Productos básicos

El euríbor marca nuevos mínimos en septiembre. ¿Se acerca ya a su suelo?

El índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas bate nuevos mínimos y se acerca al -0,40% de media

Sede del BCE

El euríbor sigue sin encontrar suelo. El índice, al que se referencian la mayoría de las hipotecas, cotiza en el -0,396% en su media mensual, marcando un nuevo mínimo histórico.

¿Qué más leer?

El euríbor cerrará agosto repitiendo mínimos de hace un año

Esta cifra es ligeramente inferior al cierre del mes de agosto, cuando se situó en el -0,359%. Sin embargo, tanto en su tasa a tres meses como a doce meses, el euríbor ha tocado mínimos históricos en cotización diaria al marcar el -0,40%.

Por lo tanto, no parece que haya tocado suelo y bate las previsiones de las entidades bancarias, incluido en el escenario más pesimista. (Bankinter calculaba que el euríbor acabaría el año en torno al -0,27%).

Sin embargo, Joaquín Robles, analista de XTB, considera que ya le queda poco recorrido a la baja y que, presumiblemente, “habrá alcanzado su tope en torno al -0,40%”.

Nuevas medidas expansivas empujarán a la baja

Robles recuerda que el euríbor mantiene una relación muy estrecha con la evolución económica de la eurozona. “El indicador se mueve por las perspectivas macro y la coyuntura económica fue muy volátil en la primera mitad del año”, recuerda Robles. 

Por este motivo, explica que, aunque parece que podría contenerse las caídas en el nivel del -0,40%, podría perforar nuevos mínimos si la segunda ola de contagios provocara un deterioro de las perspectivas macro y obligara al Banco Central Europeo (BCE) a adoptar más medidas expansivas. 

Es probable que el euríbor siga bajando, pero con un menor recorrido

En ese sentido, Simone Colombelli, director de hipotecas de iAhorro, no descarta llegar hasta el -0,50% como consecuencia de las inyecciones de liquidez promovidas por el organismo que dirige Christine Lagarde

De hecho, el euríbor a tres meses, el que se emplea en los créditos de las empresas, ya coquetea con ese nivel al haber tocado en tasa diaria el -0,49%.

En su última rueda de prensa, Lagarde reconoció que sigue muy preocupada por la evolución de la economía y admitió que los tipos de interés seguirán bajos hasta que la inflación no alcance el 2%.

Algo que podría no producirse hasta dentro de año y medio o dos años y medio, lo que significa un euríbor en negativo por lo menos hasta 2022.

Por qué sigue a la baja el euríbor

Si bien es cierto que el euríbor se subió a una montaña rusa los primeros meses de crisis provocada por la pandemia, fue la intervención del BCE la que calmó los ánimos, especialmente en el interbancario. 

“Las subidas del euríbor de abril se debieron a la desconfianza entre los bancos, que secó el interbancario”, recalca Robles. 

No obstante, la intervención del BCE fue decisiva. Esto permite que los bancos sigan apoyando a hogares y empresas a tipos de entre el -0,70% y el -1%, de las subastas de liquidez, muy por debajo de la facilidad de depósito, que se encuentra escalonada entre el -0,4% y el -0,5% “lo que hace rentable a los bancos tener dinero depositado en el BCE” explica Robles. 

En ese sentido, Colombelli destaca que ha sido la liquidez introducida por el BCE la clave para ver estos niveles, ya que en febrero se movía más cerca del -0,2% y únicamente bajó en marzo hasta el -0,3% ante la posibilidad de que el BCE se viera obligado a bajar tipos. Algo que finalmente parece totalmente descartado. 

Los hipotecados, los grandes beneficiados

Con todo, serán los hipotecados los grandes beneficiados, tanto los que cuenten con un préstamo a tipo variable como los de tipo fijo.

¿Qué más leer?

El euríbor abarata las hipotecas con su cierre en mínimos históricos

Estos últimos porque la caída del euríbor presiona a la baja también los intereses de las hipotecas a tipo fijo, a pesar de que los bancos han potenciado estos créditos. 

“Muchos bancos apuestan por estos préstamos con diferenciales que rondan el 1% intentando captar clientes con perfiles más conservadores”, explica Colombelli. También se convierte en un momento ideal para subrogar una hipoteca variable a fija en busca de la tranquilidad que aportan los préstamos fijos.

El euríbor en negativo prolonga que muchos hipotecados no paguen intereses 

En cuanto a las hipotecados a tipo variable, “llevamos varios meses en los que hipotecados con diferenciales de euríbor más 0,25% no están pagando intereses por sus préstamos”, recalca Simone Colombelli.

También beneficia a los hipotecados a tipo variable con diferenciales más altos, puesto que cuando el indicador entró en negativo, las entidades se blindaron estableciendo un suelo de sus hipotecas en el 0%, pero nunca devolviendo intereses. 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses