La aviación fía su recuperación a IAG y a las aerolíneas de carga

IAG confirma su posición de ventaja frente a Lufthansa y Air France-KLM. El conglomerado tirará del sector junto a las aerolíneas de carga

Los Estados Unidos suavizan las condiciones para volar a medida que avanza la campaña de vacunación en los diferentes estados. Y los inversores intensifican, en paralelo, su escrutinio sobre IAG.

Se trata del conglomerado de aerolíneas llamado a liderar la recuperación el sector por varios motivos. Su posición de caja es el principal.

Publicidad

Que en los EEUU abran la mano a los viajeros internacionales fue interpretado este miércoles como una buena noticia para la firma fundada por Iberia y British Airways. Pero no sólo.

También para el sector aéreo al completo y para el conjunto de las empresas turísticas. 

El año comenzó peor de lo que se esperaba debido a los rebrotes y mutaciones del Covid-19 (la conectividad aérea internacional se ha deteriorado durante el primer trimestre).

Aunque el tráfico doméstico repunta desde marzo en varias aerolíneas, "los factores de ocupación de pasajeros están lejos de ser saludables y siguen poniendo en riesgo la supervivencia de muchas", explica a finanzas.com Ralph Michaud, profesor de OBS Bussiness School. 

Publicidad
Publicidad

Por ejemplo no todas las europeas se benefician de la apertura de los Estados Unidos. Además British Airways (IAG), solo Lufthansa-Swiss y Air France-KLM pueden apoyarse con solvencia en este mercado.

IAG acumula las recomendaciones de compra

Las acciones de IAG recuperaron un 140 por ciento desde noviembre de 2020.

Además, dentro del sector aéreo, la compañía hispano-británica es de las mejores posicionadas para lanzarse a conquistar nuevos máximos, y presenta un potencial alcista superior al 25 por ciento.

Pero, a igual que al resto de firmas del sector, el aumento de los títulos está a expensas de la recuperación de la actividad.

Por ejemplo, los avances en los procesos de vacunación podrían facilitar la movilidad durante los meses de verano.

De ser así, se estima un repunte de la actividad de vuelos europeos por encima del 60 por ciento, sobre todo si el Reino Unido elimina a España de su lista "negra".

Publicidad

IAG (IAG)IAG (IAG)

0,00-0,32 %
1,39

La importancia de volver a volar

Las fuentes consultadas coinciden en la necesidad de recuperar la actividad aérea. Pero cuando ello suceda, no querrá decir que las compañías retornen a los beneficios inmediatamente. 

Durante este año se espera que no obtengan beneficios; pero sí que reducen pérdidas.

La financiación de la deuda es esencial, de acuerdo con XTB Brokers, para poder aguantar hasta finales de 2023. Se espera que las aerolíneas vuelvan a los números verdes durante ese ejercicio.

En este caso, una de las mejor posicionadas es IAG.

Publicidad

Es cierto que las compañías aéreas incrementaron su deuda en 33.000 millones de dólares (IAG lo hizo en más de 2.000 millones). Pero el grupo de Iberia y British Airways goza de una posición de caja elevada. 

Las ayudas seguirán siendo vitales

Para los próximos ejercicios, los de transición hasta la recuperación total, seguirán siendo vitales las ayudas gubernamentales. 

Hacia finales del primer trimestre de este año, se estimaba que la industria había recibido 52.100 millones de dólares más. 

"Existen además ayudas de tipo regulatorio encaminadas a dar flexibilidad a una industria que atraviesa graves dificultades", recuerda Michaud. 

Un ejemplo es la Unión Europea, que prepara un cambio a la norma conocida como el "úsalo o piérdelo", referente a los derechos de aterrizaje (slots) en los aeropuertos. 

Publicidad

Según esta regla, una aerolínea debe utilizar, al menos, el 80 por ciento de sus slots asignados o los perdería para el año siguiente. Esto obligaba a los operadores a realizar viajes vacíos, incrementando los costes. 

Este alivio regulatorio fue puesto por primera vez como medida de emergencia en marzo de 2020 y se plantea mantenerlo mientras dure la situación pandémica.

Las aerolíneas de carga resisten

Paralelamente a esta situación por la que atraviesan las aerolíneas comerciales, el transporte de carga aérea continúa su evolución positiva. 

En enero de 2021, el volumen de carga aérea fue el 1,1 por ciento mayor que en enero de 2019. En febrero un 9 por ciento mayor, situándose en niveles de 2018.

El índice global de producción industrial se encuentra por encima de los previos a la pandemia y a ello se suma el transporte de las vacunas. 

Sin embargo, afirma Willie Walsh, director general de IATA, que "uno de los principales retos de la carga aérea es encontrar capacidad suficiente".

Destaca "la necesidad de claridad en los planes de los gobiernos para un reinicio seguro de la industria, porque entender cómo podría recuperarse la demanda de los pasajeros indicará cuánta capacidad en bodegas estará disponible para la carga aérea". 

En portada
Publicidad
Noticias de