Las vacas sagradas del IBEX 35 cotizan a precio de saldo

Los grandes valores del IBEX 35 se colocan entre los más baratos de los componentes del indicador

La ratio precio/beneficio se coloca del lado de las vacas sagradas del IBEX 35 e indica a los inversores que los valores insignia del IBEX 35 cotizan a precio de saldo. 

De entre los 10 valores del principal selectivo de la bolsa española con un PER más bajo, aparecen 7 componentes de los más representativos del índice ofreciendo al inversor una opción de entrada si se agarra a los precios bajos. 

Telefónica es el segundo valor del IBEX 35 con el PER más reducido, de 2,96 veces, según el consenso de finanzas.com. 

Publicidad

El valor ha vuelto a recuperar los 4 euros por acción, un nivel clave para los inversores minoristas que invita a mayores subidas. “Hay que continuar con posiciones en el valor porque está dibujando un patrón de continuación”, comentaba el jefe de análisis de finanzas.com e Inversión, Josep Codina, en el podcast ‘El cierre’

Los inversores recompensan a Telefónica con compras, sube un 10 por ciento en lo que va de año, y la teleco les ofrece la mayor rentabilidad por dividendo entre sus rivales europeos, del 7,16 por ciento. 

Publicidad

Además, la compañía comandada por José María Álvarez-Pallete ha regresado al dividendo en efectivo, algo del gusto del pequeño inversor que siempre ha calificado la retribución en efectivo como algo fundamental en Telefónica.

Caixabank y Banco Santander se blindan ante Ucrania 

Caixabank es la tercera IBEX 35 con un PER más atractivo, de 4,66 veces. El hecho de que sea el valor que más avanza en el año, un 24 por ciento, no pesa sobre la ratio precio beneficio y los expertos apuntan a que sigue ofreciendo recorrido a buen precio. 

La entidad catalana se beneficia de su máxima exposición de negocio a España tras la invasión a Ucrania y los inversores apuestan por tomar posiciones en la banca más doméstica al descontar menores riesgos. 

Banco Santander cuenta un PER de 7 veces, el quinto menor de todo el IBEX 35. La entidad sostiene por la mínima el nivel clave de los 3 euros por acción y las pérdidas de las últimas sesiones han reducido su subida anual al 3,5 por ciento. 

Publicidad

Los analistas se muestran tranquilos con el valor, la mayoría insta a los inversores a tomar posiciones, y le otorgan un potencial de rebote del 30 por ciento. 

Tras las primeras caídas de los valores bancarios por la invasión a Ucrania, los inversores comenzaron a discriminar a las que tenían el negocio más blindado y Banco Santander es una de ellas.

El mercado presiona a Repsol hacia un nuevo dividendo 

Repsol sigue a Banco Santander en la lista con un PER de 7,26 veces tras entrar en una espiral que empuja a la compañía a subir el dividendo tras descontarse que tanto el petróleo como el gas seguirán con precios altos, lo que generará para Repsol importantes flujos de caja. 

La nueva liquidez, entienden los expertos, debería derivarse a un nuevo incremento de la retribución en efectivo a los accionistas, después de que los resultados anuales confirmasen que dejaba atrás el coronavirus. 

Publicidad

Desde Repsol muestran cautela en este sentido, pero el director financiero de Repsol, Antonio Lorenzo Sierra, reconoció en la presentación de resultados que hay margen para una recompra adicional de 50 millones de acciones. 

Lorenzo Sierra explicó que si se logra un exceso de caja de 1.000 millones extra “sin ninguna duda algo irá a los accionistas. ¿Cuánto? No lo sé, aún hay mucha incertidumbre y volatilidad”.

Rusia sí afecta a BBVA 

BBVA es la última vaca sagrada del IBEX 35 con un PER más bajo, 7,58 veces, justo por detrás de Repsol. El banco se beneficia, al igual que el resto del sector, de los planes de la Fed y el BCE de retirada de estímulos y subidas de tipos, pero la conexión turca con Rusia preocupa al mercado

Así, los títulos caen un 3 por ciento en lo que va de año, sobre los 5 euros por acción. La exposición de BBVA a Rusia es nula, pero las relaciones comerciales entre ambos dañan a la lira y, en consecuencia, a Garanti, la filial turca de BBVA de la que va a pasar a controlar el 100 por ciento. 

Publicidad

JP Morgan señala que esta conexión “debilita aún más la macroeconomía de Turquía”, pues el 10,6 por ciento de las importaciones de Turquía llega de Rusia, el 3,4 por ciento del PIB, mientras que solo el 2,5 de las exportaciones turcas acaban en Rusia. Según JP Morgan, el PIB turco será del 3,2 por ciento este año, frente al 3,4 por ciento estimado antes del conflicto.

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de