Inmobiliario

La caída del precio de la vivienda meterá la directa hasta alcanzar el 10% en 2021

Los propietarios se resisten a bajar los precios, pero la caída de la demanda provocará descensos

Vivienda
Vivienda

El precio de la vivienda todavía no nota los efectos de la crisis provocada por el coronavirus. Así, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el segundo trimestre creció un 2,1%.

Y, aunque lleva desde 2014, registrando tasas positivas, sí es cierto que se trata de la cifra más baja y constata una ralentización en los precios que ya se inició mucho antes de que apareciera la crisis. 

¿Qué más leer?

El precio de la vivienda se resiste a recoger el verdadero impacto de la pandemia

Para la recta final de año, cuando la crisis ya golpeé con fuerza el sector, sí que se esperan descensos en los precios.

De esta manera, Anaïs López, directora de comunicación de fotocasa, explica que los propietarios no están bajando, de momento, los precios debido a la situación del coronavirus y “las caídas que estamos empezando a registrar son una tendencia normal y natural del mercado”. 

Los propietarios se resisten a bajar los precios

Ya se esperaba para este 2020 una contención de precios en la vivienda de segunda mano y ya en diciembre de 2019 se detectó la primera caída después de casi  cuatro años de incrementos. Por tanto, ya se esperaban estas leves caídas (de momento, no son superiores al 2%). 

De igual opinión es Ferrán Font, director de estudios de pisos.com, quién indica que “ los propietarios por el momento se resisten a hacer grandes bajadas de precio”.

El impacto de la crisis en los precios se notará a finales de año

Lo que sí es posible, prosigue López, es que, en los próximos meses, hacia final de año o principios de 2021, las caídas sean algo más acusadas debido a la crisis del coronavirus. 

No obstante, no serán caídas muy abultadas porque hay que recordar que el precio de la vivienda de segunda mano en España está un 40% por debajo de los precios de los años del boom inmobiliario y, por tanto, los precios en muchas zonas todavía no se han recuperado, matiza la directora de comunicación de fotococasa. 

¿Qué más leer?

El euríbor marca nuevos mínimos en septiembre. ¿Se acerca ya a su suelo?

Sí que quizá se podrán encontrar “chollos” en el mercado de la mano de propietarios que tengan mucha necesidad de vender, pero serán más casos concretos.

¿Cuánto podría ajustarse la vivienda por la crisis provocada por la pandemia?

Todo dependerá de cómo evolucione la crisis, pero el precio de la vivienda podría caer entre un 5% y un 8% a final de año. Las razones hay que encontrarlas en que el propietario será prudente y se mostrará expectante en relación a cómo evoluciona la crisis. 

Para Font la caída estará en línea con el desplome del PIB y no le sorprendería que superaran estos descensos el 10%.

Las caídas pueden acercarse al 10% 

Pero ya en 2021, con la crisis instalada en la economía, las caídas podrían acercarse al 10%. “Especialmente serán más agresivas cuanto más necesidad de liquidez tengan los propietarios”, señala López, quien recuerda que cuanto más pasen los meses sin vender más dispuestos estarán a realizar bajadas importantes de precio. 

Para Font el factor determinante será la evolución de la demanda, por lo que el crecimiento del paro y la afectación por los ERTE son aspectos a tener muy en cuenta. 

Al margen de otros condicionantes, “la oferta deberá adaptarse a la nueva realidad de la demanda y habrá mercados donde el crecimiento del paro junto a la incapacidad territorial de generar trabajo estable con buenos salarios, provocarán caídas de precios más importantes”, advierte Font. 

Por el contrario, aquellos territorios donde la demanda sostendrá la compra de vivienda, como por ejemplo en grandes capitales, también verán menos reducciones en el precio.

Recuperación de las operaciones

La compraventa de viviendas creció un 20% en tasa mensual en julio. Sin embargo, si se tiene en cuenta la variación interanual, la caída fue del 32%. No obstante, como aspecto positivo, estos descensos son menos acusados que en los meses precedentes. 

De aquí a final de año es difícil hacer una previsión, ya que el coronavirus puede cambiar la situación, sobre todo, si afecta a la capacidad de pago de la demanda, pero la previsión es que las cifras mensuales de compraventas vayan recuperándose poco a poco, aunque no se alcanzarán los niveles previos al estallido de la pandemia.

“Lo que está claro es que hasta finales de año no se recuperarán las operaciones no realizadas a causa de la pandemia que, comparándolas con el 2019 suman casi 78.000 desde marzo, lo que significa ya un 16% del total del año pasado”, aclara Font.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.