Tambores de retirada de estímulos en la Reserva Federal

Diversos miembros de la Fed se manifiestan a favor de iniciar la retirada de estímulos a la economía este otoño si la situación sanitaria y el empleo así lo permiten

La Reserva Federal estadounidense (Fed) está empezando a preparar el terreno para una retirada de los estímulos económicos (o ‘tapering’, como se conoce a este fenómeno en inglés) más pronto que tarde.

En concreto, se han multiplicado las declaraciones de diversos miembros de la organización manifestando su opinión favorable a comenzar el proceso tan pronto como este otoño si la situación sanitaria y el empleo así lo permiten.

El último en hacerlo ha sido el presidente de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, en una entrevista concedida este mismo lunes.

Aumentan las voces a favor del 'tapering' dentro de la Fed

Específicamente, Rosengren ha argumentado que espera ver una mejora suficiente del empleo que permita a la Fed anunciar su intención de reducir las compras de bonos tan pronto como el mes que viene (en la reunión que está prevista para los 21 y 22 de septiembre).

“Si el próximo informe del empleo arroja otro dato de fuerte recuperación, creo que yo apoyaría el anuncio en septiembre de que vamos a empezar el programa de ‘tapering’”, ha dicho.

“Creo que en septiembre vamos a lograr alcanzar los criterios que nos habíamos marcado. La pregunta ahora es si los problemas asociados a la expansión de la variante Delta (del coronavirus) van a ralentizar la mejora del mercado de trabajo. Pero, hasta ahora, no hemos visto eso”, ha añadido.

Publicidad
Publicidad

Las declaraciones de Rosengren se han unido a otras similares expresadas por otros miembros de la Fed en los últimos tiempos, como James Bullard, presidente de la Fed de Saint Louis; Robert Kaplan, de Dallas; y Esther George, de Kansas City.

El presidente de la Fed es cauto

Si bien, tanto el presidente de la Fed, Jerome Powell; como el vicepresidente, Richard Clarida, han sido más cautos hasta ahora y han afirmado que prefieren ver una mejoría aún más pronunciada del mercado de trabajo antes de emprender esta medida.

En todo caso, este martes por la tarde habrá ocasión de escuchar los argumentos de Powell de primera mano, pues tiene prevista una intervención pública.

De cara al mercado será un momento de cierta relevancia, pues los estímulos de los bancos centrales son parte de la gasolina que ha permitido el buen comportamiento de las bolsas en los últimos tiempos.

El mercado también estará pendiente de la reunión de banqueros centrales de Jackson Hole, que se celebrará a finales de este mes.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de