El difícil despegue de IAG tras 2 años de pandemia (y ahora una guerra)

Las acciones de IAG siguen varadas en los niveles posteriores al confinamiento. Los analistas no tienen visibilidad respecto a la recuperación de las valoraciones en el sector

Tras dos años de pandemia por el coronavirus y ahora con una guerra a las puertas de Europa, International Consolidated Airlines Group (IAG) y el resto de las principales aerolíneas europeas se perdieron el rally alcista del mercado.

Desde los últimos 18 meses, el índice de aerolíneas EMEA de Bloomberg apenas se ha movido, mientras que el Stoxx 600 se revalorizó un 18 por ciento.

Publicidad

Ninguno de los gigantes europeos fue capaz de recuperar los niveles previos al estallido de la crisis sanitaria. Por el contrario, desde los máximos de febrero de 2020, IAG, Air France-KLM e Easyjet contabilizan pérdidas en bolsa en torno al 60 por ciento, mientras que Lufthansa se deja casi un 40 por ciento.

El año comenzó con los cielos muy despejados para las aerolíneas, arropadas por las expectativas de una vuelta a los beneficios y la recuperación de la capacidad.

Sin embargo, la nueva embestida de una pandemia que se creía ya controlada, y especialmente la guerra en Ucrania, cambiaron drásticamente la hoja de ruta, impidiendo la recuperación bursátil que esperaba el mercado en las compañías aéreas.

Publicidad

El despegue imposible de IAG y el resto de aerolíneas

Publicidad

Las acciones de IAG siguen amarradas a los 1,6 euros, prácticamente los mismos niveles en los que estaban cuando el mundo se hallaba confinado en marzo de 2020 y los aviones dormían día tras día en los hangares.

Poco o nada ha cambiado desde entonces en la foto bursátil, aun cuando IAG ganará este año 819 millones de euros según las previsiones de los expertos consultados por finanzas.com.

El problema es que los analistas llevan más de un año sin elevar los precios objetivos porque no tienen visibilidad en sus modelos de valoración. Y el rebote nunca llega.

Para grupos como Lufthansa y Air France-KLM es incluso peor. No solo se han quedado sin potencial alcista, sino que además son las aerolíneas más presionadas por los fondos bajistas, según IHS Markit, un problema que por ahora ha aparcado IAG.

Publicidad

Falta de visibilidad

Si hay algo que desquicia a los analistas es la falta de visibilidad respecto al futuro. Y este es el problema del sector. Lo ilustran muy bien los expertos de HSBC cuando dicen que valorar las compañías en estos momentos es como tratar de “clavar gelatina en una pared”.

En HSBC, los analistas dicen que la situación geopolítica y los temores de recesión se están convirtiendo rápidamente en las principales preocupaciones. Tratar de valorar las aerolíneas en este momento es "como clavar gelatina en una pared", dijeron.

La guerra y el miedo a la recesión se están convirtiendo rápidamente en las principales preocupaciones del mercado, añadieron los expertos del banco británico.

Así las cosas, no queda más alternativa que confiar en las proyecciones de las compañías, por mucho que el entorno se haya vuelto más hostil.

Publicidad

“Lo que estamos teniendo en cuenta es la previsión de la empresa en cuanto a capacidad, que van de menos a más respecto a la recuperación del negocio”, explicaron a finanzas.com desde un broker con sede en Madrid respecto a IAG.

Ahora bien, está por ver el impacto en el negocio de la oleada de cancelaciones que han sufrido los aeropuertos británicos por culpa del Covid-19 y la falta de personal. “No lo estamos teniendo en cuenta a nivel de estimaciones, pero si afecta más de lo que se esperaba habrá que hacer ajustes”, dijeron las mismas fuentes.

Las aerolíneas de bajo coste ven la luz al final del túnel

La dificultad de hacer valoraciones fiables que apoyen la remontada bursátil del sector tampoco impidió que algunos brotes verdes permitan ver la luz al final del túnel. La esperanza es mucho más tangible en los grupos de bajo coste.

Sin ir más lejos, Easyjet acaba de presentar unas pérdidas menores de lo esperado en su primer semestre fiscal. Además, el grupo británico dijo que las reservas para este verano ya superan los niveles de 2019. La clave son los destinos de playa en el Mediterráneo.

En el caso de Ryanair, los analistas de UBS acaban de subir su recomendación hasta comprar. En su opinión, es comprensible que el mercado se preocupe por la recesión, la guerra y la inflación, pero todos estos elementos “están ya descontados en el precio”, apuntaron.

Publicidad

Aumentar la competitividad

Estos rayos de luz que iluminan al bajo coste tampoco son completamente extensibles para las aerolíneas de bandera, que operan con precios más caros. Y hay tarea por delante.

Mientras las low cost se pelean por el mercado, las aerolíneas tradicionales "necesitan reducir el apalancamiento y reestructurar sus costes para ser más competitivas", dijeron los analistas de Bloomberg Intelligence.

Para estos grandes grupos, la clave son los viajes de negocios y da larga distancia, donde está la fuente de la rentabilidad. El problema es que con las restricciones en Asia-Pacífico, la normalidad podría regresar después de 2023, dijeron las mismas fuentes.

Además, para unos y para otros tampoco está claro qué pasará con las previsiones si finalmente la zona euro entra en recesión. Todo el sector está cogido con alfileres.

“Si bien las economías europeas se están reabriendo y los gobiernos están aliviando las restricciones de viaje, el sector de las aerolíneas sigue teniendo desafíos estructurales", dice Luca Rescigno, gestor de Marzotto SIM.

“A menos que haya un estímulo fiscal significativo destinado a mantener la renta disponible, las perspectivas para las aerolíneas siguen siendo mostrando desafíos, especialmente para aquellas con balances débiles”, remachó este experto.

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines: no te decepcionaremos. También puedes añadir el periodismo de finanzas.com a tus redes sociales y apps. Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de