El colapso de FTX impulsa a los brokers de criptomonedas descentralizados

La caída de FTX disparó hasta en un 146% el volumen semanal de transacciones en plataformas descentralizadas de compraventa de criptomonedas

El colapso de FTX dejó a su paso un reguero de pérdidas millonarias que arrastró a otras empresas, como Blockfi o Celsius, pero benefició indirectamente a compañías con otro modelo de negocio, el de unas plataformas descentralizadas de compraventa de criptomonedas que vieron como su volumen semanal de transacciones se disparó hasta un 146 por ciento durante el mes de noviembre.

Así lo reflejaban los datos recogidos por la firma de análisis del criptomercado, Delphi Digital, que apuntó que el volumen semanal en todas las cadenas de blockchain de plataformas descentralizadas aumentó de los 20.000 a los 49.200 millones de dólares, "mientras se desarrollaba la saga de FTX".

Publicidad

Al observar la gráfica en términos mensuales, asimismo, el negocio en las plataformas descentralizadas también recogió un aumento considerable, el del 110 por ciento registrado al pasar de los 50.800 millones de dólares de octubre, hasta los 107.000 millones de noviembre.

Un incremento que benefició principalmente a la plataforma descentralizada Uniswap, que acaparó el 60 por ciento del volumen medido, dejando a años luz de distancia a su seguidor más cercano, un Pancakeswap que obtuvo un 9 por ciento del total de cuota de mercado.

Uniswap, de hecho, también llegó a superar en una medición, y tan solo durante un día incluso, a una plataforma centralizada de referencia, Coinbase. Lo hizo el 14 de noviembre, y en relación con el volumen de cambio de ethers por dólares. Durante esa fecha, Uniswap movió 1.100 millones de dólares, mientras que Coinbase se quedó en 600 millones de dólares.

Publicidad

Un efecto que ya se notó durante la caída del terra

De acuerdo al análisis realizado por Delphi Digital, el aumento de volumen en plataformas descentralizadas puede explicarse por una pérdida de confianza en las instituciones centralizadas, derivado de la quiebra de FTX y el posterior contagio hacia otras compañías y activos.

Un dato curioso que se destaca en las gráficas tanto de Delphi Digital como de Cryptorank, sin embargo, es que esta brusca subida en los brokers defi ya se dio durante la caída del terra, el pasado mes de mayo.

Durante este derrumbe del terra, que por aquel entonces se catalogó como "el Lehman Brothers de las criptomonedas", el volumen semanal en plataformas descentralizadas aumentó un 115 por ciento, pasando de 29.100 millones de dólares, a 62.700 millones durante la primera semana de mayo.

Publicidad

Es decir, que los inversores mostraron tener una memoria corta y salieron de las plataformas descentralizadas cuando el seísmo del terra parecía agua pasada, y volvieron a ellas cuando la nueva catástrofe del FTX les cogió a pie cambiado.

El criptoinvierno sigue causando estragos

La bancarrota de FTX, por tanto, si dejó unos pocos ganadores, como pueden ser no solo estas plataformas descentralizadas, sino también aquellos inversores que se arriesgaron a apostar en contra el bitcoin.

La caída del imperio de Sam Bankman-Fried, no obstante, es solo uno de los últimos episodios de un criptoinvierno que se está extendiendo a todo el año 2022, y que se refleja en el hecho de que incluso aquellos exchanges menos afectados, como Kraken, están ejecutando despidos masivos.

Publicidad

Y es que el broker con sede en California anunció esta semana que despedirá al 30 por ciento de su plantilla, o alrededor de 1.100 personas, "para adaptarse a las condiciones actuales del mercado".

Una estrategia, además, que ya siguieron recientemente compañías como Coinbase, que echó a cerca de 60 trabajadores, o Unchained Capital, que mandó a su casa a más de 600 empleados.

El "mal mes" de San Bankman-Fried en FTX

Mientras se producían estos despidos y los inversores luchaban por salvaguardar sus ahorros, el que fuera el niño prodigio del mercado, un Sam Bankman-Fried ahora convertido en enemigo público número uno, hizo una aparición pública durante una conferencia organizada por el New York Times.

Un evento en el que aseguró estar teniendo "un mal mes", y en el que también explicó que, a pesar de estar "ignorando" las peticiones de sus abogados de no hacer declaraciones, quiso señalar que "no había hecho bien su trabajo", pero que "no intentó defraudar a nadie".

Publicidad

Una consideración, eso sí, que ahora llevarán a cabo los jueces que arbitran su caso.

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de