Los fondos de inversión que usan los dividendos contra la volatilidad

Los partícipes de fondos de dividendos podrán beneficiarse de los 410.000 millones de euros que distribuirán las compañías este año

Los fondos que invierten en acciones que pagan dividendo son una alternativa cada vez más demandada en el actual contexto de mercado dominado por la volatilidad.

Constituyen un refugio sobre todo para aquellos inversores con mayor aversión al riesgo que buscan opciones distintas a la renta fija, cuyos rendimientos se han reducido debido a los bajos tipos de interés

Publicidad

"En entornos de tipos bajos como el actual, estos fondos son muy interesantes, ya que con ellos podemos obtener una rentabilidad que no nos dan otros activos", reconoce Victoria Torre, directora de oferta digital de Singular Bank.

Más ‘seguros’ que otros fondos

Otra de sus cualidades es que, a pesar de que invierten en renta variable y conllevan un riesgo de perder capital, este es menor que el de otros fondos de la misma categoría.

Las empresas que reparten sus beneficios lo hacen porque los generan y, en muchos caos, son empresas consolidadas con estabilidad en sus ingresos y con una vocación de retribución al accionista”, explica Torre.

Publicidad

Otra de sus bazas es que, a lo largo del tiempo, estas compañías muestran una cotización superior frente a las que no reparten beneficios.

Publicidad

Lluvia de dividendos en 2022

Los inversores en fondos de dividendos de renta variable europea se beneficiarán este año del torrencial de dividendos que se espera. Según las previsiones de Allianz Global Investors, se prevé un aumento adicional en los dividendos totales de alrededor del 8 por ciento, hasta alcanzar los 410.000 millones de euros en 2022.

Jörg de Vries-Hippen, director de Inversiones de Renta Variable Europea en Allianz Global Investors, argumenta que este año «es probable que se alcance un nuevo nivel récord».

Allianz GI espera tasas de crecimiento de dos dígitos en los pagos de dividendos en los países europeos más grandes, como Alemania, Francia e Italia (con aumentos del 10 al 13 por ciento cada uno). En España puede subir entre un 15 y un 20 por ciento.

Nuestro país está en el top 5 de Europa y en el top 3 de la zona euro en cuanto a rentabilidad por dividendo.

Entre las empresas españolas que van a remunerar a sus accionistas en los próximos meses destacan Línea Directa, BBVA, CaixaBank, Santander, Mapfre, Telefónica o Repsol, que poseen una rentabilidad por dividendo superior al 5 por ciento.

Publicidad

Los fondos de dividendos más atractivos

Los inversores que opten por el dividendo pueden seguir distintas estrategias: invertir directamente en las acciones de compañías que los repartan, o hacerlo en ETF que pagan dividendos o en fondos de inversión.

Entre estos últimos Victoria Torre destaca el DWS Invest Top Dividend. Invierte en renta variable global de empresas de calidad que ofrezcan una rentabilidad por dividendo elevada y registren un crecimiento de dividendos sostenible.

“Es un fondo que, generalmente, muestra resistencia en momentos de caída de mercado, gracias a su orientación a sectores defensivos”, señala Torre.

Este año acumula una rentabilidad del 2,75 por ciento y cerró 2021 con unos retornos del 21,12 por ciento. En el último lustro remontó un 23,57 por ciento, según datos de Vdos.

Publicidad

BNY Mellon Global Equity

Otro de los fondos con potencial, en opinión de Torre, es el BNY Mellon Global Equity que invierte en empresas que persiguen generar unos dividendos superiores a la media y con buenas perspectivas de crecimiento.

Puede incluir empresas de todo el mundo, de todos los tamaños y de cualquier sector. En el año remonta un 1,17 por ciento y en 2021 logró unos retornos del 22,60 por ciento. A cinco años suma una rentabilidad del 43,11 por ciento.

Fidelity Global Dividend

En este fondo la selección de activos se basa en su atractiva rentabilidad por dividendo y en el potencial de crecimiento del capital.

Al menos un 50 por ciento de su patrimonio está enfocado en valores que cuentan con características sostenibles y tiene libertad para invertir en distintas zonas geográficas y sectores del mercado con el fin de aprovechar oportunidades de inversión.

En el año cae un 3,92 por ciento y cerró 2021 con una subida del 14,85 por ciento. Su rentabilidad en los últimos cinco años fue del 38,58 por ciento.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de