Las abandonadas por la SEPI

Treinta empresas están a la espera de un rescate que no llega. La SEPI ha utilizado 968 millones de euros de los 10.000 disponibles

La presión sobre la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) sobre su Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas es máxima y es que en apenas 15 días se cumplirá el aniversario de su creación y el organismo dependiente de Hacienda ha utilizado 968 millones de euros de 10.000 disponibles, el 9,68%. 

Treinta empresas de hasta seis sectores están a la espera de un rescate que no llega y aunque la SEPI ha ampliado hasta diciembre el plazo para solicitar ayudas, solo cuatro empresas se han beneficiado del fondo: Air Europa (475 millones) Ávoris (320 millones), Duro Felguera (120 millones) y Plus Ultra (53 millones). 

El rescate de esta última compañía, una aerolínea, encendió todas las alarmas políticas por las conexiones entre los dirigentes de la sociedad y el régimen de Venezuela

Publicidad

Y también las empresariales, al no entender cómo se consideró estratégica a una empresa que opera el 0,01% de los vuelos en España.

Un rescate que “daña a las estratégicas” 

Diferentes fuentes de varias compañías que precisan de la inyección de la SEPI comparten la misma visión: “El apoyo a Plus Ultra daña a las compañías que sí somos estratégicas, que hemos demostrado nuestra implicación con la economía española y que tenemos un plan de viabilidad claro”. 

El tiempo apremia para estas sociedades inmersas en impagos a empleados y proveedores; en el mejor de los casos, con deudas vencidas sin pagar; en los casos más complejos, o metidas ya en concurso de acreedores y al borde de la disolución, los casos más críticos. 

Publicidad

Son los casos de compañías como Celsa que ha solicitado 700 millones de euros, Hotusa (320 millones), Abengoa (249 millones), Grupo Villar Mir (240 millones de euros), Mediapro (230 millones) Tubos Reunidos (115 millones de euros) Air Nostrum (103 millones), Navieras Armas (100 millones), Wamos (75 millones), Hesperia (55 millones), Room Mate (52 millones), Juliá (37 millones), Airtificial (30 millones), Serhs (35 millones) o Soho (32 millones).

Publicidad

El turismo, en el foco 

Así, sectores como el de la energía, el transporte, el tecnológico, el constructor, el siderúrgico o el audiovisual están afectados. 

Pero es el turismo el que sobresale por encima del resto con ocho cadenas hoteleras -Hotusa, Hesperia, Hotelatelier (antiguo Petit Palace), Room MateSelentaSenator, Soho y Sehrs- a la espera de una respuesta. 

Una situación que lleva al límite al sector justo antes de comenzar la temporada de verano y con noticias como que el Reino Unido, bastión para el sector, haya dejado a España fuera de la lista de destinos seguros para este verano. 

Plazos expirados 

Hace ya tres meses que la SEPI no aprueba ningún rescate lo que ha supuesto que en algunos casos haya expirado el plazo máximo estipulado de seis meses para recibir una contestación

Tal es el caso de empresas como Albastar, Wamos o Juliá que los presentaron entre enero y febrero. Según se desprende de los requisitos, en caso de no recibir una resolución en dicho tiempo se entiende que la solicitud ha sido denegada. 

Publicidad

“Pero tampoco queda claro completamente. El caso es que esto deja a las compañías en una situación de indefensión y de no saber cómo actuar pues del apoyo o la negativa dependerán las decisiones que desde las compañías implicadas debamos tomar”, exponen las fuentes consultadas. 

La "gran complejidad" 

Desde Hacienda se insiste en que se trata de un rescate y que, por tanto, no se trata de una simple inyección de liquidez pues es una intervención directa del Estado con dinero público y cuenta con una "gran complejidad”.

La “complejidad” que se esgrime reside en comprobar si de verdad de trata de una empresa estratégica para la economía española o si el Covid-19 ha sido un duro golpe para la empresa, pero no definitivo y si hay viabilidad futura tras la intervención.  

Además, se analiza si la compañía no estaba ya en una situación crítica antes de la eclosión de la pandemia, por lo que se descartaría en ese caso el rescate. En este sentido aparece el caso de Abengoa pues antes de la petición actual, el anterior presidente, Gonzalo Urquijo, ya acudió a sondear a la SEPI y se encontró con las puertas cerradas

Publicidad

Se esperan respuestas este mes 

También está el hecho, señalan las fuentes, de que “hace apenas dos meses” que se ha nombrado a la nueva presidenta, María Belén Gualda, hasta la fecha máxima responsable de Navantia, y que, en consecuencia “debe analizar ahora estas peticiones y eso lleva su tiempo por la importancia de las decisiones”. 

En cambio, fuentes empresariales esgrimen que ese puesto “llevaba vacío un año y medio con el vicepresidente haciendo las veces de número uno y sí se han aprobado rescates desde que se anunció el fondo”. 

El caso es que se estima que este mes, por el mero hecho de que las vacaciones de verano ya están a la vuelta de la esquina, se conocerá la resolución de varias de las solicitudes presentadas. 

En portada
Publicidad
Noticias de