La próxima guerra de los bancos españoles será por la rentabilidad

Los bancos españoles librarán una intensa competencia por brillar en rentabilidad, la nueva vara para medir la salud financiera del sector

Los bancos españoles cumplieron con nota en la presentación de resultados, pero más allá del beneficio neto o los ingresos, el campo de batalla donde se librará la guerra en los próximos trimestres será la rentabilidad. Y la competencia será feroz tras zanjar la batalla de los costes.

Solucionados en parte los problemas que ocasionó la pandemia, los bancos se esforzaron por trasladar a los inversores un mensaje optimista de cara al futuro: la rentabilidad se mueve al alza. Es la mejor tarjeta de visita para seducir a los más de 200.000 accionistas que perdió la banca española en 2021.

Publicidad

El Banco de España ya avanzó a mediados de enero lo que estaba por venir. La rentabilidad anualizada de los recursos propios alcanzó el 9,78 por ciento y se está moviendo al alza, alcanzando niveles previos al 2020, según sus estadísticas de supervisión.

En la presentación de resultados, Banco Santander confirmó esta tendencia tras prometer aumentar la rentabilidad, algo que directamente hizo Banco Sabadell. Otras entidades, como BBVA y Caixabank, colocaron el foco en el dividendo, la rentabilidad de sus accionistas.

De una forma o de otra, los expertos consultados por finanzas.com vaticinan que la rentabilidad será la vara de medir la salud del negocio en los próximos trimestres. Y hay que esperar una gran competencia.

Publicidad

¿Qué significa ser más rentable?

La ratio que se utiliza para medir la rentabilidad es el ROTE o retorno sobre el capital tangible. Los bancos necesitan incrementarla para atraer nuevos accionistas.

“Cuando tienes una rentabilidad que está por debajo del coste del capital, que para un banco doméstico está entre el 8 y el 10 por ciento, la tienes que incrementar porque si no estás destruyendo valor para el accionista”, dijo a finanzas.com Marisa Mazo, analista de GVC Gaesco Valores.

El problema es que el coronavirus mantuvo el ROTE bajo presión y en niveles bajos. “La banca entró en pérdidas porque anticipó el impacto de la pandemia con provisiones millonarias”, explicó a finanzas.com Joaquín Maudos, director adjunto del IVIE.

Publicidad

Los bancos pequeños, menos rentables

Ahora, la situación es distinta: “Los bancos anticiparon un impacto menor y no tienen por qué dotar tantas provisiones. Esto es lo que implica que haya habido un repunte muy grande de la rentabilidad”, dijo Maudos. Pero la situación no es igual para todos.

Los dos grandes bancos, el Santander y BBVA, se mueven con una rentabilidad ROTE similar, en torno al 12 por ciento, suficiente para cubrir el coste del capital. Sin embargo, la rentabilidad de Caixabank se mueve en el 7,6 por ciento y Banco Sabadell adelantó al 6 por ciento el objetivo para este año. Solo Bankinter llegó al 10 ciento entre los bancos medianos.

Que los bancos más pequeños y que operan en España sean menos rentables tiene una explicación. Banco Santander y BBVA tienen la mayor parte del negocio fuera de España y es un importante factor diferencial.

Publicidad

Lo cierto es que mirando solo el negocio español, “los bancos han decidido con buen criterio no tocar las provisiones porque aquí todavía estamos con moratorias en los préstamos”, dijo Maudos.

La necesidad de ser más rentables intensificará la competencia

Lo que sí tendrán que hace tantos bancos grandes como pequeños es prepararse para un entorno de más competencia derivado de la búsqueda de la máxima rentabilidad.

Donde realmente está la guerra es en “el incremento de la cuota de mercado, en los créditos, que es la parte rentable del negocio, y en el aumento de las comisiones mientras se rebajan los costes” dijo Mazo. La ROTE es una derivada de todo esto, el resultado de ser cada vez más eficiente.

Al final, un banco es “más rentable porque rodo lo demás le va mejor y es capaz de generar más beneficio neto”, explicó a finanzas.com Nuria Álvarez, analista de Renta 4 Banco.

Publicidad

La rentabilidad ha sido el hándicap que a día de hoy siguen teniendo los bancos a pesar de la recuperación que se ha visto en el último año y “sigue siendo el foco de todas sus estrategias”, recordó esta experta.  

En su opinión, las palancas para 2022 van a estar en la reducción de gastos de explotación en bancos como el Sabadell, Caixabank y BBVA, que recogerán el fruto de los ahorros de costes que empezaron el año pasado.

Hay quienes ya están recogiendo los frutos de esta estrategia. Por ejemplo, Bankinter ha llegado al 10 por ciento de ROTE “ganando cuota de mercado a sus competidores y controlando que los costes crezcan menos que los ingresos”, explicó Mazo.

La subida de tipos altera el panorama

Este es el camino para evitar decisiones traumáticas, aumentar la rentabilidad. Las tasas en las que se movía la banca española eran insostenibles. “Llevamos una década con ROTE en mercado doméstico del 5 y del 6 por ciento. Si esto no cambia a medio plazo, seguiremos viendo fusiones y despidos”, recordó la experta de GVC Gaesco Valores.

Con todo, el reciente repunte al alza de la rentabilidad invita a pensar que el futuro podría ser especialmente brillante para algunas entidades, sobre todo tras apuntar el BCE el pasado jueves que una subida de tipos este año está sobre la mesa.

Publicidad

“Si en un entorno de tipos muy estresado la rentabilidad ha subido, en otro en el que la curva coja pendiente, el margen de intereses se va a ir al alza”, dijo José Lizán, gestor de Rreto Magnum Sicav.

Por eso, los bancos que tienen muchas carteras hipotecarias, como Unicaja y Caixabank, lo están descontando con subidas, ya que la repreciación de las hipotecas va a ser muy fuerte, añadió este experto. Es una variable que estaba en la ecuación de la rentabilidad, pero cuyo efecto no se esperaba tan pronto.

La noticia del BCE es positiva, ya que si suben las expectativas de tipos se recupera el margen de intermediación bancaria, dijo Maudos. Pero hay que tener cautela porque aún quedan por ver los efectos sobre la morosidad de las moratorios de crédito, apuntó este experto.

En portada

Noticias de