"Sell in May and go away": este año el mercado va en serio

La tormenta perfecta en el mercado da mucho sentido a la estrategia de vender renta variable en mayo

Una de las pautas estacionales más famosas en Wall Street es el ‘sell in May and go away’, o lo que es lo mismo, vende en mayo y sal corriendo. Este año, el mercado se tomó muy en serio el popular adagio bursátil.

A la combinación de unas pobres cifras de crecimiento con una inflación disparada se suma la guerra en Ucrania y la nueva oleada del coronavirus en China.

Publicidad

Es una situación de “tormenta perfecta”, según la definió el director de análisis de la revista Inversión, Josep Codina, en el podcast de Cierre de mercados por finanzas.com.

Lo cierto es que las estadísticas no dejan espacio para las medidas tintas. En mayo, “la rentabilidad suele ser pobre en el S&P500 y está de media en los últimos 70 años en torno al 0,29 por ciento”, recordó Codina.

El mercado firma su cuarto peor inicio de año de la historia

El selectivo estadounidense cerró el mes de abril con una caída del 8,78 por ciento, y lo que es peor, el último día de negociación se desplomó casi un 4 por ciento.

Es la segunda vez en la historia que el último día de un mes cierra con un desplome de este calibre, según datos de Bespoke Investments. La primera fue en agosto de 1998, en los albores de la crisis puntocom, cuando el S&P500 se hundió un 7 por ciento.

Publicidad
Publicidad

En realidad, la prisa de los inversores por salir atropelladamente del mercado es consecuencia de todo lo anterior, lo que llevó al índice estadounidense a marcar “el cuarto peor inicio de año de toda su historia”, recordó Codina.

“Mayo pinta mal, se juntan muchos factores para que no sea un mes bueno, no hay ningún catalizador para tener buenas noticias”, añadió el experto de Inversión.

El dilema de los bancos centrales

La sensación de que lo peor está por llegar es cada vez más preocupante. Los tambores de recesión, y quién sabe si de estanflación, no dejan de resonar. Detrás están los bancos centrales y la necesidad de cortar por lo sano cuanto antes.  

“Creo que deberíamos ver más correcciones porque a los bancos centrales no les queda otra que llevarnos a una recesión para salir de este entuerto”, dijo a finanzas.com Alfonso Escárate, experto en gestión de family office.

“Los bancos centrales están viendo que esto se les ha ido de las manos y tienen que cortar los estímulos, con lo que el mercado se queda sin gasolina”, recalcó Codina.

Publicidad

El mercado de bonos lleva ya unas cuantas semanas alertando de este entorno más incierto. La reciente inversión de las curvas de tipos es una de las señales más certeras de que la recesión está a la vuelta de la esquina.  

Wall Street se pone a cubierto

La estampida bajista que barrió al S&P500 el último día de abril también muestra que las alertas calaron hondo en el sentimiento de Wall Street.

Uno de los exponentes de este pesimismo es Michael Wilson, el gurú para el mercado estadounidense de Morgan Stanley. Según sus cálculos, el S&P500 caerá entre un 8 por ciento y un 16 por ciento a corto plazo.

Tras dejarse en el año un 13 por ciento, el S&P 500 corre el riesgo de desplomarse aún más en los próximos meses, según los analistas de la firma Strategas Research Partners.

Publicidad

Estos expertos fijan el suelo en los 3.500 punto y Wilson en los 3.460 puntos. En ambos casos la caída está en torno al 16 por ciento.

De nuevo, las estadísticas apoyan la teoría de vender en mayo. De los diez casos anteriores en que las acciones sufrieron pérdidas tan profundas en los primeros cuatro meses del año, en seis ocasiones el mercado extendió sus caídas hasta diciembre, y solo dos veces registraron ganancias superiores al 10 por ciento, según datos de Strategas.

“El año 2020 es la excepción obvia, pero la fuerte caída hasta abril generalmente ha significado que el resto del año seguirá siendo difícil”, advirtieron estos expertos.

Opciones de comprar con las caídas

Con todo, Codina recordó que “en los mercados bajistas suele haber rebotes muy violetos, lo que dejará opciones en el corto plazo para swing trading o para aligerar la carga si no hemos vendido hasta ahora”.

A partir de mediados de octubre, son meses estacionalmente buenos, recordó el experto de Inversión. En su opinión, es posible encontrar compañías con niveles de precios atractivos.

Publicidad

Aunque el riesgo de mercado está en niveles altos, José Lizán, gestor de Rreto Magnum Sicav, reconoció que las caídas han sido tan fuertes que las valoraciones en algunos sectores comienzan a ser interesantes. Por ejemplo, en empresas tecnológicas y de crecimiento (growht).

“Creo que probablemente en tecnología veamos compañías que empiezan a rebotar, aunque lo digo con la boca pequeña porque llevo todo el año bastante negativo”, apuntó este experto.

De esta forma, Lizán apuntó que ya está comprando en cantidades pequeñas y con mucha cautela compañías como Salesforce, Alphabet, Microsoft, SAP y ASML, que “han caído un 30 o 35 y son empresas de mucha calidad”, apuntó.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de