Renta fija

Bonos ligados a la inflación: ¿un buen refugio con la barra libre de los bancos centrales?

A pesar de que el precio del petróleo ha caído, los bonos ligados a la inflación pueden ser un buen refugio puesto que están emitidos por países investment grade

Christine Lagarde lanzará un mensaje tranquilizador
Christine Lagarde lanzará un mensaje tranquilizador

Las políticas de expansión cualitativa llevadas a cabo por los principales bancos centrales generan oportunidades en bonos ligados a la inflación, que tradicionalmente se han venido beneficiándose de estas políticas durante la pasada crisis financiera. Esta es la conclusión de los expertos de AXA IM.

Y es que los bancos centrales están volviendo a imprimir dinero para paliar los efectos negativos de la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus. En el caso del BCE ha puesto en marcha 125.000 millones de euros y otros 750.000 millones, mientras que la Reserva Federal ha movilizado 1,5 billones de dólares. 

Además, estos productos pueden resultar interesantes para inversores conservadores o aquellos que busquen activos defensivos si optan por bonos bonos ligados a la inflación emitidos por países con calificación investment grade. 

Esto, además, permite solucionar dos aspectos que buscan este tipo de inversores. Por un lado, una rentabilidad, ya que las tasas de interés reales han aumentado, y, por otro, solvencia, ya que la crisis ha dejado a los inversores sin activos libre de riesgo. 

Asimismo, la liquidez no sería un problema puesto que estos productos están vinculados a los programas de compra puestos en marcha por los bancos centrales. 

Riesgos

 

Uno de ellos es esperar que la inflación acabe en el 0% este 2020 provocado por la mayor relación monetaria y el estímulo. A lo que se une la guerra del petróleo que ha provocado fuertes caídas en la materia prima. 

Con todo, el impacto combinado de la mayor relajación monetaria coordinada a nivel mundial y el estímulo presupuestario sobre la inflación aún está por verse, aunque "consideramos que cotizan en menores ratios que la realidad", apuntan desde AXA IM.

También es cierto que han sufrido ventas, especialmente, de inversores que han salio en estos momentos de pánico, pero se trataba de inversores a corto plazo que buscaban obtener liquidez. 

Sin embargo, las expectativas de inflación están deprimidas como resultado de la caída de los precios del petróleo y las expectativas de un crecimiento económico mucho más lento en el futuro.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses

¿Qué más leer?