IAG se asoma al abismo

Los inversores vuelven a castigar a IAG, que tiene muy cerca el soporte crítico de los 1,81 euros. La secuencia de máximos decrecientes no invita al optimismo pero todavía es posible la reacción

Las acciones de IAG cotizan con caídas superiores al 2 por ciento y vuelven a sentir la presión bajista. En las últimas diez sesiones, ocho fueron de pérdidas, lo que deja a la aerolínea enfilando los mínimos de julio y a escasa distancia del abismo.

Los inversores volvieron a castigar sin piedad a las cotizadas del sector turístico por el miedo al impacto de la variante delta. Además, el temor a que se adelante la retirada de estímulos en Wall Street provocó fuertes caídas en el IBEX 35 y en las bolsas europeas.

Tampoco salieron muy bien paradas las grandes aerolíneas del Viejo Continente, que no pudieron escapar a la corriente de negatividad. Así, Lufthansa y Air France KLM pierden algo más del 1 por ciento, el mismo porcentaje que se dejan las nórdicas SAS y Finnair.

Lo cierto es que los analistas siguen confiando en IAG y ven bien sus fundamentales. El bróker Stifel acaba de extender una recomendación de compra con precio objetivo de 3 euros por acción. Y en Bankinter acaban de revisar al valor con nota igualmente de comprar.

El sentimiento inversor negativo lastra IAG

El problema es que “estos días está predominando el sentimiento inversor negativo por culpa de las nuevas variantes”, apunta Darío García, analista de XTB. De hecho, sus resultados “fueron mejores de lo que se esperaba y los fundamentales acompañan”, añade este experto.

Sin embargo, los inversores no detuvieron a separar el grano de la paja y siguieron incrementando la presión bajista sobre IAG, cuyo aspecto técnico es muy preocupante.  

“No tiene buena pinta porque desde que atacó la zona de los 2,6 euros viene con una secuencia perfecta de máximos decrecientes y así desde luego puede hacer cualquier cosa menos subir”, apunta el analista técnico Roberto Moro.

Publicidad

La secuencia técnica no invita mucho al optimismo. Además, “hace muchas jornadas que se ha situado por debajo de la media de 200 sesiones”, recalca Moro. Otro punto de debilidad a tener muy en cuenta. Esta media está ahora mismo en los 2,06 euros.

Publicidad

Al borde del abismo

Con esta inercia bajista, los analistas consideran bastante probable que IAG se dirija en las próximas sesiones el soporte de los 1,81 euros, los mínimos de julio.

Esta es la clave a corto plazo, porque como se vaya por debajo, el siguiente objetivo está en torno a 1,6 y más abajo en 1,5 euros”, añade Moro. El margen de caída hasta estos niveles es del 19 por ciento.

Los osciladores tampoco mandan buenas señales. Así, la posición del MACD es bajista, según explica en su análisis técnico de IAG el experto de finanzas.com Josep Codina.

Publicidad

Este experto decidió abrir una operación corta cuando los títulos cotizaban a 1,98 euros, con objetivo de caída hasta los 1,72 euros. La entrada lleva un retorno del 3,6 por ciento.

El soporte de los 1,81 euros de IAG aún puede funcionar

Con todo, que IAG llegue a los 1,81 euros no implica que tenga que caer. Es cierto que son los mínimos de julio, cuando el mercado no tenía tanto miedo a la variante delta.

Sin embargo, este soporte ya probó su validez. “Hubo un rechazo muy fuerte por parte de los compradores, por lo que se debería dar una oportunidad al valor”, observa García.

Que hubo un rechazo por el lado comprador significa que la mecha inferior de las velas de esos días es muy grande.

Publicidad

Es decir, se vieron precios bajos pero la acción acabó recuperando buena parte de las caídas. Hubo una presión compradora porque el mercado entendió que ese soporte era fuerte.

De hecho, podría suceder lo mismo y que IAG reaccione con fuerza desde esta zona. De darse este caso, la primera resistencia a recuperar serían los 2 euros, y más arriba los 2,5 euros, “donde hay un objetivo muy claro”, resumen García.

Luces y sombras por fundamentales para IAG

Mientras el precio despeja todas estas incógnitas, los analistas siguen confiando en los fundamentales de IAG. Por ejemplo, en Bankinter consideran que “lo peor ha quedado atrás”.

Según sus cálculos, los ingresos se recuperarán en el segundo semestre de este año y el grupo dejará de incrementar su endeudamiento. “Ya ha sufrido el impacto más brusco y es momento de la recuperación”, apuntan en la entidad. Eso sí, solo recomiendan el valor para inversores dinámicos.

Por el contrario, los analistas de Bloomberg Intelligence no tienen tan claras las perspectivas. Creen que el sector tendrá que seguir concentrado en los ahorros de costes por las inciertas proyecciones sobre la temporada invernal. El problema son los clientes de negocios, que no cogerán el relevo de los turistas en invierno para darle un nuevo impulso al negocio.

En portada

Noticias de