Renta variable

Ocho víctimas de la caída del petróleo (y cuatro ganadoras)

La crisis del crudo parece ver la luz al final del túnel, pero petroleras como Chevron, Gazprom, British Petrolum, Pemex, Suncor Energy o Repsol tendrán que recuperar caídas que, en algunos casos, rozan el 70%

Petroleras como Chevron, Gazprom, British Petrolum, Pemex, Suncor Energy o Repsol tendrán que recuperar caídas que, en algunos casos, rozan el 70%./ EFE

Las caídas históricas del precio del petróleo dejan una víctima clara: el sector energético. Estas compañías han sido las más perjudicadas por el hundimiento de la demanda y exceso de oferta derivado del Covid-19 en los últimos meses. Y así lo reflejan las cifras.

Aunque esta crisis parece que ya ve la luz al final del túnel, las estimaciones de Morgan Stanley auguran caídas cercanas al 60% en la mayoría de las petroleras mundiales.

La más perjudicada por este desplome es la industria del esquisto americano. Las empresas de fracking están en el punto de mira por la pérdida que sufren con un barril del petróleo que se sitúe por debajo de la franja de 50 y 70 dólares.

¿Qué más leer?

La nueva guerra del petróleo pasa por el almacenamiento marítimo

El alto endeudamiento que poseen estas compañías ha generado fuertes descensos en sus cotizaciones, llegando a desplomarse más del 50%, como es el caso de Chevron o Whiting Petroleum, que se declaró en bancarrota por el alto endeudamiento.

Ante esta situación, la administración Trump creó un fondo para apoyar al sector petrolero y del gas de Estados Unidos. "Este movimiento se ha generado debido al fuerte grupo de presión que tiene la industria del esquisto detrás”, apuntan los analistas de IG en un encuentro informativo online sobre la situación actual del crudo.

Chevron y Exxon se han desplomado entre un 40% y un 50%

“El año pasado los beneficios de Whiting fueron de aproximadamente 1,6 millones de dólares, pero su deuda neta doblaba esta cantidad. Por tanto, con unos precios tan bajos y una caída de la demanda se ha visto obligada a declararse en bancarrota para hacer un proceso de reestructuración”, señala Diego Morín, analista del bróker.

Entre las más afectadas ante la crisis del petróleo también destacan empresas estadounidenses como Chevron, cuyo descenso desde finales de febrero es del 49%, y Exxon, que se ha desplomado también entre un 40% y un 50%.

Gazprom lidera las pérdidas en Europa

En Europa, Gazprom lidera las pérdidas con caídas del 59%, le sigue British Petrolum, tras descender en torno a un 53% y, completando el pódium, la española Repsol, que bajó aproximadamente el 52%.

La empresa que dirige Josu Jon Imaz perdió 487 millones de euros en el primer trimestre del año, frente a los 608 millones que ganó en el mismo periodo del ejercicio anterior. Esta petrolera sufrió la depreciación de sus inventarios en 790 millones por el descenso de los precios del crudo.

No obstante, los expertos aseguran que no hay que tener en cuenta esta presentación de resultados. “La entrada en pérdidas es normal, tenemos que fijarnos en el segundo o incluso en el tercer trimestre para ver sus cuentas en base al funcionamiento de la economía”, indicó Morín.

¿Qué más leer?

Repsol supera previsiones y mantiene el dividendo

A pesar de esta situación, la empresa española quiso premiar a los accionistas con su condición de mantener el dividendo pese a la obligación de recortar proyectos. Sin embargo, las estimaciones de los bancos de inversión sobre la petrolera española no son nada alentadores, insisten los expertos de IG, con unos recortes de entre el 30 y 40% de media.

En otros países destaca Pemex, una empresa estatal mexicana con un alto endeudamiento. La semana pasada esta compañía declaró que su deuda ascendía hasta los 24.000 millones de dólares. “Estados Unidos llevará a cabo ciertos procedimientos de rescate en esta empresa dentro de su plan de reflotar la industria del esquisto”, apunta Morín.

Por último, la canadiense Suncor Energy también sufrió descensos en torno al 67%.

Alta volatilidad

Estas empresas viven ahora un repunte. La volatilidad en el mercado del petróleo sigue siendo alta, pero los operadores se muestran más optimistas.

En primer lugar, porque “grandes inversores como Arabia Saudí o fondos americanos inyectaron buenas compras y paquetes conforme se iban apoyando en la zona de los 10 dólares, lo que dio un poco de aire a este tipo de compañía”, explica Morín.

¿Qué más leer?

Repsol conduce al IBEX 35 hasta los 6.700 puntos

Por otro lado, esta semana se reúne la OPEP y grandes bancos de inversión como Goldman Sachs o JP Morgan especulan con una nueva reducción en la producción de barriles diarios en torno a 15-20 millones.

Para los expertos este recorte es necesario. Con el almacenamiento terrestre lleno, las petroleras han visto las plataformas marítimas como una solución para guardar el crudo. “Esto conlleva mas endeudamiento de las empresas, tenerlo en tierra conlleva un coste, pero tenerlo en alta mar multiplica este coste por tres”, advierte Morín.

Sector turístico y aéreo

Por otra parte, sectores como el turístico y aéreo seguirán sufriendo a lo largo del 2020 ya que la apertura y consumo total no será como antes de la llegada del coronavirus.

IAG ha pagado los platos rotos de la llegada del virus y sus acciones se han desplomado más de un 50%, solicitando un préstamo para obtener liquidez a corto plazo”, aseveran los expertos de IG Markets. “Por tanto, tendremos que esperar al tercer trimestre para ver el comportamiento que pueda tener este holding”, añaden.

Finalmente, los precios continuarán teniendo una fuerte fluctuación y el posicionamiento en el sector comenzaría a producirse después del segundo semestre. “Ahora mismo tomar posiciones es algo precipitado”, recalcan.

Las renovables, las más beneficiadas

En España, las energías renovables son las más beneficiadas en esta crisis, a excepción de las farmacéuticas, cuyo auge es pasajero, según Morín. “Hay un gran movimiento inversor especulativo en ese sector”, afirma.

Desde finales de febrero, Solaria ha crecido un 3% aproximadamente y los expertos señalan como posible objetivo los 10,20 euros por acción. Además de la firma que dirige Enrique Díaz-Tejeiro, los analistas también apuntan a Iberdrola, Solarpack y Audax como las más favorecidas y de las que el mercado espera mejores resultados.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.