.

A su modo de ver, “la paridad del euro/dólar sí que es posible”, teniendo en cuenta que la presión ahora mismo es bajista. Eso sí, todo dependerá de los próximos datos de inflación, añadió este experto.

En mayo, la Fed va a subir los tipos de interés en 50 puntos básicos y van a empezar a vender bonos de su balance. “Es algo muy potente e implica fortaleza alcista del dólar, especialmente contra el yen”, dijo Rodríguez.

Publicidad

Por el contrario, el BCE tiene el problema de que no puede subir los tipos de interés porque la economía no está para ello. Y si lo hace será en el último trimestre del año. Así, “el diferencial de tipos de interés va a ir siempre a favor del dólar”, explicaron las fuentes consultadas.

Es más, cuando se trata de preferencias de refugio seguro, la mayoría de los inversores encuestados apuesta por el dólar, incluso en comparación con el franco suizo y el yen japonés.

El petróleo será la clave en el viaje hacia la paridad del euro/dólar

Si bien las expectativas de los inversores pasan por un mayor debilitamiento del billete verde en los próximos meses, mucho de lo que suceda en el viaje hacia la paridad dependerá del petróleo y su efecto sobre la inflación.

“Si la inflación baja un poco, aunque fuera un par de puntos, es posible que la Fed no tenga que subir los tipos de interés de la manera tan agresiva que está anunciando. Y si esto es así, cabe la opción de que el dólar deje de fortalecerse”, dijo Rodríguez.

Publicidad

Por el contrario, si la inflación sigue elevada, sobre todo en los Estados Unidos, sí podríamos ver la paridad o incluso se pueden llegar a escuchar voces que pidan una intervención en el mercado para frenar la caída del euro, explicó este experto.

La hegemonía del dólar no está en cuestión

En cualquier caso, más allá de los niveles de paridad, la encuesta de Bloomberg refleja que el papel del dólar como activo de reserva mundial está fuera de dudas.

Hubo un cierto debate con las presiones de Rusia para que los pagos por su petróleo sean en rublos, pero la divisa de Putin es completamente irrelevante para los inversores.

Cuando se les pidió a los encuestados que nombrasen las tres monedas que concentrarán la mayor parte de las reservas de los bancos centrales mundiales dentro de cinco años, el 97 por ciento dijo el dólar.

Además, el 83 por ciento de los inversores se quedó con el euro como segunda elección, mientras que el 56 por ciento optó por el yen japonés. Ni siquiera el yuan chino alcanzó el podio de monedas más relevantes, con un 40 por ciento de los votos.

Publicidad

“El dólar va a seguir siendo una moneda como patrón de pagos internacional, el rublo no tiene ninguna importancia a nivel global, y aunque se pague en rublos, al final Rusia tendrá que buscar una moneda fuerte”, explicó Rodríguez.

La encuesta de Bloomberg fue realizada entre el 5 y el 8 de abril con un universo de 324 participantes. De esta cifra, el 70 por ciento se autoidentificó a sí mismo como inversores profesionales, y el 30 por ciento restante como minoristas.

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de