El cuarto profit warning de Siemens Gamesa en 18 meses apunta a la plantilla

Siemens Gamesa registra pérdidas de 1.226M€ durante los 9 primeros meses de su año fiscal. Plantea un cambio de rumbo que señala a sus profesionales

Siemens Gamesa llevaba tiempo camuflando sus males bajo el manto de la opa lanzada por su matriz, Siemens Energy, pero la publicación de los resultados financieros de su tercer trimestre devolvió al fabricante de turbinas eólicas a su cruda realidad.

La compañía dirigida por Jochen Eickholt disparó sus pérdidas durante los nueve meses transcurridos entre octubre de 2021 y junio de 2022 hasta los 1.226 millones de euros.

Publicidad

Confirmó un profit warning con el que ya había flirteado durante su rendición de cuentas del anterior trimestre, y que se convierte en el cuarto de la empresa en un año y medio. Los tres anteriores ocurrieron bajo el mandato de Andreas Nauen.

Del objetivo del -4 por ciento en el margen ebit marcado por la empresa para 2022, Siemens Gamesa pasó a un nuevo objetivo del -5,5 por ciento, culpando de esta revisión a la baja, principalmente, "a fallos de componentes y reparaciones en modelos previos de plataformas onshore".

"Estamos pasando por un momento muy difícil", reconocía Eickholt durante la llamada mantenida por la empresa con los analistas encargados de monitorizar su desempeño.

Y si bien estas dificultades no están afectando a su cotización por el sustento de la opa, sí están impactando al rendimiento bursátil de Siemens Energy, y podrían tener consecuencias fatales sobre su plantilla.

Publicidad
Publicidad

SIEMENS GAM (SGRE)SIEMENS GAM (SGRE)

-0,02-0,11 %
17,98

Siemens Gamesa extiende su sangría financiera

"Siemens Gamesa cierra los primeros nueve meses del año fiscal 2022 con un desempeño severamente afectado por los retos que se están planteando en el lanzamiento de la plataforma 5X, más complejos de lo que se estimó inicialmente, y el impacto de la situación de la cadena de suministro", asumía la empresa en su presentación de resultados.

La combinación de dificultades externas e internas de Siemens Gamesa se tradujo en unas cifras que, entre abril y junio de 2022, dejó unas ventas de 2.436 millones de euros, que eran un 9,9 por ciento inferiores al mismo periodo del año anterior, y un beneficio neto atribuible de -446 millones de euros.

Al ampliar la mira a los nueve primeros meses del año fiscal de la empresa, Siemens Gamesa reportó unas ventas de 6.442 millones de euros que suponían un descenso del 12 por ciento interanual, y un ebit de -957 millones de euros, equivalente a un margen del -14,8 por ciento.

La deuda neta de la compañía, asimismo, se incrementó hasta un 171,5 por ciento entre abril y junio de 2021, y los mismos tres meses de 2022, al pasar de los 838 millones de euros a los 2.275 millones de euros.

Publicidad

Este descalabro financiero llevó a firmas como Renta 4, Credit Suisse y Banco Sabadell a reiterar sus recomendaciones de acudir a la opa planteada por Siemens Energy, y al consejero delegado de la compañía, Jochen Eickholt, a admitir la necesidad de llevar a cabo cambios que pueden afectar a la estructura de su plantilla.

Una reestructuración que ayude a "optimizar costes"

Reuters publicaba esta semana en exclusiva que Siemens Gamesa está estudiando la posibilidad de recortar unos 2.500 puestos de trabajo, o alrededor del 9 por ciento del total de su plantilla, para recuperarse de las pérdidas que llevan más de un año azotando a sus balances.

Ante la filtración de esta información, Jochen Eickholt indicó en la conferencia mantenida frente a los analistas que "la centralización de procesos" que están planteando bajo su programa Mistral ayudará a "optimizar" sus costes.

"Vemos que nuestras estructuras de gasto generales, administrativas, algunas veces conllevan costes estructurales que son desproporcionados respecto a lo que necesita la compañía", apuntó Eickholt durante su conferencia el 2 de agosto.

Publicidad

Una estructura "desproporcionada" de la plantilla de Siemens Gamesa, que fuentes próximas a la compañía ya denunciaron ante finanzas.com el pasado marzo, acusando precisamente a la parte alemana de Siemens de elevar de forma desorbitada su número de trabajadores tras el proceso de fusión entre ambas empresas.

"El racional de la operación era muy claro, el equipo directivo de Gamesa era bueno y tendría independencia para gestionar la empresa, pero comenzaron a surgir dudas inmediatamente. Ellos en teoría traían a 10.000 trabajadores y en la fusión aparecen 26.000 porque fueron metiendo gente", relataban fuentes próximas a la compañía.

Ahora, Siemens Energy tiene que hacer frente a su propia gestión de Siemens Gamesa durante los últimos años, para tratar de corregir su rumbo. Y la solución a la extensión de su declive, de momento, parece pasar por un recorte de plantilla.

En el momento de la publicación de este artículo, los representantes sindicales de la compañía no habían respondido a las peticiones de comentarios por parte de finanzas.com.

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de