Las cotizadas hacen cola en la SEPI tras un año de Covid-19

Abengoa es el último ejemplo de una cotizada que busca en el fondo de rescate de la SEPI su viabilidad empresarial después de comprobar el impacto del Covid-19 en un año

Abengoa solicitó a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) un rescate de 249 millones de euros acogiéndose al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas sumándose así a otras cotizadas que ven en el organismo dependiente del Ministerio de Hacienda a su único salvador. 

Publicidad

La compañía de ingeniería y fabricación de componentes decidió acudir a este fondo, dotado con 10.000 millones de euros, un año después de que se declarase el estado de alarma en España por la eclosión del coronavirus en el país. 

Una fecha que también coincide cuando la inmensa mayoría de las cotizadas acaban de cerrar su ejercicio fiscal y, respecto a 2020, poseen una radiografía completa del impacto de la pandemia en un curso completo. 

Duro Felguera, el clavo ardiendo del Mercado Continuo 

La petición de Abengoa se produce poco después de que la SEPI diese el visto bueno al rescate de Duro Felguera valorado en 120 millones de euros, convirtiéndose esta empresa en la primera cotizada en beneficiarse del plan activado por el Gobierno. 

La aprobación de la ayuda a la empresa acerera asturiana se ha convertido en el clavo ardiendo de las cotizadas del Mercado Continuo que precisan de importantes inyecciones de liquidez para continuar con su actividad empresarial. 

Publicidad
Publicidad

Un día antes de conocerse la petición de Abengoa, otra compañía también andaluza, del Mercado Continuo y de ingeniería, Airtificial, solicitó al organismo 30 millones de euros.

Tubos Reunidos también espera a la SEPI 

Tubos Reunidos también ve en la SEPI la vía de financiación adicional para aliviar su balance y por ello solicita 122,8 millones de euros. 

La petición la realizó el pasado 7 de enero, un año después de lograr la novación del acuerdo de reestructuración logrando 15 millones de euros adicionales avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). 

Es más, este mismo año volvió a acudir al ICO para conseguir que garantizase cerca de siete millones de euros en créditos. 

Las dudas se ciernen sobre las decisiones de la SEPI 

El fondo activado por Hacienda está destinado en exclusiva a empresas que se consideren estratégicas para el país y que el Covid-19 haya supuesto un golpe temporal, aunque decisivo, para el negocio, pero que solventada la pandemia la viabilidad permanece intacta. 

Y es en estos dos puntos fundamentales donde aparecen las críticas políticas y empresariales hacia el ministerio dirigido por María Jesús Montero en relación a la situación económica de las compañías. 

Publicidad

Tubos Reunidos encadena seis ejercicios consecutivos en pérdidas y Duro Felguera cuenta con un patrimonio negativo de 147 millones de euros desde antes del coronavirus. En cambio, a Abengoa ya se le negó una vez este ayuda al apuntar desde la Moncloa que sus problemas eran previos al coronavirus. Además, la sevillana presentó sus estado financiero a la CNMV sin auditar.

Entrada del Estado en el accionariado 

Otra de las cláusulas con las que cuenta el fondo de rescate es la entrada del Estado dentro del accionariado de la compañía con el objetivo de vigilar su inyección de capital. En el caso de Duro Felguera, por ejemplo, será el Principado de Asturias quien entre en el accionariado. 

Además, la SEPI no puede aprobar en solitario los rescates, sino que necesita del ‘ok’ del Consejo de Ministros para ello y en caso de que las ayudas sean superiores a los 250 millones de euros es la Comisión Europea quien tiene la última palabra. 

Publicidad

Hasta la fecha, Hacienda ha recibido decenas de solicitudes de rescate y únicamente han salido a luz aquellas que se han hecho públicas desde las compañías al solicitar la ayuda o al confirmar la inyección del orgamismo. 

La lista opaca de la SEPI 

Y es que las empresas no están obligadas a reconocer públicamente que han pedido la intervención del Estado, algo que sería beneficioso para las compañías cotizadas pues este tipo de informaciones son consideradas como sensibles por el mercado y afectarían directamente a su cotización. 

Hasta la fecha, el fondo ha cerrado tres operaciones. La de mayor peso es la de Air Europa con 475 millones de euros, seguida de los 120 millones de Duro Felguera y los 53 millones de la aerolínea Plus Ultra

De estas, únicamente Duro Felguera es cotizada, aunque Air Europa fue comprada a inicio de año por Iberia, gupo IAG, por 500 millones de euros. 

La compañía de viajes Hesperia, la también turística Avoris (agencia de viajes de Barceló Globalia) o la productora Mediapro son otras de las empresas fuera de los parqués que también negocian con la SEPI. 

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de